De Kanu a Kanu...
RSS

05/1/2002 - 05:54
Enviada por fidel





Son hermanos, ambos juegan al fútbol en Europa, aunque su origen está en Nigeria. Y ambos son internacionales por su país, y cuentan para poder disputar la Copa de Africa que en breve se jugará en Malí. Pero uno es general y el otro parece encontrarse aún a la búsqueda de los galones. Son los hermanos Kanu, y su relación con el equipo nacional nigeriano parece indicar que, al menos en el Africa Ecuatorial, algunos jugadores son más iguales que otros en su relación con federaciones, selecciones y demás. Y quien habla de jugadores, habla de equipos.

Hoy, cinco de enero, era la fecha límite para la incorporación de jugadores a la concentración de la selección nigeriana. La federación ha invitado a treinta jugadores a esta convocatoria, incluidos los hermanos Kanu. A fecha de ayer, veintidos jugadores habían acudido ya a la llamada del combiando de los Super Eagles. El campus de la selección se abrió el pasado 28 de diciembre, y allí estaba Christopher Kanu, el alavesista, puntual, una semana antes del límite. Para el club albiazul, el jugador estaba mientras tanto desaparecido.

¿Y Nwankwo? Desaparecido, pero para el combinado nigeriano. El jugador del Arsenal sigue en Inglaterra. Su técnico, Arsène Wenger, lo quiere hasta el día 13 de enero, para que ayude a su equipo, el que le paga, a afrontar encuentros de Copa -de esos a un partido que tanto nos gustan por aquí- y ligueros. Según Wenger, los jugadores con ritmo de competición no necesitan concentraciones tan largas para ponerse en forma, porque de hecho ya lo están. El responsalbe del conjunto nigeriano, Amodu Shaibu, que ve a Kanu de vez en cuando, no opina lo mismo: "No necesitamos a Wenger para que nos diga cual es el estado de forma de nuestro jugador", señaló el lince nigeriano en una rueda de prensa ayer. "Estamos abiertos, pese a que la ley está de nuestro lado, a permitir que los jugadores sigan más tiempo con sus equipos. Es cuestión de negociar", indicó el responsable nigeriano.

El caso de Nwankwo no es único. Otros jugadores importantes, de clubes importantes europeos, no van a acudir a la concentración nigeriana con los quince días reglamentarios. Finidi y Babayaro tampoco están por la labor, o al menos sus clubes no se lo están permitiendo, de incorporarse a su selección con tanta anticipación.

Mientras tanto, el Alavés ve cómo su lateral derecho suplente se incorpora a la concentración una semana antes de lo obligatorio -incluso para las curiosas normas nigerianas- sin dar explicaciones al amparo de un fax que se envía desde Nigeria con un día de retraso y que en el club se lee con casi otro día más de demora. Puede que, al final, la forma de actuar de los nigerianos termine por venirle bien al Alavés, ya que, puestos a convocar, convocan a treinta jugadores, mientras que a la Copa de Africa solo pueden ir veintidos. Así que, cuando el martes Amodu mande la lista definitiva de inscritos a la Confederación Africana de Fútbol, nos puede mandar también a Christopher para Vitoria. ¡Qué cosas tiene esto del fútbol internacional!


Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal