Zaragoza 0-Glorioso 2: Notas personales sobre el partido
RSS

09/12/2001 - 16:45
Enviada por fidel





Y no era flor de un día, señores. Se acabó el ver a la Paca en la Gazzeta de lo Sport como máximo exponente del alavesismo. Ahora esa historia ya no vale, porque este equipo ha dejado de ser una anécdota en lo alto de la tabla. Son ya dos jornadas, y aunque la cima es cosa de uno, sí que da la impresión de que este Alavés puede estar unas cuantas jornadas más merodeando el vértice superior de la clasificación. Ayer en Zaragoza dio muestras de dominar el estilo de juego de contención y zarpazo, desarmando al equipo maño y creando media docena de ocasiones, de las cuales dos terminaron en el puchero.

Bien es verdad que el partido no fue, desde el punto de vista del planteamiento albiazul, muy diferente a otros. Sin embargo, el equipo ahora tiene gol. Cuatro en dos partidos. No es para empacharse, pero la guarnición de ocasiones y tiros a puerta también ha aumentado. Un esquema que garantiza -si se está a lo que se tiene que estar- que la portería va a acabar a cero o casi, combinado con la capacidad de crear varias ocasiones y con la pegada suficiente para que alguna de ellas termine dentro, es una máquina muy efectiva de sumar puntos, como se está viendo últimamente.

El equipo va mejorando. Algunos jugadores siguen rayando a un nivel altísimo -lo de Pablo es de escándalo, ¡qué pase en el segundo gol!- mientras que otros van progresando. Por ejemplo, Mara. El rumano comenzó la liga con alguna que otra idea equivocada. Esto no es la liga rumana. Aquí están los mejores, y ser el mejor de Pitesti no es gran cosa en un campeonato en el que las defensas suelen estar patrocinadas por la casa Velcro. Uno puede hacer aquí cuatro regates y seguir donde está y con los mismos defensas entre él y la meta contraria. Sin embargo, si uno usa el regate con criterio, se mueve entre líneas, busca a los compañeros, se ofrece para sacar de apuros al compañero agobiado... si se juega para el equipo, se acaba mejorando como jugador. Otra cosa es que el fuelle acompañe. Ante el Barça el rumano salió de refresco y dio un recital de movilidad no exento de clase. Ante el Zaragoza, como titular, la primera parte fue notable, mientras que la segunda fue de un tono menor. Es algo a mejorar, pero lo principal, la actitud, parece ya conseguida. Bienvenido a la liga de las estrellas.

Otro que va aterrizando es Rubén Navarro. En los delanteros, el gol es la ley. Ayer Rubén marcó por partida doble: el primer gol adelantándose a Paco, en el segundo controlando un pase largo de Pablo y superando al meta maño con una picuda digna de Maradonas o Pelés. Es importante para el equipo que su ariete titular marque goles. Da confianza, igual que cuando el sol sale por el Este: es lo que se espera.

A la sombra del resplandeciente Coloccini, sigue al alza Oscar Téllez. Ayer, un pase suyo de cuarenta metros terminó en el 1-0. Aunque los titulares de prensa se los está llevando generalmente el Enrulado, el trabajo de Téllez va ganando quilates día a día.

Y debutó Kanu II como titular. Con estos hermanos de buenos jugadores uno siempre tiene la duda de si hubiese habido un Induráin profesional del ciclismo si Miguel se hubiese dedicado a la agricultura desde los veinte años. ¿Estaríamos hablando hoy de Christopher sin Nwankwo -o como leches se escriba- no hubiese triunfado en Ajax, Inter o Arsenal? ¡Quién sabe! En cualquier caso, el jugador mostró ayer que puede desempeñar perfectamente su labor en un equipo profesional en la liga española, incluso en el líder. Es una buena noticia para él, pero sobre todo para nosotros. Incluso ahora da pena que se pueda perder mes y pico por tener que ir a la Copa de Africa.

Es que me encanta. El equipo mejorando, los resultados llegando, los delanteros marcando, los mulás de la liga ninguneando... poco más se puede pedir. Esto tiene cada vez mejor pinta. Las jornadas van pasando, las piezas encajando, se ha pasado el bache de noviembre -el que algunos años ha tenido a Mané al borde del despido- la permanencia se toca con las manos en plena primera vuelta y, para pasmo de Oriente y Occidente, el equipo sigue líder.

Y ojo con este equipo. Parece que ha pasado el sarampión del liderato sin mella en sus energías. Se está sobreponiendo a las lesiones y sanciones con bastante soltura. Mantiene inéditos a dos hombres -Eggen y Desio- que han sido fundamentales en temporadas pasadas, parece haber recuperado a Mara para el cupo de hombres con cosas que decir en el campo... y, lo mejor, sigue tapado, sin que le den bolilla, sin que se hable de tal o cual jugador como refuerzo para tal o cual equipo. Oigo con asombro a uno de los dizque más entendidos de fútbol de España -y relacionado últimamente con Vitoria- decir que "el Alavés no tiene gente que vaya a jugar el Mundial". Rectifica luego y dice "bueno, quizás vaya Téllez". Vamos, que los que saben -o eso dicen- no se lo creen, y eso es lo mejor que le puede pasar en estos momentos al Alavés: que le dejen ir partido a partido, sin meter presión, sin ocupar las cabeceras de los informativos, con Mané durmiendo cada noche sin andar de radio en radio, con nuestros jugadores olvidados de los seleccionadores del mundo -que debiliten lo que quieran a nuestros rivales- y siendo solo valorados en la justa medida de los logros del equipo por un solo medio de comunicación nacional: el teletexto de TVE. Por cierto, ¡qué bonita es la página 203 del teletexto!.


Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal