Historia Albiazul: Sarasola, el adiós del más llorado
RSS

11/11/2009 - 00:08
Enviada por José Luis Gracianteparaluceta





ANTONIO SARASOLA CELAICHIQUI

El entrenador albiazul Ferenc Puskás había concedido unos días libres a sus jugadores, antes del trascendental choque que les tenía que enfrentar al Bilbao Atleti , para la promoción de ascenso a Segunda División.

Andoni, que había cuajado una gran temporada como defensa central, fue centro de las miradas de varios clubs de Primera, pero parece que se había comprometido verbalmente con el Español.

El futbolista era natural de Amezqueta, pueblo guipuzcoano de las faldas del monte Txindoki en la Sierra de Aralar, donde había venido al mundo el año 1944. Cuando regresaba con su automovil (un coche de la marca Morris) hacia la capital vitoriana, a la altura del pueblo alavés de Eguino (localidad curiosamente de mis abuelos maternos), trató de adelantar a una furgoneta y, en la maniobra, chocó frontalmente contra un camión que circulaba en sentido contrario.

Del brutal accidente , sufrió politraumatismos de gran gravedad, por lo que tuvo que ser ingresado de urgencia en el Hospital Civil de Santiago de la calle Olaguíbel , de donde fue trasladado a la Policlina de La Previsora, donde se produjo el óbito el domingo día 15 de Junio de 1969.

La capilla ardiente se ubicó en dependencias del Hospital Civil de Santiago de la calle Olaguíbel, con el féretro de cuerpo presente, por el que pasó una cantidad ingente de aficionados, que le dieron el último adiós, a una persona excepcional , cuyo gran pundonor habia calado muy hondo en las gradas de Mendizorroza.

A continuación, una larga caravana de vehículos, acompañó al coche funerario, hasta su entierro en su pueblo natal -en el panteón familiar- cuyo cementerio estaba adornado con gran cantidad de banderines albiazules. El equipo del Deportivo Alavés, con sus deirectivos y cuerpo técnico hizo el desplazamiento en autobús.

Añadiré que el futbolista era un gran jugador de pelota vasca, en su modalidad de mano, y que con la planta que tenía y su potencia física, con toda seguridad, habría sido un elemento importante en el mundillo pelotazale, si su dedicación se hubiese dirigido hacia esa modalidad deportiva.


El futbolista vino procedente del Aurrerá de Ondárroa y jugó en el equipo babazorro las siguientes temporadas:

1965-66 en el Grupo IV de Tercera División

1966-67 en el Grupo IV de Tercera

1967-68 en el Grupo IV de Tercera ascendiendo a Segunda División

1968-69 en Segunda División descendiendo a Tercera




Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal