Un respeto
RSS

14/1/2002 - 10:19
Enviada por Satur Vivas





Un respeto. Sí, el que merece Kike. Con su trabajo nos ha demostrado a todos que puede ser el portero titular del Deportivo Alavés. Llegó hace unos años a Vitoria con la vitola de gran portero. No pudo, o no le dejaron triunfar en el Athletic, pero sí lo hizo en el Mallorca. Llegó al Deportivo Alavés con ganas y con la titularidad asegurada. Por alguna mala tarde, por la presión del público, por la opinión de los medios o quizá por la falta de confianza que le dispensó el club U(cuerpo técnico incluido, recordemos que lo quisieron vender no hace muchas fechas), lo cierto es que el de Barakaldo se vio contra la espada y la pared. No jugaba, y cuando lo hacía salía nervioso.
Todo ha cambiado esta temporada. Fue titular desde el principio. Gozó de la confianza de todos, que es lo que le hacía falta y ¡zassss! El descubrimiento de un gran guardameta. Bien es cierto que Herrera le ha puesto las cosas fáciles, pero él ha sabido ganarse el puesto. Ese puesto tan específico en el que sólo entras por dos causas: por lesión de un compañaro o porque el titular lo hace calamitosamente mal.
Un respeto merece Kike, porque con su trabajo a acallado a todos. A los dirigentes que quisieron venderle; a los técnicos que perdieron su confianza en él; a sus propios compañeros, inseguros cuando el balón rondaba la portería; a la prensa , que en verano no parábamos de situar algunos a Toni, otros a Bonano y otros a Palop bajo los palos de la portería albiazul; y a la afición, que susurraba, cada vez que el balón rondaba sus dominios. Eran, afortunadamente, otros tiempos. Tiempos ya pasados. Nunca abrió la boca, cuando le fueron mal las cosas. Un buen tipo. Honesto, honrado y buena persona.
Enhorabuena, Kike, has cerrado muchas bocas. Mereces un respeto por parte de todos.


Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal