Claroscuros en el caso Kanu
RSS

23/1/2002 - 13:02
Enviada por glorioso.net





La llegada de Kanu y su presentación en las oficinas del club para dar señales de vida es una de las pocas certezas que rodean la odisea africana vivida por el lateral nigeriano propiedad del Ajax y cedido en el Deportivo Alavés durante la presente temporada. Tras una semana desaparecido, sin comunicación alguna -al menos que haya trascendido- del jugador hacia el club, la indignación alavesista llegó a tornarse en preocupación por el cariz que iba tomando una ausencia y una falta de comunicación a todas luces injustificable.

El abogado del jugador, Mr. Franklin, afincado en Holanda, transmitió ayer las primeras señales de vida del jugador. Según el representante de Christopher Ogbonna Kanu, éste habría estado ingresado en un hospital aquejado de malaria, una explicación inquietante, al menos por el halo de fatalidad que acompaña a esta enfermedad tropical en nuestras latitudes.

El jugador llegó a Bilbao, procente de Amsterdam vía Londres ayer, tal y como señaló también en su momento su abogado. La versión del jugador sobre su ausencia no varía mucho de la dada por Mr. Franklin. Christopher señaló que el día 14 tomó un vuelo a Nigeria desde Coste de Marfil, donde jugó unos minutos ante el seleccionado de ese país, y donde conoció también que no iba a resultar finalmente convocado para la Copa de Africa. Una vez en Nigeria, el jugador indica que sufrió fiebres muy altas que le mantuvieron hospitalizado del 16 al 21 de enero. Nada de malaria, afortunadamente.

Para acompañar esta historia, Kanu ha aportado documentación médica con la relación de productos que le fueron suministrados durante el tratamiento de su mal, lo que deberá ser estudiado por el cuerpo médico albiazul para conocer el estado del jugador y, es de suponer, para evitar cualquier riesgo de positivo en un hipotético control anti-doping.

Lo que el jugador no ha explicado es por qué no se comunicó con el club durante el tiempo que permaneció ausente. Ya su irregular incorporación a la concentración de la selección nigeriana no gustó en la entidad albiazul, que esperaba al jugador para pedirle explicaciones. El regreso tardío puede tener consecuencias impredecibles. Kanu se enfrenta a un expediente abierto, y a una charla vis a vis con el presidente del club, que puede ser un trago más duro de pasar que una buena dosis de quinina. Que el club aligerará el bolsillo del nigeriano parece fuera de toda duda. Y no se descarta incluso la rescisión del contrato, aunque la ausencia de recambios en esa zona puede jugar a su favor. Dicen que Kanu está sorprendido y atemorizado por la trascendencia que ha tenido el retraso en su llegada. A lo mejor termina añorando las fiebres nigerianas.


Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal