Deportivo Alavés - F.C. Barcelona: Antecedentes en Primera (2ª Parte)
RSS

10/2/2017 - 15:46
Enviada por Esteban Ruiz





En la Temporada 1930-1931, después de la 3ª jornada - 21/12/1930 -, el conjunto albiazul lograba el liderato, tras vencer al R.C.D. Español por (4-1) con 3 goles de Olivares y uno de Lecue, justo en el año en que había ascendido de Segunda a Primera
Después se volvería a repetir el histórico liderato, el día 1/12/2001, ganando al F.C. Barcelona por (2-0) con goles de Llorens e Ibón Begoña, es decir 71 años después.

Temporada

División

Fecha

Resultado

Anécdotas históricas

2005-2006

27/08/2005

0-0

Regresa la Primera División a Vitoria. Gran entrada en las gradas de Mendizorroza con 17.000 espectadores, de ellos un millar eran seguidores culés. Con este partido se inauguraba la temporada liguera 2005/2006. El Deportivo Alavés equipo recién ascendido empata sin goles ante el Barcelona vigente campeón de la temporada pasada 2004/2005. El conjunto albiazul se defendió con mucho orden, la goleada del equipo culé pudo ser de escándalo, estrellaron hasta tres balones en los postes y dispusieron de trece ocasiones clarísimas para marcar, pero se encontró en la portería vitoriana con un viejo conocido que estuvo en sus filas, Roberto Bonano, que se empeñó en amargar el debut del campeón. Los hombres de Rijkard crearon ocasiones de todo tipo pero se encontraron con un inspiradísimo ex – barcelonista Roberto Bonano y los postes que también jugaron a favor del Alavés. Los únicos minutos en los que hicieron alguna jugada los albiazules fueron en los veinte iniciales, después ya fue un monólogo culé, que falló lo que no está escrito en las botas de Etto, Giuly, Deco, etc., que acorralaron a los locales, empezando el recital de Bonano. La ocasión más clara fue a cinco minutos del descanso, en una jugada en la que entre Xavi y Etto malograron la oportunidad de irse con ventaja a los vestuarios, uno por otro la casa sin barrer. El Alavés se fue vivo en su retirada a los vestuarios con el empate inicial, el portero Victor Valdés fue un mero espectador. En la continuación el Barcelona desplegó todavía más su agobio sobre los albiazules, tuvo tres ocasiones en los tres primeros minutos, pero era la tarde del portero argentino que salvó in extremis dos balones a Ronaldinho. También los postes tuvieron su parte de culpa en que no entrar la pelota hasta tres veces y algún que otro desacierto de los barcelonistas. Con tantas ocasiones alguna tenía que llegar a la red, pero esta vez ha sido que no. En esta segunda mitad, el Alavés mejoró algo con los cambios introducidos por Mané, maniataron en el centro del campo la creación del juego de los Xavi e Iniesta. Lo que es el fútbol, en la única acción con peligro que creo el Alavés, Bodipo estuvo a punto de marcar, pero su balón tras sobrepasar al meta catalán se fue al poste cuando parecía que se colaba en la red. En el último cuarto de hora, los albiazules se replegaron todavía más y solo esperaban que el árbitro pitase la final, para así poder inaugurar el casillero con el primer punto de la temporada. Al final de los noventa minutos el marcador reflejaba el resultado inicial. El empate sabe a victoria en Vitoria y a tropiezo en Barcelona. Inyección de moral cara al futuro. Antes del comienzo del encuentro, se le impuso al jugador vitoriano Pablo Gómez la insignia de oro y brillantes del club que recientemente ha dejado la práctica del fútbol, por su trayectoria de ocho campañas en el “Glorioso”. Los delanteros blaugranas van a soñar con su ex – compañero Roberto “Tito” Bonano. Como dirían al final del encuentro los jugadores y técnico holandés, de diez partidos con tantas ocasiones como este se ganan nueve. El Barcelona mereció llevarse los tres puntos para tierras catalanas.

2002-2003

16/03/2003

0-0

Con la salida de los jugadores al terreno de juego, los aficionados formaron un mosaico albiazul en las gradas. Casi lleno con más de 19.000 espectadores que animaron sin cesar a sus colores. La directiva había regalado cinco mil entradas. Los hombres de Radomir Antic hicieron sus mejores minutos en la primera parte, tuvieron dos acciones claras para marcar, pero una vez el larguero y otra que se fue lamiendo el poste de la portería de un dubitativo Juan Pablo, hicieron que por una vez le sonriera la fortuna al Alavés. Hasta el descanso el partido se equilibró y se convirtió en un encuentro de ida y vuelta. El equipo de Mané saltó con más agresividad, intensidad y carácter que en otros encuentros. Tuvo a merced al Barsa y no supo aprovecharse durante media hora de que los azulgranas jugaron con un hombre menos por la expulsión de Motta. Fueron sus mejores minutos y solo le faltó el acierto de cara al gol, tuvo cuatro o cinco claras ante Bonano que no se pueden perdonar, la más clara la de Rubén Navarro que su lanzamiento se fue a la madera, quedaban diez minutos y todavía el portero catalán tuvo que emplearse a fondo para sacarle un balón casi imposible a Turiel. En la última jugada del encuentro, Téllez tuvo que cortar un balón con la mano para evitar una ocasión manifiesta de gol, lo que le costó la expulsión, la falta sacada por Riquelme se fue lamiendo el poste. Con el pitido final, respiraron más los catalanes que los vitorianos. Este Barcelona está muy flojo y dio una imagen muy pobre en Vitoria. Con estos resultados, el entrar en Europa le va a costar ahora está más cerca del descenso. El Alavés por fin ha mantenido la portería a cero, después de que en los últimos partidos hubiese encajado tres goleadas escandalosas. Pese al punto sumado, el “Glorioso” entra por primera vez en puestos de descenso y de aquí al final de liga tendrá que ponerse las pilas para afrontar las doce finales que le quedan, donde deberá sumar al menos catorce puntos.

2001-2002

01/12/2001

2-0

Después de quince jornadas y con esta victoria sobre el Barcelona, el DEPORTIVO ALAVÉS se coloca líder de la Liga en Primera División en solitario, 71 años después y hay que recordar que, hace once años estaba jugando en Tercera División. La entrada fue sobre catorce mil espectadores. Histórica victoria alavesista, que en noventa minutos memorables borraron del campo a todo un equipo plagado de internacionales a los que ganó con relativa facilidad, ya que los catalanes realizaron un encuentro patético. Todos los jugadores albiazules brillaron por igual, desde el portero hasta el extremo izquierda, incluso los tres cambios que introdujo Mané ridiculizaron a los blaugranas. Los Kluivert, Rivaldo, Guardiola, Xavi, fueron apagados por los Téllez, Coloccini, Pablo, Astudillo y no sigo por no poner a todo el once. Velocidad y trabajo a destajo fueron las armas que mostraron los vitorianos. Los primeros compases del encuentro ya hacían presagiar que algo bueno iba a suceder esta tarde en Mendizorroza. El balón estaba en los pies de los alaveses y solo faltaba la guinda del gol. Cuando se rebasaba el minuto veinte, en una internada de Rubén Navarro este es zancadilleado dentro del área y el consiguiente penalty es lanzado por Llorens que bate a Bonano. Faltaba mucho tiempo todavía, pero dice un refrán que ‘el que da primero da dos veces’. Se pudo ir con mayor ventaja a los vestuarios, pero el balón lanzado por Turiel se topó con la cepa del poste. Se retiraron a los vestuarios con una atronadora ovación. Rexach, técnico blaugrana, debió leerles la cartilla y en los primeros instantes subieron la presión a todo el campo sin llegar con peligro sobre Herrera. Para dejar el partido casi finiquitado llegó el golazo de Ibón Begoña mediada esta segunda parte de un zambombazo desde treinta metros. Faltaban veinte minutos y el entrenador visitante puso más madera con la entrada de Saviola, pero ya no se alteró el marcador. Esta tarde/noche el Alavés ha pasado por encima a todo un F.C. Barcelona plagado de internacionales y que hoy ha parecido al revés, los internacionales eran los albiazules, los que las van a pasar canutas son los blaugranas. La fe de los jugadores ha propiciado el llegar a esta situación tan privilegiada y ahora que duré.

2000-2001

19/05/2001

0-1

Después del esfuerzo de la final de Dortmund, los albiazules no podían ni con las botas. Fue un partido soporífero, con escasez de tiros a puerta y mucha lentitud. Mendizorroza registró una entrada con más de dieciocho mil aficionados que recibieron al equipo con una gran ovación, premiándoles por la gesta de Dortmund como si la hubiesen ganado, inundando el campo con más de veinte mil globos azules y blancos. El Alavés estaba cansado y anímicamente desgastado, faltándole la chispa y lucidez que le han caracterizado en toda la temporada europea. Mané dispuso casi del mismo equipo que jugó la final, solo con tres cambios. El Barcelona sabedor de este hándicap trató de imponer un ritmo alto al encuentro con continuos movimientos en sus hombres y fruto de esa presión, llegó el único gol del encuentro obra del holandés Overmans al cuarto de hora. Este gol pesó lo suyo en los jugadores albiazules que apenas se asomaron al área catalana y Dutruel fue un mero espectador. En la segunda mitad, Mané introdujo un segundo delantero, puso en liza a Iván Alonso junto con Javi Moreno que es el pichichi de la liga y pretendido por varios clubs de campanillas (Inter, Barsa, Milán y Valencia), sacaron fuerzas de donde pudieron y llevaron la inquietud a la defensa blaugrana, estando el partido más abierto, aunque ocasiones claras no tuvo. A falta de dos minutos fue expulsado el defensa albiazul Cosmin Contra por dos amarillas, lo que acabó por agotar todas las reservas del Alavés. Se llega al final con una derrota que escuece porqué tampoco el Barcelona fue tan superior, el juego se concentró en el centro con escasos tiros a puerta. Quedan nueve puntos, tres partidos para que finalice la liga y el Alavés se queda en la novena posición a tres puntos del Celta que es el que marca el acceso a Europa.

1999-2000

18/09/1999

2-1

Aunque sea por unas horas, el “Glorioso” se coloca con nueve puntos en lo más alto de la clasificación empatado con el Barcelona y el Rayo Vallecano, acontecimiento que no sucedía desde el año 1931. Astudillo y Nan Ribera con un gran gol dieron la vuelta al marcado por Dani. Gran entrada en Mendizorroza con 18.000 espectadores para recibir al Barcelona que lleva un pleno ( 3 de 3 ) y que la temporada pasada gracias a la victoria que obtuvieron en este campo, se proclamaron campeones de liga. El Alavés consigue una victoria merecida e infringe la primera derrota al equipo culé. El equipo albiazul poco tiene que ver con aquel de hace unos meses que se salvó de la promoción en la última jornada. Los vitorianos han salido en tromba asfixiando a los creadores del juego catalán llámese Guardiola, Rivaldo y Simao, no dejándoles sentir cómodos sobre el césped. Hubo ocasiones claras en las dos porterías, Frank de Boer y Dani hicieron lucirse a Martin Herrera; Javi Moreno y Téllez hicieron lo mismo con la del guardameta Hesp. Transcurrían los minutos y en el ecuador de esta mitad en una acción de calidad, El Barcelona consigue por medio de Dani adelantarse en el marcador. Este gol todavía da más alas al Alavés que sigue robando balones y saliendo a la contra. Tanto insistían los locales que a dos minutos del descanso, es Astudillo el que logra el empate haciendo justicia al juego mostrado en esta mitad. La salida de la segunda parte de los azulgranas fue más explosiva, ya era el dueño del balón pero le faltaba claridad en los metros finales. Los dos cambios que hizo Van Gaal no fueron revulsivos, ni Luis Enrique ni Kluivert le dieron fruto. El gol de la victoria albiazul llegó en el minuto setenta en un error garrafal de Hesp que regaló como quien dice el balón a Nan Ribera y este desde 45 metros lanzó un zapatazo que se coló en la red. Éxtasis en Mendizorroza, hasta el minuto noventa, los azulgranas fueron una marioneta en manos de los albiazules, que les bailó y pudo haber salido goleado para Cataluña. Victoria de prestigio ante un equipo que está llamado a ganar eso dicen la Copa de Europa de esta temporada.

1998-1999

22/05/1999

1-4

Lleno total en el campo de Mendizorroza con 19.500 espectadores, de los cuales una tercera parte eran seguidores blaugranas, que en este partido y gracias a su victoria, se proclama por decimosexta vez en su historia, CAMPEÓN de la Liga 1998-1999, cuando faltan de tres partidos. Extraordinario ambiente por la ciudad durante todo el día. Desde primeras horas se vio mucho colorido por las calles, con muchísimos aficionados culés llegados desde todas las comunidades para ver si su Barsa se proclamaba campeón. Se enfrentan dos equipos en buena racha en la Liga, el Alavés como mejor equipo en casa con seis victorias seguidas y el Barcelona con diez victorias fuera del Camp Nou. Los inicios fueron de muchos nervios, las primeras ocasiones las tuvieron los hombres de Mané en las botas de Salinas y Vitamina Sánchez, pero perdonaron. Pasaban los minutos y el Barcelona apenas había aparecido. Cuando se acercaba el minutero al descanso, llegó el gol de Cocu a solo cinco de la conclusión. Júbilo en la zona de la afición catalana que ya tenía medio encarrilado el título. La segunda mitad no tuvo casi color, bueno sí el blaugrana, que consiguieron su segundo gol a los cinco minutos obra de Kluivert. El Alavés apenas aparecía y solo esperaba llegar al final de la manera más digna posible. Llega el tercer gol obra de Figo cuando se cumple la mitad de esta parte. Los albiazules no se merecían tanto castigo, a un cuarto de hora del final, es Julio Salinas quien marca para el Alavés ante los aplausos y vítores de toda la afición vitoriana. Ya no había tiempo para sorprender y aun así el Barcelona redondeo la tarde con un cuarto gol marcado por Luis Enrique. Con el pitido final, júbilo de los jugadores blaugranas que forman una piña en el centro del campo junto con su entrenador Louis Van Gaal. No pudieron dar la vuelta de honor debido a que desde la grada albiazul se les pitó e insultó y además se les lanzaron todo tipo de objetos. El “Glorioso” a falta de tres partidos y pese a la derrota, ya se ha librado del descenso automático gracias a las derrotas del Tenerife y Salamanca y está casi a punto incluso de librarse de la promoción.




Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal