U.D. Melilla: la compostura como bandera
RSS

20/5/2011 - 16:00
Enviada por Kevin Fernández





El bombo ha deparado que la primera piedra en el camino del Alavés hacia la división de plata del fútbol español sea el Melilla. No lo tendrá fácil la escuadra de Miguel Ángel Álvarez Tomé, puesto que los norteafricanos son uno de los equipos que llegan más entonados a la fase decisiva de la temporada.

Las estadísticas hablan por sí solas. En la última decena de envites ligueros, los de García Tébar han contabilizado nueve victorias y tan sólo han cedido un empate, fruto de una racha de imbatibilidad que han encadenado desde mitades de marzo. Además, a los numerosos partidos como local en los que ha dejado a su rival sin anotar (11 de 19), hay que añadirle las ocho victorias que ha logrado a domicilio con un marcador ajustado, dato clave para una eliminatoria a doble partido.

La solidez en la retaguardia es la principal virtud de los melillenses. Con tan sólo 28 goles en contra, puede presumir de haber sido el sexto equipo menos goleado durante la liga regular. Buen mérito de ello tiene el veterano guardameta Dorronsoro, segundo portero menos goleado de la categoría con un coeficiente de 0,75. Para escoltarle, García Tébar le ha proporcionado un fuerte abrigo defensivo que capitanean Herreros y Mahanan, desde el eje de la zaga, junto a laterales mancebos y ágiles como Sergio Rodríguez y Amarito. La defensa, con una media de edad de 24,5 años, es más joven que la de su rival (26,25).

Por delante, un doble pivote, con años en sus piernas, da sentido al juego del Melilla. El granadino Carlos Ruiz y el valenciano Enquix pugnarán con Pardo, Indiano y compañía por hacerse con la medular. En bandas, dos hombres potentes y con gol como Guille Roldán (8 goles) y Víctor Bravo (7 dianas) pondrán en aprietos a unos laterales albiazules con dudas.

Y para culminar el 4-4-2 que ha dibujado García Tébar en su equipo, David Vázquez y Andrés Ramos intentarán paliar la baja de su mayor estandarte, Chota, quién causará baja en lo que queda de campaña debido a su paso por el quirófano para remendar una luxación en el hombro. Ese mismo jugador, con diez tantos, se ha erigido, empatado con Andrés Ramos, como el pichichi del equipo y, por tanto, será una baja sensible para el cuadro norteafricano.


EL ESTADIO

El estadio Álvarez Claro, con capacidad para 10.000 espectadores y de césped natural, ha sido una de las bases sobre las que se ha asentado la buena temporada del cuadro azulino. Los melillenses han completado una segunda vuelta invictos en un estadio que no les ve perder desde el pasado 19 de diciembre ante el Ceuta. De ganar este sábado el Deportivo Alavés, se convertiría en el primer equipo en hacerlo en tierras melillenses en este ya entrado 2011.




Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal