Comentario sobre Fernández Marín: El sistema se revuelve
RSS

23/9/2001 - 00:00
Enviada por fidel





Me preocupó mucho lo de Fernández Marín ayer en Mendizorroza. Vimos una vez más un mal arbitraje -lo cual no es novedad- que nos guindó un puntito -la historia de nuestra vida- ante un rival más importante que nosotros. Quizás por déjà vu, el tema no debería de asustarnos. Aunque en la actitud de Fernández Marín en su mal arbitraje hubo detalles feos, que preocupan.

Siendo un mal árbitro, este señor es internacional. Es uno de los "mejores" para el Sistema, uno de los que mandan, o de los que se lleva bien con los que mandan. Ayer empezó "de guay", dejando jugar, no poniéndose nervioso con las tarjetas, mostrando la primera a Mauro Siva a la segunda entrada del internacional brasileño. Al Alavés también le respetó, a su manera. El partido iba 0-1, y la cosa fue a peor: el Glorioso pugnaba por empatar ante un Depor que se empleó con todo, futbolístico y no futbolístico.

El caso es que el partido dejó de ser un cuento de hadas y al colega de negro se le empezó a complicar. Ahí empezó el calvario para el árbitro. Bueno, quizás lo de calvario sea una exageración: me da a mi la impresión de que a este hombre no le asusta nada. Cuando empezó la leña, simplemente siguió su instinto y respetó a los suyos. A Mauro Silva, por ejemplo. Otro hombre del sistema, que hace su trabajo -¡faltaría más!- jugando duro, algo que esta gente de la grada de Mendi... -¿cómo coño se llama este campo?- no entiende. ¡Pobres recién llegados! Ya aprenderán. No pretenderán que le expulse al chaval... El caso es que poco a poco el partido se torció, sin que el colegiado hiciese nada para solucionar el problema. Y, para colmo, un chavalín de este equipo -¡quiénes se creerán que son!- va y me levanta los brazos tras pitarle una falta. Eso no se puede hacer, ¡qué falta de respeto! Un viaje a la ducha le vendrá bien... Doble rasero en el momento clave.

Para colmo de fastidio, el equipo local no se resigna al 0-2 ni al 2-3. Una vez más, ¡quienes se creeran que son!. Encima, se atreven a marcar un golazo cuandohe pitado peligro. ¡Si es que no ayudan nada a los árbitros! Con lo fácil que era esto con el 0-2, ¿por qué no se resignarán estos tíos y dejan de darnos guerra a la gente -equipos, colegiados- importantes? En fin, espero que para otra vez aprendan.

Desde luego, si Gonzalo Antón quiere seguir abriendo frentes para defender los intereses -reales o espúreos- del Alavés, ayer Fernández Marín se lo puso a huevo. Es una lástima que el techo del equipo no lo marquen ni las limitaciones del equipo ni los errores propios, sino las decisiones acomodaticias de un sistema que no acepta bien a los recién llegados. Además, aquí no puedes reñir con Euskaltel para fichar por Telefónica. Aquí no hay alternativa. Es una lucha complicada, pero algo habrá que hacer para que no se nos pierda el respeto.


Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal