Los últimos play-off: Temporada 1992-1993
RSS

19/5/2011 - 23:48
Enviada por Esteban Ruiz






30/05/1993 Real Jaén - Deportivo Alavés (2-2).

Con el equipo albiazul, más de trescientas personas recorrieron 700 Km. para estar cerca del equipo en su debú en la liguilla de ascenso. En una primera parte en la que el dominio fue jienense, hubo una acción que pudo cambiar el rumbo del partido al parar un penalti el portero alavesista Alfonso Núñez. Con el partido casi resuelto a favor de los andaluces y cuando tan sólo restaban 25 minutos para la conclusión del choque, el Deportivo Alavés intentó lo imposible, con garra, pundonor y coraje y una inspiradísima tarde del delantero albiazul Carlos Barrio, que anotó los dos goles, fue suficiente para sumar el primer punto del play off. Alguno de los autobuses que desplazaba a Vitoria a los aficionados, fue apedreado y tuvieron que hacer todo el trayecto de vuelta con los cristales rotos.

03/06/1993 Deportivo Alavés – C. D. Toledo (2-3).

El apoyo de la afición fue extraordinario y las gradas del campo gasteiztarra acogieron a más de 12.000 espectadores que pasaron de la alegría a la decepción tras veinte minutos nefastos. El Deportivo Alavés dilapida gran parte de sus opciones de ascenso al perder con el equipo manchego. Encaja una bochornosa derrota y convierte el ascenso en un sueño. En una exquisita primera parte y después de ir ganando por (2-0), un segundo periodo nefasto, repleto de errores de bulto, el Glorioso destrozó todo lo bien ganado en Jaén. Un mal día y un segundo tiempo irregular de los albiazules, junto con la fortuna que se alió con el equipo castellano, que hizo lo más difícil, remontar los dos goles marcados para los veinte minutos por Manolo Serrano y Carlos Barrio. Para colmo el tercer gol, vino como consecuencia del resbalón del defensa Gelo, que aprovechó bien el delantero toledano para marcar. A partir de este momento tan sólo un objetivo es válido, sumar cuatro victorias consecutivas y esperar el tropiezo de alguno de los equipos. Se pasó de la esperanza tras el empate en Jaén al más profundo de los desencantos en tan sólo noventa minutos.

06/06/1993 C. D. Toledo - Deportivo Alavés (0-2).

En el Salto del Caballo había que jugársela a vida o muerte y la afición, los jugadores así lo entendieron y la directiva albiazul pagó las entradas a los más de 600 vitorianos que se desplazaron hasta Toledo, que vibraron con la victoria albiazul y enmudecieron a los cerca de 5.000 toledanos. Fue el mejor partido del play off y dio todo un baño al Toledo. Manolo Serrano volvió a acertar con la portería contraria en dos ocasiones, si bien la goleada pudo ser mayor. Con la victoria en el bolsillo y el average particular superado, la ilusión se acrecienta y el Glorioso vuelve a entrar en los pronósticos para el ascenso. Todo vuelve a comenzar.

13/06/1993 Deportivo Alavés - Real Jaén ( 2-0 ).

El interés de la afición seguía creciendo y más de 15.000 personas abarrotaban Mendizorroza y contemplaron la victoria albiazul. Los aficionados más jóvenes no habían vivido un ambiente semejante en Vitoria jamás. El triunfo en este partido se debió a las botas de dos jugadores catalanes, Serrano fue objeto de penalti y Jaume se encargó de lanzarlo y transformarlo en gol. El otro tanto lo consiguió Serrano, que sentenciaba la contienda. No hubo nada más que un color en Mendizorroza, el albiazul, con un juego de lujo, de velocidad, garra, anticipación, concentración y disciplina que hizo que el Jaén desapareciese del campo. Manolo Serrano está que se sale, posee un olfato especial cara al gol y ya lleva cuatro desde el comienzo de esta fase de ascenso. El resultado en el otro enfrentamiento no acompañó a los alaveses, ya que el Toledo ganó en tierras catalanas, pero aún así se mantienen todavía intactas las aspiraciones de subir a la categoría superior. Se sitúa a un punto de los manchegos, con el average favorable a falta de dos jornadas para la conclusión de la liguilla.

19/06/1993 Deportivo Alavés – Sant Andreu (2-0).

Último partido en Gasteiz y entrada libre para todas las mujeres y niños menores de 14 años, lo que supuso que el campo de Mendizorroza registrase la nada despreciable presencia de más de 18.000 personas, para ver la primera final que le queda a los albiazules, que estaban jugando en Vitoria y a la vez miraban de reojo a Jaén, por si pinchaba el Toledo. El encuentro fue bronco, duro y donde las patadas salieron a relucir por parte de unos jugadores catalanes, que acumulan mucha experiencia en sus botas y que al final terminaron con dos menos. Al margen de las brusquedades, el Deportivo Alavés buscó con ahínco el triunfo que tardó en llegar, pero en el minuto 86, Carlos Lasheras se encargó de deshacer el empate que reinaba en el marcador y luego Serrano se encargó de apuntillar el partido con otro gol. La victoria queda un poco menguada por el triunfo del Toledo en Jaén, lo que reduce las opciones de ascenso.

27/06/1993 Sant Andreu - Deportivo Alavés (1-2).

Más de 2.000 seguidores se desplazaron a Barcelona, en un tren nocturno con 480 aficionados, 23 autobuses y un sinfín de coches particulares, hizo que el equipo se sintiera como en casa, aún sabiendo que un mal resultado en Toledo podía dar al traste con las aspiraciones del Deportivo Alavés y hacer el viaje de vuelta un auténtico calvario. De las nueve combinaciones posibles, solamente tres favorecen al Glorioso. Se hizo lo que se tenía que hacer, ganar, pero sin embargo no fue suficiente. El Deportivo Alavés jugaba en dos campos, en el Salto del Caballo, donde el Toledo venció con claridad al Jaén por (3-0). Las informaciones que circulaban por la grada eran contradictorias sobre el resultado del otro encuentro, lo que hizo que las esperanzas se mantuviesen hasta bien avanzado el partido. El capitán albiazul Eladio fue el autor de los dos goles. Con empate (1-1), el portero albiazul Nuñez detuvo un penalti. Al final, la tristeza se apoderó de los jugadores, directiva y afición que no pudieron poner broche de oro a la mejor temporada de los últimos años.


Con la miel en los labios y a las puertas de la gloria, el ascenso nunca ha estado tan cerca como en la presente temporada. Temporada sobresaliente sin final feliz. Un mal día ante el Toledo, impidió al Deportivo Alavés rubricar la liga con el ascenso a la división de plata.




Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal