Racing de Santander - D. Alavés: Antecedentes en 2ªA
RSS

23/10/2014 - 15:34
Enviada por Esteban Ruiz





emporada

División

Fecha

Resultado

Anécdotas históricas

1980-1981

26/04/1981

1-0

Con esta derrota en el tiempo de descuento y a falta de tan solo cuatro partidos, el Alavés se despide de toda opción de alcanzar uno de los tres primeros puestos de la tabla que dan acceso a Primera División, mientras que el Rácing se coloca con estos puntos vice-líder junto con el Castellón. Regular entrada debido al frió, lluvia, granizo y viento que soplaba sobre un campo que parecía una laguna por las inclemencias del tiempo. El Deportivo Alavés estuvo acompañado por varios centenares de aficionados que se hicieron escuchar en varias fases del encuentro. Buen partido el realizado por el “Glorioso”, en todo momento supo sobreponerse al pésimo estado del campo, dominando al conjunto cántabro que se vio totalmente desquiciado por el empuje y la entrega de los vitorianos, al que solo le faltó ambición ofensiva. Cuando la mayoría de la grada había abandonado el estadio, llegó en el minuto noventa y uno el gol de los cántabros, que se aprovecharon de un error del portero albiazul Garmendia que debido al agua que había acumulado en su área, le jugó una mala pasada, un gol de los llamados “tontos”. Con el pitido final, euforia en las gradas, ya que ven como su equipo está palpando con los dedos la Primera División. Lástima que todo el esfuerzo realizado por los vitorianos no tuviese su recompensa en el marcador final. Un empate sin goles hubiese sido lo más justo.

1979-1980

09/09/1979

0-2

Segundo partido de liga y segunda victoria. Encabeza la tabla junto con el Huelva. Buena entrada en el Campo del Sardinero para ver el primer partido en casa del Rácing después de su descenso de Primera División. Hubo bastante presencia de aficionados albiazules que vieron una victoria cómoda de su equipo, que esta vez vistió con camisetas rojas. En la primera jugada del partido, el Alavés forzó un corner y a la salida del mismo, Igartua empalmó un buen disparo que entró como un obús en la portería. Era el minuto uno y ya estaban con ventaja los vitorianos. Este resultado le permitió jugar con tranquilidad y cuando las manecillas del reloj se acercaban al ecuador de esta primera mitad, llegó el segundo gol obra de Salamanca que dejaba casi el choque finiquitado. Los cuarenta y cinco minutos de la segunda parte fueron más equilibrados, destacando la buena defensa y la media vitoriana. Los cántabros no demostraron en ningún momento su calidad, sus aficionados salieron decepcionados por el partido que vieron de su equipo que en estos inicios de campeonato no está demostrando todo el potencial que se le supone. El árbitro estuvo bastante casero y castigo muy severamente las entradas de los albiazules con tarjetas amarillas, hasta cinco por tan solo una de los locales.

1974-1975

20/10/1974

3-1

Campo pesado y aceptable entrada en una tarde desapacible. El Alavés salio al campo con la caraja, como si estuviera todavía en Vitoria, ya que para los veinte minutos ya perdía por dos goles, por dos sendos regalos de la defensa. Todo hacia presagiar una debacle albiazul, pero no fue así, se fue reponiendo poco a poco y aunque se retiraron a los vestuarios con esta desventaja, las sensaciones eran buenas. En la segunda parte, el Alavés salio arriba y para el minuto cinco ya había acortado distancias por medio de Frutos que marcó un golazo desde más de cuarenta metros. El Santander estaba a merced del “Glorioso” y solo le faltó materializar una de las innumerables ocasiones claras de gol de las que dispuso, estuvo rozando el empate a dos pero los atacantes albiazules no tuvieron su tarde. El tercer gol de los cántabros fue anecdótico y se consiguió en el minuto noventa. Lamentable actuación del árbitro, que no dejó satisfechos a ninguno de los dos equipos. Los albiazules realizaron una espléndida segunda parte y se merecieron al menos un punto. Tercera derrota de los siete partidos jugados.

1963-1964

12/04/1964

1-1

Partido de puro trámite para los equipos, ya que a falta con esta de tres jornadas, ambos tienen los deberes hechos, uno para bien el Santander que permanecerá un año más en Segunda y otro para mal, el Alavés que jugará el año que viene en Tercera. Encuentro flojo, no cabe esperar otra cosa en estos envites en que ninguno de los dos se juega nada. El gol de los locales llegó a la media hora de juego casi en la única ocasión que hubo para los dos bandos, llegándose así al descanso. Los albiazules lograron empatar al cuarto de hora de la reanudación por medio de Goyaran I y tuvieron el triunfo en las manos si aciertan en la última jugada con un balón que se fue al larguero. Empate que no sirve para nada a ninguno, solo para demostrar la deportividad que demostró el “Glorioso” en el terreno de juego, poniendo interés como si le fuera algo en el envite. Una anécdota del partido, el portero alavesista Espinosa fue sustituido durante diez minutos por el suplente Vallejo al recibir un golpe en la cabeza. Fue atendido y regresó a su portería hasta la conclusión del encuentro. Se da la circunstancia que la temporada pasada en este mismo campo se dio la situación contraria, lesión de Vallejo y debut de Espinosa, que casualidad.

1962-1963

14/10/1962

1-1

El empate que se ha producido en este encuentro se puede considerar justo, ya que cada equipo dominó uno de los tiempos. La primera parte fue favorable a los albiazules que llegaron a adelantarse en el marcador pasada la media hora por medio de Zuazaga, yéndose así al descanso, cuando podían haber dejado casi sentenciado el partido por las inmejorables ocasiones de las que dispuso, pero el meta cántabro, el ex – albiazul Berasaluce lo paraba todo. En la segunda mitad los locales salen con la lección aprendida, los vitorianos pasaron de ser dominadores a ser dominados y cerca del minuto veinte, vieron como les empataban el encuentro. Ahora el Alavés se dedica más a defenderse que a atacar y consigue mantener este resultado hasta el final. El portero albiazul Vallejo sufrió un encontronazo y se fracturó un dedo de la mano, siendo sustituido por Espinosa que hace su debut en la categoría. Se puede anotar que el defensa albiazul Eloy también juega su último partido ya que se va al Osasuna de Pamplona.

1959-1960

15/11/1959

4-1

Partido que le tocaba disputar al Alavés en casa del líder y aunque empezó ganando, luego terminó goleado. Pese a la tarde desapacible que hacia en Santander, la entrada en el campo fue buena debido a que el equipo cantabro es el líder y recibía a un Alavés que años anteriores andaba en Primera División. El terreno de juego estaba en pésimas condiciones, con charcos y muy resbaladizo, convertido en un barrizal, lo que propició que el encuentro fuera malo, aunque lo salvaron los goles. Las cosa empezaron bien para los intereses de los albiazules que para el minuto diez se habían puesto por delante en el marcador con el gol de Ibarra. Todo un espejismo, ya que el rodillo local se puso en marcha y consiguió antes del descanso dar la vuelta a la tortilla con dos goles. Salen de los vestuarios y el Alavés en su primera ocasión está a punto de empatar marrando el tiro, sigue presionando y nueva ocasión errada. Los santanderinos tenían más puntería y vez que llegaban, gol que anotaban, el tercero de un penalty riguroso y el cuarto ya fue anecdótico, pues los vitorianos habían bajado los brazos. Con este resultado, el Alavés y el Rácing de Ferrol ocupan después de diez jornadas los dos últimos puestos de la tabla con tan solo seis puntos.

1958-1959

22/02/1959

2-0

No fue mala la entrada en el Sardinero con algunos vitorianos en las gradas, pese a que el equipo albiazul no anda muy boyante. Muy mal el estado del terreno de juego, que estaba muy seco, lo que motivaba que el balón botase demasiado haciendo su control harto difícil. Los primeros minutos fueron de dominio vitoriano que ya para los veinte minutos había dispuesto de ocasiones muy claras para marcar, pero la ineficacia de sus delanteros se lo privó. Los cántabros fueron más prácticos y en la primera ocasión que lanzaron a puerta marcaron gol, yéndose con ventaja a los vestuarios. La segunda parte fue más pareja, pero siempre con la negadez del gol para los alaveses, que tuvieron en su portero Arocena el mejor del partido, ya que sino es por él, el Alavés se hubiese traído un buen carro de goles para Vitoria. Casi sobre el pitido final los locales lograron su segundo gol. El equipo albiazul se mete poco a poco en la zona de descenso automático o de la promoción como mal menor, ya que se encuentra tercero por la cola, con los mismos puntos que los dos últimos y cuando tan solo quedan siete encuentros por disputar.

1957-1958

19/01/1958

3-2

Empieza la segunda vuelta y el Santander va líder junto con el Oviedo. El Alavés puso en aprietos a todo un líder de Segunda, que se vio favorecido por una actuación bastante parcial del árbitro, que concedió dos penaltis a los cántabros, uno de ellos no fue, como así reconocieron los dos entrenadores y además anuló dos goles a los vitorianos, uno de ellos pitando cuando el balón iba camino de las mallas. El partido comenzó con dominio local, demostrando que su posición en la tabla es por méritos propios. A la media hora logra su primer gol gracias a un penalty por despejar Gorospe un balón con la mano. No se amilanaron los albiazules y cinco minutos más tarde consiguen empatar con un gol de Iborra de cabeza. Antes del descanso, un fallo de la defensa cántabra es aprovechado por Larrañaga para adelantar merecidamente a los vitorianos, que se retiran con ventaja a los vestuarios. En la reanudación, las imprecisiones en los locales desesperaban a sus aficionados, pero lo que son las cosas, al cuarto de hora en un centro sin peligro y en un mal entendimiento de los defensas albiazules con su portero, consiguen empatar el encuentro. Todo transcurre normal hasta el minuto treinta y seis, donde el árbitro se ‘inventa’ un penalty por una presunta mano de un defensa vitoriano que no fue. El Alavés con esta acción intentó retirarse del terreno de juego y el encuentro estuvo suspendido unos minutos. Por fin se lanza el penalty y el Santander consigue marcar el tercer gol y a la postre el del triunfo. El empate hubiera sido el resultado más justo por los méritos acreditados sobre el terreno de juego.

1956-1957

13/01/1957

4-1

Campo húmedo y resbaladizo por la lluvia caída durante todo el día y floja entrada en las gradas. Con este partido se pone fin a la primera vuelta y con esta derrota cosechada por los vitorianos, les deja en una novena posición nada cómoda en la tabla, mientras que los cántabros se colocan sextos. Los albiazules fueron por delante en el marcador jugando una primera media hora primorosa, generando ocasiones de gol pero con poco acierto, donde solo pudo marcar un gol por medio de Erdocia. Había hecho lo más difícil, pero poco duro la alegría a los vitorianos ya que, dos minutos más tarde vieron como le empataban los locales y antes del descanso un balón tocado con la mano dentro del área por un defensa albiazul, el árbitro decreta penalty y consiguen los cántabros ponerse por delante en el marcador injustamente. Mal comienza la segunda parte, ya que en una jugada desgraciada, la defensa no acierta a despejar un balón y lo deja a placer a los pies del delantero montañés para que anote sin oposición el tercer gol. Quiere reaccionar el Alavés, pero no hay manera, ha perdido la claridad con la que comenzó el choque y por el contrario el Santander consigue un gol más para cerrar el marcador. Resultado abultado para los méritos de los dos equipos. Como anécdota comentar que, el jugador albiazul Iborra fue golpeado desde la banda con un paraguas, siendo detenido el culpable de la acción.

 




Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal