Villarreal 1 - Glorioso 0: Notas personales sobre el partido
RSS

25/11/2001 - 15:07
Enviada por fidel





Poco a poco nos estamos haciendo grandes, con los defectos incluso de los equipos grandes. Por ejemplo, ya tenemos campos malditos. Además de San Mamés, parece que El Madrigal se nos atraganta. No solo no ganamos, sino que tampoco merecemos mejor suerte. Con solo un tiro a puerta en condiciones poco se puede hacer. El Glorioso es especialista en sacar petróleo de estos partidos grises. Pero a veces la flauta no suena. Y en el Villarreal no están para conciertos.

Hubo un momento del partido este en que me he tenido que ir a la guía del Marca para ver si El Madrigal era tan estrecho como me parecía. Al final, resulta que es poco más o menos como los demás campos de la liga. O sea, que lo que el atasco de hombres en la primera parte era cosa del juego, no del campo. Del juego albiazul, porque el Villarreal se ha sabido mover bien por entre la poblada defensa albiazul. Si a veces se dice con razón que no por tener más delanteros se es más ofensivo, ante los castellonenses quedó claro que no por tener muchos centrales el equipo es más seguro. El peligro amarillo llegó casi siempre por el centro, y el gol llegó de una jugada de estrategia.

Los delanteros volvieron a quedarse sin marcar. No es noticia. Sí que vuelve a serlo el que da lo mismo quién esté solo en punta. Ni Navarro ni Alonso hicieron nada distinto a bregar con la zaga local -¡ay, Berruet, qué difícil se hace verte enfrente!- quemando energías en una inútil lucha por buscar la ocasión que no termina de llegar, sobre todo si los defensas no meten la pata. Ni la pierna o el codo. Suena raro decirlo del segundo equipo de la liga, pero este Alavés es un equipo pobre en ataque. Veámoslo como algo positivo: si así vamos segundos, el día que los delanteros hagan lo que se supone que deben hacer, el límite está en las estrellas.

El liderazgo tendrá que esperar. Se han dado todas las circunstancias para que el Glorioso volviese a lo más alto setenta y un años después -¡hay que ver con qué ligereza algunos medios han hablado de que el equipo podría ser lider por primera vez, cuando ya lo fue!- salvo una: el Alavés palmó. Se aplaza el asalto a la cabeza una semana. Cambiarán algunas circunstancias: se jugará en casa, el rival será un equipo grande sobre el papel... Esperemos que cambie también el resultado final.


Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal