Historia Albiazul: Manuel OLIVARES Lapeña, autor del primer gol albiazul en Primera División
RSS

13/1/2011 - 22:58
Enviada por José Luis Gracianteparaluceta





Manuel Olivares Lapeña, nació en Son Servera (Palma de Mallorca) el día 2 de Abril de 1909 y falleció el día 16 de Febrero de 1976. Era apodado por la tez tan morena que tenía, 'Txipi' o 'Txipirón' cuando jugaba en el D. Alavés y como 'El Negro', cuando fichó por el Real Madrid. El mote se lo puso el famoso futbolista René Petit, nacido en Dax (Francia) el día 8 de Octubre de 1899, era ingeniero industrial, fue internacional con la selección francesa y en España jugó en el Real Madrid y en el Real Unión.

Olivares era un delantero centro de mucha calidad y audacia. Manejaba con soltura las dos piernas y poseía un buen remate de cabeza, era listo en los lances difíciles de los que salía con pasmosa facilidad. Por las ocupaciones de su padre, que era carabinero de profesión, trasladaron a toda la familia a Fuenterrabía. Mientras estudiaba, comenzó a aficionarse al fútbol. El Real Unión era su espejo y con 14 años comenzó a jugar en un equipo de categoría regional, el Avión de San Sebastián.


La temporada 1928-1929 (en 2ª), fue rechazado por la Real Sociedad y entonces ficha por el Deportivo Alavés. Antes de empezar la liga, se juega el campeonato de Vizcaya, proclamandose campeón de la Serie A. Ya empezó con su instinto goleador y en un partido marcó 5 goles al Arenas de Guecho. Comienza la Liga y debuta en el primer partido, el día 17 de Febrero de 1929, en Mendizorroza contra el R.C.D. de la Coruña, ganando los vitorianos por (3-0), siendo Olivares el autor del primer gol albiazul en la Liga de Segunda División. Juega entre 12 partidos y consigue 10 goles. Se clasifica en tercer lugar por detrás del Sevilla y del Iberia de Zaragoza, que terminan con 22 puntos -uno más que los vitorianos-, pero sin embargo no hubo ascensos esa temporada de categoría. El equipo alavesista fue el equipo menos goleado del grupo.
          
La temporada 1929-1930 (en 2ª). El DEPORTIVO ALAVÉS, fue el primer equipo en la historia del fútbol español que ascendió a PRIMERA DIVISIÓN. Bajo la dirección como entrenador de Pepe Baonza, poseía la mejor defensa de aquella época, con Ciriaco y Quincoces, una línea media con el olímpico Antero y la delantera más realizadora en la que se alineaban Lecue y Olivares, . Marcó 25 goles en 18 partidos y 5 más en la Copa del Rey Alfonso XIII, llegando hasta los cuartos de final contra el Barcelona. Debuta como INTERNACIONAL en la Selección Española el 14 de Junio de 1930 en Praga, ante Checoslovaquia, perdiendo por (2-0) y Olivares llegó a jugar con una rodilla hinchada, juega ese partido junto a Ciriaco y Quincoces. Después sería seleccionado para jugar contra Inglaterra, pero un día antes de viajar se fracturó el brazo y quedó al margen. Se convierte en el primer futbolista nacido en Mallorca en jugar con la Selección Nacional. Fue el quinto jugador que perteneciendo al Deportivo Alavés fue internacional con la selección absoluta. Antes que él lo fueron Roberto Echevarría (con el Alavés en 2ª), Ciriaco Errasti, Jacinto Quincoces y Antero González de Audicana.

Debido a los éxitos que estaba cosechando el equipo, la euforia se trasladaba a la afición y el Sábado 11 de Enero de 1930, se organizó una velada teatral de homenaje a los futbolistas a la que asistieron todos. Se celebró dicho acto según unos autores en el Nuevo Teatro, (hoy Teatro Principal) y según otros en el Teatro Príncipe, (hoy cines Guridi). Lleno a rebosar y cartel de 'no hay billetes'. Allí se le ofreció al respetable el pasodoble que había compuesto el músico nacido en Durango, Maximino Lizarralde Garamendi, (fallecido en Vitoria el 13 de Junio de 1994 con 96 años, que también ejerció el periodismo deportivo, sobre todo la pelota vasca con el pseudónimo de 'Tabira'), dedicado a Manuel Olivares con el título de 'Chipirón'. También se interpretó el himno al D. Alavés ' Tracatrá' como campeón de la Serie A de Vizcaya, compuesto por Dámaso Villanueva Trocóniz, (Vitoria 1865 -1945) en la música y letra. La obra fue interpretada por el Orfeón Vitoriano. A continuación bajo la batuta del maestro vitoriano Luis Arámburu Martínez de San Vicente, el mismo Orfeón deleitó al público asistente con la canción 'Ánimo Pues', partitura del que se desconoce el autor. Los futbolistas repartidos entre el público, también pusieron su granito de arena en la interpretación de las canciones. En la velada se recaudó una buena cantidad de dinero, 5.631 pesetas.

La temporada 1930-1931 (en 1ª). Debutó en la máxima categoría en la primera jornada de liga, el día 7 de Diciembre de 1930, en San Sebastían, en el campo de Atocha, en el partido contra la R. Sociedad, que terminó con empate (2-2), siendo Olivares autor de los goles y por tanto el primer albiazul que marca un gol en PRIMERA DIVISIÓN. En los tres primeros partidos de liga llegó a marcar 8 goles, estuvo al frente de la clasificación de máximos goleadores de la liga durante algún tiempo, aunque al final no consiguió ser Pichichi. El equipo realiza una muy buena primera vuelta, pero tuvieron que ceder ante los grandes en la segunda parte del campeonato. Al final de temporada se clasifica en octavo lugar entre diez equipos. Juega 14 partidos de liga marcando 12 goles y 2 partidos de Copa donde anota 3 goles más. Como anécdota se puede apuntar que por aquella época cobraba 450 pesetas y el pago de la pensión. Como el Glorioso había realizado una magnífica campaña, varios equipos durante el mes de Julio pusieron sus ojos en los jugadores albiazules y empezó a desmantelarse, con lo que el descontento entre los aficionados fue mayúsculo y se dolían de las decisiones tomadas por la directiva.
 
La fotografía está tomada delante de un lateral de la tribuna de madera que había próxima a lo que hoy es el aparcamiento de la plaza Amadeo García de Salazar Luco, donde había una puerta que en la parte superior de la misma tenía un cartel en el que se leía la palabra VESTUARIO.
 
La temporada 1931-1932 (en 1ª). El equipo blanco del Madrid C.F. realiza una fuerte inversión incorporando a los 'tres mosqueteros' jugadores del D. Alavés por 60.000 pesetas, repartidas a 25.000 por cada uno de los dos internacionales Ciriaco y Quincoces y 10.000 por el delantero Olivares, que era el más joven y el menos famoso. El Alavés saneaba su maltrecha economía, pero que debilitaron considerablemente la alineación albiazul. El club babazorro en aquella época cedió el 10% del traspaso a estos jugadores por su buen comportamiento durante su estancia en el equipo. En esta primera temporada ya empieza a demostrar su instinto goleador, juega en 13 partidos y marca 11 goles, dos menos que el Pichichi, el jugador Bata del Athlétic de Bilbao. Los madrileños se proclaman Campeones de Liga invictos. Logra su primer gol con la camiseta blanca el día 10 de Enero de 1932, en el partido jugado en el Campo de Chamartín, contra el Español y que termina con el resultado de (3-0) y además suponía su debut con el Madrid. Al lado de hombres como Zamora, Lazcano, Hilario, Luis Regueiro..., Olivares aporta su rapidez, su facilidad para el dribling y sobre todo, su remate.

En la foto se puede ver a Olivares con la camiseta del Madrid F.C. (actual Real Madrid), donde se puede apreciar que en el escudo falta la corona y el Real y es porque con el establecimiento de la Segunda República española, se suprimieron de todos los equipos el nombre de Real. Así la Real Sociedad pasó a llamarse Donostia.

La temporada 1932-1933 (en 1ª). Nueva temporada de éxitos. Se proclaman Campeones de Liga, Subcampeones de Copa al perder con el Ath. de Bilbao (2-1) y Olivares consigue ser el primer máximo goleador de la Liga en la historia del Real Madrid, con 16 goles en 14 partidos, consiguiendo el Trofeo PICHICHI.
 
Todos los libros publicados hasta ahora sobre la historia de la Liga y la propia historia del Real Madrid coinciden en que Olivares fue el máximo goleador esta temporada, con 16 tantos, sin embargo los datos de la historia del Athlétic, sumando los goles de Bata, partido a partido, el delantero bilbaíno habría sumado más tantos que el madrileño, pero se da como oficioso que consiguió 15, uno menos que el delantero del Real Madrid. Para Olivares, la mejor jugada era recoger un pase largo, ganar por velocidad a los adversarios y disparar a puerta rápido y entre los tres palos.
          
La temporada 1933-1934 (en 1ª). Esta temporada consiguen ser Campeones de Copa, al vencer al Valencia por (2-1). En la liga logran el Subcampeonato al quedar a 2 puntos del Ath. de Bilbao. Juega algo menos pero en los 12 partidos anota 7 goles. Su último gol lo marca el día 11 de Febrero en el partido jugado en Madrid contra el Ath. de Bilbao, ganando los blancos por (3-0) anotando Olivares el último gol. Su último partido con el R. Madrid lo jugó en Sevilla, el día 18 de Febrero de 1934, contra el Betis, perdiendo los madridistas por 2-1 y dicen casi adiós a sus aspiraciones de quedar campeones de liga. 

La temporada 1934-1935 (en 1ª). Con 25 años, vuelve a tierras guipuzcoanas y ficha por el Donostia C.F (actual Real Sociedad) que se encuentra en 1ª División, juega 17 partidos y marca 6 goles. Debuta el día 9 de Diciembre de 1934, en San Sebastián, en un partido, contra su ex -equipo el R. Madrid, perdiendo por (1-2). Su primer gol con la camiseta blanquiazul lo marca el día 6 de Enero de 1935, en Atocha, contra el Valencia, ganando a los ches por (3-1). Los txuri-urdines, no hacen una buena campaña y se clasifican penúltimos, descendiendo a la 2ª División.

La temporada 1935-1936 (en 2ª). Cambia de aires y se encamina hacia Aragón, fichando por el Zaragoza C.F. (actual Real Zaragoza), donde hace las veces de jugador - entrenador. Como jugador debuta en 2ª División en el primer partido de la temporada celebrado en Zaragoza, el día 10 de Noviembre de 1935 contra el Stadium Avilesino, ganado los maños por un contundente (6-0) y además Olivares consigue anotar 3 goles. En total al final de la liga regular anota 11 goles, que ayudan al equipo a clasificarse para la liguilla de ascenso a Primera. Después de disputarse el primer partido, es cesado el entrenador José Planas y es cuando Olivares, toma las riendas del equipo como entrenador-jugador. Debuta como entrenador, el día 5 de Marzo de 1936, en el segundo partido de la fase de ascenso, jugado en Zaragoza contra el Deportivo Jerez, ganando los aragoneses fácilmente por (5-0). Consigue marcar en la liguilla 7 goles. El Zaragoza termina clasificado en 2ª posición y asciende a PRIMERA DIVISIÓN. En la Copa, llega hasta cuartos, perdiendo contra el Hercules C.F., en esta competición también saborea la miel de los goles y marca 2 al Murcia.

La temporada 1936-1937, estalla la Guerra Civil (1936-1939) en Julio y a muchos jugadores, como a Olivares les pilla de vacaciones en el Norte. Sus equipos son de la zona republicana y Vitoria es zona nacional. Se confecciona una plantilla cuajada de figuras y se forma el equipo más poderoso que ha tenido el D. Alavés en su historia, aunque muchos jugadores casi todos internacionales eran propiedad de otros clubes, a saber, Inchausti, Amestoy y Olivares (R. Zaragoza), Elices y Gárate (Ath. de Bilbao), Mardones y Quincoces (Real Madrid), Fede y Epelde (Sevilla), Elicegui y Urquiri (Atlético de Madrid). Se produce un paréntesis en las competiciones oficiales y esta temporada solo se juegan partidos amistosos locales con carácter benéfico, cuyas recaudaciones se dedicaban a Hospitales, al Frente, Mutilados, etc., porque debido a la Guerra Civil no eran posibles los desplazamientos.                                                                                                                                                                          

La temporada 1937-1938, como la contienda bélica no permite las competiciones fuera de la región, poco a poco se va ampliando su zona según van tomando localidades los llamados nacionales. Debido a esta circunstancia, el D. Alavés iba a intervenir tanto en la Copa de Guipúzcoa como en la Copa Brigadas de Navarra, proclamándose campeones en ambas competiciones. El capitán de los albiazules era Pepe Mardones y el entrenador Amadeo García de Salazar Luco. La final de las Brigadas de Navarra se jugó el día 26 de Junio de 1938 en el desaparecido campo de San Juan (Pamplona), entre el Baracaldo Oriamendi (por retirada del Osasuna que no contaba con medios económicos) y el D. Alavés, terminando el partido con la victoria albiazul por (2-1), marcando los dos goles Manolo Olivares. La Copa conquistada pasó a las vitrinas del Ayuntamiento como depósito de tan preciado trofeo.                                

La temporada 1938-1939, después de la Guerra Civil, se normaliza la situación en España y los jugadores retornaron a sus equipos de origen, con lo que el D. Alavés volvió a ser un club modesto y tuvo que conformarse con lo que tenía en casa y agrupar a jugadores vitorianos, debilitándose mucho la plantilla alavesista. Manolo Olivares vuelve a Zaragoza como entrenador - jugador, aunque solo juega en los partidos amistosos y hace de entrenador en el Campeonato Regional de Aragón, quedando subcampeones, al perder con el Aviación de Zaragoza. Sigue como entrenador en la I Copa del Generalísimo, llegando hasta cuartos de final, siendo eliminado por el Baracaldo-Oriamendi. Como curiosidad, decir que el D. Alavés llegó hasta semifinales contra el Sevilla y a punto estuvo de jugar la final.

La temporada 1939-1940 (en 1ª). De nuevo comienzan las competiciones oficiales y juega en Primera con el Zaragoza, por el ascenso conseguido antes de la guerra. Tan solo juega 5 partidos y debuta como jugador de Primera con los maños el día 4 de Febrero de 1940 en el partido contra el Racing de Santander, en Zaragoza, ganando los aragoneses por (3-0) y Olivares anota 2 goles, que son los únicos que marca en esta temporada. El Zaragoza termina el campeonato en 7º lugar. En la Copa, marca 2 goles y llegan hasta semifinales, siendo eliminados por el Real Madrid.                                                                                                                                                                                           

La temporada 1940-1941 (en 1ª), con 31 años cambia de aires y ficha por el Hércules F.C. donde alterna las funciones de jugador y la tarea de entrenador. Como entrenador lo hace en los 22 partidos y como jugador disputa 7 partidos con 3 goles, debutando el día 21 de Octubre de 1940 en Alicante, en el partido Hércules - Valencia (0-2) y como anécdota se puede comentar que lanzó un penalty y se lo paró el portero che. Su primer gol con esta camiseta lo anotó el día 26 de Enero de 1941 en el partido que le enfrentaba al Real Zaragoza y que terminó con la victoria alicantina por (1-0). Los alicantinos terminan al final de la temporada en 9ª posición.

La temporada 1941-1942, (en 2ª). Se marcha a tierras andaluzas para entrenar al C.D. Málaga, que este año había cambiado de denominación pasándose a llamar C.D. Malacitano. Dirige al equipo en 18 partidos y el equipo malacitano se clasifica en el 4º puesto en su grupo.

La temporada 1942-1943 (en 2ª). No le van bien las cosas y a mediados de temporada (31-12-1942) es relevado en su cargo de entrenador.  El equipo desciende a Tercera división.                 

La temporada 1942-1943 (en regional). Al estar libre, desde primeros de año es requerido por el Algeciras C.F. para ayudar al equipo gaditano a conseguir el ascenso a la renacida 3ª División. Se retiró como futbolista en este equipo en el año 1943.

La temporada 1943-1944 (en 3ª). Sigue ligado al fútbol ahora ya solo como entrenador y empieza a partir de esta temporada su periplo por varios equipos de la Península. Su primera parada es en el equipo gaditano del Campo de Gibraltar, la Real Balompédica Linense, que se encuentra en 3ª División. Su clasificación al final de temporada es el 9º puesto.

La temporada 1944-1945 (en 3ª). Se marcha a tierras castellanas y ficha por el  Salamanca, donde tras jugar tres fases de Liga en Tercera División, consigue el ascenso con el conjunto charro a la División de Plata.

La temporada 1945-1946 (en 2ª). Esta temporada una grave crisis económica afecta al Salamanca, por lo que el rendimiento del equipo se ve afectado, se hunde en la tabla, clasificándose en penúltimo lugar y por tanto desciende de nuevo al pozo de la 3ª División.

La temporada 1946-1947 (en 2ª) vuelve a entrenar al Zaragoza y no puede evitar que el equipo descienda de categoría a Tercera División, al clasificarse penúltimo de la tabla, pues en los 26 partidos de liga solo ganan los maños en 9. En Copa caen eliminados en la primera ronda por el Real Oviedo. Se conoce a la década de los 40, como La época negra del Zaragoza.

La temporada 1947-1948 (en 3ª). Entrena durante una temporada al equipo castellano del Club Deportivo Fábrica Nacional de Palencia (actual C.F. Palencia). Al final de liga en los 26 partidos el equipo morado se clasifica en 9ª posición.

La temporada 1948-1949 ( )

La temporada 1949-1950 (en 3ª). Nuevo cambio de aires, ahora entrena al equipo alicantino del Villena. No hace una buena temporada y se clasifica en penúltimo lugar, por lo que tiene que jugar la promoción de permanencia, manteniendo la categoría.

La temporada 1950-1951 (en 3ª). Otro cambio de equipo. Marcha a tierras manchegas para entrenar al Calvo Sotelo de Puertollano que acaba de conseguir por primera vez en su historia jugar en la Tercera División. El debút del equipo se produce el día 10 de Septiembre de 1950, ante el Manchego de Ciudad Real, perdiendo por (0-1).

La temporada 1951-1952 (en 3ª). Sigue en el Calvo Sotelo. Se consolida el equipo como uno de los más potentes de su división.

La temporada 1952-1953 (en 2ª). Ficha por el Betis el 3 de Julio de 1952. Estampa su firma el día 16 de Julio de 1952. la temporada es decepcionante, con escaso rendimiento e indisciplina. Cuando se acercaba el final de liga, el equipo bético pierde en su campo contra el colista y el mismo entrenador Olivares llegó a comentar en la prensa que sus jugadores 'salieron a pasear y a tomar el sol'. Varios de ellos son apartados temporalmente del equipo, acusados de bajo rendimiento. Abandona su cargo el día 13 de Abril de 1953, sin acabar la liga. Como curiosidad se puede apuntar, que siendo entrenador, el Betis consigue la mayor goleada en toda su historia en partido oficial, al vencer al Úbeda de Jaén por un contundente (11-0). 

La temporada 1953-1954 (en 3ª). Última temporada como entrenador en el equipo alicantino del Orihuela.





Estuvo nuevamente en Vitoria en el homenaje a D. Amadeo García de Salazar el 20 de Junio de 1971.

Posteriormente volvió a pisar el césped de Mendizorroza en unas mal denominadas 'Bodas de Oro' del Deportivo Alavés, celebradas el 14 de Octubre de 1973, que las hicieron coincidir con un partido de Tercera División, que enfrentaba a los vitorianos contra el Mirandés. Entre los diversos actos que rodearon a esta celebración, se procedió a la bendición e inauguración de la nueva tribuna con capacidad para 5000 personas. A continuación en los prolegómenos del encuentro se rindió un motivo homenaje a varios ex jugadores albiazules que fueron internacionales, Roberto Echevarría, Jacinto Quincoces, Antero Glez de Audicana, Ciriaco Errasti, Manuel Olivares, Federico Saiz 'Fede', Simón Lecue, Juan Ramón Santiago, Juan Arza, Juan Carlos Díaz Quincoces, Berasaluce y Aramburu, a los que les fueron impuestas las insignias de oro en medio de una gran ovación y que no pudieron contener las lágrimas cuando se entonaba al himno alavesista. 
        



Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal