Pucela se rinde ante la superioridad albiazul
RSS

21/10/2001 - 11:55
Enviada por Asier





Un partido curioso el que presenciamos esta jornada en el José Zorrilla. 1-3, un gran resultado para un Deportivo Alavés que se acerca aún más a esos puestos de ahí arriba que tan agradables se le hacen a uno a estas alturas de temporada. Para ello, se han mezclado varias características en el comportamiento de los jugadores albiazules.

Por un lado, la experiencia y la juventud. Claramente demostrable en los jugadores Fabrizio Coloccini y Delfi Geli. Ambos jugadores han participado de una manera ciertamente positiva. El primero de ellos, Fabrizio, nos lleva demostrando durante todos los partidos su calidad, su buen estado físico, su agilidad defensiva y también, en el partido de Valladolid sobre todo, su capacidad ofensiva, bien con la cabeza (0-1) y bien con el pie (0-3). Respecto al tema que tratamos, demuestra bastante experiencia aún teniendo solamente 19 años. Éste es el más claro ejemplo de mezcla entre estos dos conceptos.

Geli, por otra parte, hace uso de su experiencia y su veteranía, gracias a su edad y a su participación en equipos de bastante diferencia táctica. Pero,por su estado físico y mental, nos da la impresión de juventud. Ante el Valladolid ha hecho muy buenas carreras por la banda, como en casi todos los partidos, y unos pases y unos centros medidos a la cabeza de los delanteros (o defensas como Coloccini o Téllez).

Aparte de estos aspectos, hemos apreciado también una mezcla de fuerza e inteligencia en la medular. La fuerza aparecía en la situación defensiva del equipo, en jugadores como Pablo o Witschge. La inteligencia se ha visto por ejemplo en Jordi Cruyff, que ha sabido controlar todo el partido desde su situación en el mediocampo. Ibon Begoña también ha dejado aflorar su inteligencia en sus jugadas por la banda, no muy numerosas, pero sí acertadas.

Respecto al tema táctico, Mané ha sorprendido a la mayoría de los espectadores de este partido. Parecía que salía al campo con un carácter defensivo, y así ha sido en los primeros cinco o diez minutos; pero eso sí, a medida que pasaban los minutos iba adelantando a su equipo, a todo el bloque, acabando el partido con tres delanteros, aún ganando 1-3 y encima fuera de casa. Un claro ejemplo de valentía y calidad táctica, de la que pocos entrenadores pueden presumir.

En definitiva, una victoria merecida la del equipo babazorro, que ha dado una clara lección de fútbol a un equipo demasiado confiado en la racha goleadora de su estrella, Tote, tras la goleada ante el Athletic la jornada anterior.



Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal