¡¡ HAY QUE SUBIR EL SUELDO A LOS CAMILLEROS !!
RSS

17/12/2001 - 13:07
Enviada por Asier





Con los prolegómenos mañaneros de la inauguración de las instalaciones de la escuela del fútbol base bautizadas con el acertado nombre de "El Glorioso" en las antiguas instalaciones de Michelín, en Betoño, todos íbamos al estadio de Mendizorrotza con la ilusión de seguir viendo a nuestro equipo como líder una semana más.

En cambio, un equipo sin personalidad como el Sevilla vino a Mendi a amargarnos el día. Pasó por Vitoria buscando simplemente el empate, sin ganas de hacer lo que realmente tiene que hacer en un partido de fútbol: jugar al fútbol, crear espectáculo, demostrar algo de ambición. Así, pasó la mayor parte del partido, como todos vimos, en el suelo, comprobando la baja temperatura del cesped, y haciendo trabajar a los camilleros más que nunca. El colegiado Pino Zamorano además, demostró su poca experiencia dejando que le tomaran el pelo cada dos minutos y sin mostrar ni una sola amonestación a jugadores tan poco presentables como Gallardo, Casquero, etc.

El Alavés quiso hacer su partido, tratando de mantener ese liderato que merece, intentando jugar un partido que el Sevilla no dejaba jugar. Intentó crear oportunidades, y jugar a lo que hay que jugar, al fútbol, y no a hacer circo o teatro como la gran mayoría de los jugadores hispalenses.

Pablo sigue gustándome en los partidos de casa, con esos pases de tiralineas y ese control y esa organización de un gran equipo del que es capitán como único gasteiztarra. La defensa intentando que no pasaran balones como siempre y la delantera poco presionante, quizá uno de los errores del partido.

Aún y todo, esta derrota no hace que desconfiemos de un equipo tan grande como el que hasta ayer era el lider de la liga de las estrellas, no consigue, en definitiva, que dejemos de soñar.

Además de todo esto, quisiera aprovechar al Capi, al gran Antonio Karmona por su segunda paternidad. ¡Suerte campeón!


Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal