C.E. Sabadell - D. Alavés : Antecedentes en Segunda "A"
RSS

07/2/2014 - 21:18
Enviada por Esteban Ruiz





Temporada

División

Fecha

Resultado

Anécdotas históricas

1982-1983

30/10/1982

1-0

Media entrada en el estadio de la Nova Creu Alta con la presencia en la grada de los jugadores del F.C. Barcelona, Quini y Maradona. El Alavés en la primera mitad dispuso de algo más el balón y en algún contragolpe tuvo la opción de anotar, pero la delantera estuvo bastante desacertada. En la segunda mitad cambio totalmente el decorado, los arlequinados salieron presionando a tope y encerraron al Alavés en su campo, su dominio era absoluto y el gol a su favor se presentía que tenía que llegar y ocasiones tuvo para ello, sobre la raya salvó un defensa albiazul el gol, mandó dos balones a los palos, Cendoya también paró algún balón comprometido, pero tanto fue el cántaro a la fuente que a falta de quince minutos perforaron la meta alavesista. Entonces el Alavés se abrió y a punto estuvo de empatar, pero el balón no quiso entrar. Fue expulsado Astarbe con tarjeta roja directa casi al final del encuentro por propinar un codazo a un jugador local sin estar el balón por medio. También se lesiono de gravedad Ibáñez con una posible fractura de tibia. La victoria de los catalanes se puede considerar justa, ya que dominó casi todo el partido y dispuso de más oportunidades para haber conseguido un resultado más abultado.

1981-1982

08/11/1981

1-0

Flojísima entrada con menos de 5.000 espectadores. Fútbol soporífero, en un partido para bostezar. El gol catalán llegó muy temprano, era el minuto diez y pudo dejar sentenciado el encuentro antes de tiempo, si cinco minutos más tarde no malogra un penalti, que detuvo el portero albiazul. Esto dio alas al Alavés para coger la batuta del juego, equilibro el choque pero le faltaba mordiente arriba. En la segunda mitad todavía el juego fue peor, a los albiazules no se les veían maneras para poder empatar ya que la delantera albiazul es nula. Resumiendo, el Alavés solo demostró entusiasmo y voluntad, tiene que mejorar mucho, ya lleva cinco partidos consecutivos sin marcar en los desplazamientos. Con esta derrota se coloca tercero por la cola con tan solo cinco puntos en nueve partidos.

1980-1981

04/01/1981

2-0

Menos de media entrada para ver un partido bastante entretenido, en el que el Alavés le jugó de tú a tú al Sabadell, pero tuvo la mala suerte de encajar el primer gol en la última jugada de la primera parte después de haber defendido hasta nueve córneres en este periodo. El marcador premiaba el acoso de los locales. En la segunda mitad, los albiazules salieron dispuestos a empatar, atacó con peligro pero sin culminar ninguna de sus ocasiones. Por el contrario a los diez minutos los catalanes anotaron un gran gol y dejaron más que se amedrentaron y tuvieron la osadía de poner cerco a la portería contraria pero caían continuamente en la trampa del fuera de juego. Con esta derrota el Alavés se coloca en el penúltimo puesto de la tabla, cuando se llega al ecuador de la temporada.

1979-1980

13/04/1980

0-0

Lleno en el estadio de la Nueva Creu Alta, para ver un partido en el que se enfrentaban dos equipos que ocupan posiciones de ascenso a la Primera División cuando faltan siete jornadas. El protagonismo del encuentro se lo llevó el hombre de negro, que muy pronto encrespó los ánimos a los aficionados locales que consideraban que les estaba perjudicando su arbitraje. El fútbol brillo por su ausencia. El Sabadell tuvo más opciones para llevarse la victoria, por el contrario el Alavés no llegó con peligro a la meta local y eso que jugó más de una hora con un jugador más, ambos conjuntos se dedicaron a bombear balones y los defensas superaban a los delanteros. Con este punto, el Alavés se coloca segundo por detrás del Valladolid y el Sabadell sexto a dos puntos de la cabeza. Hablando del arbitraje, fue desastroso, mostró siete tarjetas y dos rojas, siendo el gran protagonista. Expulsó a un jugador por equipo, en los locales a Orejuela a los treinta minutos de partido y en el Alavés a Quiles casi al final del mismo. Hubo lanzamiento de todo tipo de objetos y piedras, teniendo que retirase a los vestuarios escoltado. Cuando ya abandonaba el Estadio, le estaban esperando más de dos mil personas, teniendo que camuflarse dentro de un jeep de la policía nacional. Su coche fue volcado, le rompieron las lunas y le pincharon las ruedas.

1978-1979

19/11/1978

1-1

Se enfrentan dos equipos que andan en la zona baja de la tabla, en un campo con tan solo media entrada. En la primera parte no hubo goles, pero los dos equipos jugaron al ataque creando innumerables ocasiones de gol, pero los delanteros estaban negados, topándose unas veces con los defensas y otras veces con los porteros, especialmente el albiazul Basauri que estuvo de diez. Se prometían interesantes los cuarenta y cinco minutos restantes dada la incertidumbre del marcador. Así fue, al cuarto de hora se adelantaron los vallesanos, esto encorajinó a los albiazules que a falta de quince minutos empataron el choque por medio de Quiles. Después de este gol, los vitorianos siguieron buscando con ahínco la victoria y Valdano e Igartua tuvieron en sus botas el triunfo pero no acertaron. El reparto de puntos se puede considerar justo.

1977-1978

02/10/1977

2-2

Solo media entrada en el estadio. No pudieron empezar peor las cosas para el “Glorioso”, para el primer minuto ya había encajado un gol y para los veinte el segundo de penalti. Parecía que el partido estaba encarrilado para los locales, ya que eran dueños del balón y del juego, mientras que los albiazules se defendían como podían. El exceso de confianza de los vallesanos propicio que en un contragolpe antes del descanso los vitorianos acortaron distancias con un gol de Quiles. El ir a los vestuarios le sentó bien a los albiazules, que a su vuelta se asentaron mejor sobre el campo y fruto de ello fue el gol del empate a quince minutos del final por medio de Sánchez Martin y a punto estuvieron en el último minuto de traerse el triunfo para la capital alavesa, si Quiles no falla una ocasión clarísima solo delante del portero, lo que parecía un gol fácil. Tercer partido fuera de casa y tercer empate, lo que le coloca en el tercer puesto de la tabla, pero esto no ha hecho nada más que empezar.

1974-1975

08/12/1974

1-1

En una tarde soleada solo hubo media entrada en el campo de la Cruz Alta para ver un partido entre dos equipos que se encuentran ubicados en la zona peligrosa de la tabla y necesitan una victoria cuanto antes. El desarrollo del juego fue muy lento y ambos equipos realizaron un flojísimo encuentro. El árbitro que señaló dos penaltis muy rigurosos, uno a cada equipo favoreció que se consiguieran los dos goles. Se adelantaron los albiazules al transformar en gol el lanzamiento de los nueve metros Arambarri y diez minutos más tarde empataron los arlequinados del mismo modo. La segunda mitad si cabe todavía fue más monótona, sin apenas ocasiones y falta de ideas. Pana tuvo en sus botas a dos minutos del final el gol que hubiese dado la victoria y los dos puntos para Vitoria, pero falló. El Alavés con este empate, sigue en la cola de la clasificación, con solo dos victorias en los trece partidos disputados y ocho puntos.

1962-1963

20/01/1963

2-3

Se acercaron una buena cantidad de aficionados al campo para ver un partido entre dos conjuntos que están clasificados de la mitad de tabla para abajo. El terreno estaba bastante pesado y con muchos charcos. Un tiempo fue para cada equipo, la primera mitad correspondió íntegramente a los locales que lograron marcar el primer gol al cuarto de hora, luego tuvieron el hándicap de que se le lesionase un jugador y tuvo que pasar a jugar de extremo, aun así las ocasiones de gol se sucedían en el área vitoriana, pero el portero Vallejo y la defensa estuvieron inspirados llegándose al descanso con mínima ventaja local que se antoja corta para los méritos realizados por los arlequinados. Debido a la pesadez del terreno, la resistencia fue haciendo mella en los vallesanos, aprovechándose los albiazules que se adaptaron mejor al barro para dar la vuelta al marcador. A los veinte minutos empató Aramburu, Munuce de golpe franco el segundo, empataron los locales y cuando parecía que el empate seria el resultado final, un tiro raso de Munuce desde fuera del área permitió con la ayuda del portero anotar el gol de la victoria y traerse los dos puntos para Vitoria. Una victoria a domicilio que no se había producido desde la primera jornada en Langreo.

1961-1962

25/02/1962

1-0

Sobre Sabadell estuvo lloviendo durante toda la noche y hasta la hora del partido, llegándose a temer por la suspensión, ya que el campo estaba impracticable, lo que propicio una floja entrada. Era casi imposible jugar al fútbol sobre el barrizal que se había formado, lo que superaba a los jugadores que no podían hilvanar jugadas debido a las continuas caídas, menos mal que no se produjeron lesionados. El poder físico era lo principal. Se llegó al descanso sin goles, el árbitro anuló un gol más que legal al Alavés, al transformar Beitia una falta directa que el árbitro dio gol pero el linier invalido por pensar que era libre indirecto. Dominaron algo más los locales la segunda parte, el Alavés aguantó bien hasta que encajó el gol en una jugada de infortunio, ya que el balón se quedó “muerto” en un charco. El Alavés trató de reaccionar en busca de la igualada, pero sus intentos fueron bien contenidos por el Sabadell. Se puede destacar al meta albiazul Larrazábal, que salvó a su equipo de una derrota más abultada.

1959-1960

25/10/1959

7-0

Debido a que el equipo local anda por la parte alta de la tabla y se enfrentaba al colista, el campo presentó una entrada de casi lleno. Magnifico partido el jugado por los arlequinados, que parecían máquinas, todo lo hacían bien y parecía normal. Los dos primeros goles llegaron para el primer cuarto de hora y hacía presagiar una goleada como así sucedió. Minutos más tarde se lesionó el defensa vitoriano Caso, que se puso de extremo donde pasó desapercibido y en la segunda parte fue expulsado Uribesalgo, jugando el Alavés los últimos minutos del encuentro con nueve jugadores. El equipo vallesano jugó a placer, mostrándose los vitorianos como un globo que se deshinchaba poco a poco, era un muñeco en manos del Sabadell. La diferencia entre estos dos equipos es grande, de ahí la goleada. Al descanso ya se fueron con cuatro goles en contra, el interés en la segunda parte decreció, llegó la expulsión de Uribesalgo y todavía el equipo vallesano consiguió anotar tres goles más para hacerle un “siete” al equipo albiazul .El Alavés es colista con tan solo una victoria de los siete partidos que ha disputado.

1958-1959

09/11/1958

0-3

El Alavés se impuso con claridad tras realizar un gran primer tiempo en el que anotó los tres goles, dejando sentenciado el partido, el primero obra de Arriarán y los otros dos por Echeandia con la colaboración de la defensa y el portero local. En la segunda parte, el Sabadell salió a por todas y encerró al Alavés en su área pero sin mostrar peligro, cosa que si generaban los albiazules en sus contragolpes. Esta victoria supone para el “Glorioso” un balón de oxigeno, pues era penúltimo en la tabla y para el Sabadell es un paso atrás pues se descuelga del grupo de cabeza. Como anécdota se puede comentar, que el Sabadell llevaba tres temporadas sin conocer la derrota en su estadio.

1957-1958

29/12/1957

1-0

Poco demostró el Alavés en el último partido del año en tierras catalanas, pecó de ingenuo en algunas acciones y muy romo en ataque. Partido de escaso juego, donde predomino el entusiasmo y el pundonor de los jugadores, donde los defensas fueron más efectivas que las delanteras. El gol arlequinado se consiguió al borde del descanso. Los alaveses en la segunda mitad estuvieron un poco más activos, pero pecaron de llegada al área contraria. Resumiendo, hay que mejorar más de la media para adelante y a esperar que el nuevo año sea más propicio en los resultados. Con esta victoria el Sabadell sobrepasa al Alavés en la quinta posición.

1956-1957

21/10/1956

1-0

Campo abarrotado y partido magnífico entre dos equipos con pretensiones de ascenso, que en esta jornada el Sabadell era el líder de la categoría y el Alavés andaba por el centro de la misma. Los vitorianos plantearon un partido a la defensiva, amontonando jugadores ante su portero y esperando que en algún contragolpe sonara la flauta. El primer tiempo transcurrió muy igualado, de lucha y entrega, pero sin acciones claras de gol. En la segunda parte el juego lo pone el equipo vallesano, que anota el gol a falta de tan solo quince minutos. De aquí al final, los vitorianos se estiraron un poco y gozaron de alguna ocasión para obtener el empate, de no haber sido por la indecisión de los delanteros. Para finalizar decir que, el Sabadell no ha encajado todavía un gol en su campo de la Nueva Cruz Alta.

1953-1954

20/09/1953

0-0

Lleno hasta la bandera para ver el primer partido de la temporada en la Creu Alta. El único equipo que quiso jugar al fútbol fue el catalán, su dominio fue aplastante, pero el factor suerte, los postes y la zaga alavesista hicieron el resto para no encajar gol alguno. El constante dominio de los arlequinados se estrelló una y otra vez contra una defensa albiazul muy conjuntada, donde destacó un pletórico Berasaluce en la portería. Los catorce saques de esquina forzados por el Sabadell de nada sirvieron y además se quejaron de un claro penalti, que el árbitro les escamoteo. Segundo partido de la temporada y segundo empate para las huestes vitorianas.

1952-1953

14/12/1952

1-1

Buena entrada en la Creu Alta. El Alavés vistió con camiseta rojiblanca. Los arlequinados merecieron el triunfo, pero les faltó la suerte que en el fútbol es importante. Aunque se adelantaron los locales al cuarto de hora, el gol hizo reaccionar a los albiazules que antes del descanso lograron el empate por medio de Enrique de un zambombazo desde fuera del área. En la segunda mitad, los vitorianos retrasaron sus líneas, para mantener el empate, mientras que los catalanes atacaron mucho pero casi siempre con balones aéreos. Casi siempre era la “muralla” vitoriana la que resolvía el peligro con mucha tranquilidad y anticipación. Se coloca tercero en la tabla a tres puntos del Osasuna.

1951-1952

13/04/1952

6-1

Gran exhibición del equipo arlequinado, que si hubiese jugado así durante toda la liga, seguro que su lugar en la tabla no hubiera sido el cuarto puesto. Domino en todos los terrenos a los albiazules que no dieron tantas facilidades como parece por el marcador cosechado. El Alavés jugó una primera media hora de calidad, donde dispuso de alguna ocasión para marcar, todo lo contrario que los locales, que en los últimos quince minutos anotaron los dos primeros goles que dejaron casi sentenciado el encuentro. En la segunda mitad todavía el cuadro local lo bordaría aún más, con cuatro goles de bella factura. El gol albiazul lo consiguió a la media hora Sueza. Era el último partido de liga, que con esta derrota tan abultada, más parece un set de tenis, el Alavés termina noveno y tiene que jugar la promoción para no descender a Tercera entre seis equipos, mientras que el Sabadell se mete en la liguilla para jugar el ascenso a Primera. El club albiazul tuvo que convocar una Asamblea para aprobar si el equipo participaba en la liguilla, pues suponía un gasto excesivo. Se acordó que sí y después de jugarla, la Federación decidió que no hubiera descensos y formó dos grupos de Segunda División.

1942-1943

08/11/1942

1-0

Partido bastante anodino que apenas ofreció juego interesante dada la superioridad total de los arlequinados. El Alavés aguantó bien el primer tiempo las embestidas locales, pero se palpaba en las gradas que el gol tenía que llegar y así fue, en la última jugada antes del descanso llegó el tanto catalán, que hizo mucha “pupa” a los vitorianos. Después del descanso, los vallesanos salieron a resolver con constantes llegadas al área que no fructificaron, malogrando innumerables ocasiones de gol. Los albiazules apenas crearon peligro. A falta de pocos minutos para el final, resulto expulsado muy rigurosamente el jugador albiazul Gabilondo por protestar al árbitro. Juego insulso hasta el final. El portero alavesista Ramón fue el más destacados del encuentro. Con este partido se pone fin a la primera vuelta, en la cual el equipo vitoriano de los siete partidos disputados solo ha conseguido un empate y por tanto es el colista del grupo por méritos propios, ya que solo ha marcado un gol y es de los más goleados.

1941-1942

23/11/1941

1-1

Terreno un poco pesado por la lluvia caída antes del partido y una buena entrada en las gradas. El Alavés sacó un buen punto en tierras catalanas, que le permite mantenerse en el grupo de cabeza, colocándose tercero a dos puntos de los arlequinados. Gran dominio local en la primera parte, donde consiguió anotar su gol poco antes del descanso y tuvieron ocasiones más que suficientes para haber anotado algún gol más, pero el portero albiazul Salvador estuvo muy acertado y además le favorecieron en alguna acción los postes. En la segunda parte cambio el panorama, el Alavés saltó mucho más enchufado, anotó pronto el empate por medio de Plana, se hizo amo y señor de la contienda, pero no pudo desnivelar el marcador. Los dos equipos parecían conformarse con el punto, aunque para ser ecuánimes, el Sabadell pudo ganar ampliamente.

1933-1934

14/01/1934

¿1-0?

Se suspendio el domingo por el mal tiempo. Se intentó jugar el martes día 16, pero tampoco se pudo, posponiéndose para el final de liga aprovechando una de las fechas que quede disponible. Queda toda la segunda vuelta por jugar. Se consulta en varios periódicos pero no se encuentra información referente a este partido. En las estadísticas de la Federación pone que el resultado fue favorable al Sabadell por (1-0).




Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal