Deportivo Alavés - Athletic de Bilbao: Antecedentes en Primera
RSS

05/5/2017 - 23:18
Enviada por Esteban Ruiz





Temporada

División

Fecha

Resultado

Anécdotas históricas

2005-2006

02/04/2006

0-0

Una de las entradas más flojas en Mendizorroza en todos los derbys disputados entre “leones” y “babazorros”, se superaron por poco los trece mil espectadores. Se había declarado “día del club” y no se llegó al millar los aficionados desplazados desde Bilbao. Se enfrentaban dos equipos que están luchando por evitar el descenso. Partido de escaso juego con pocas acciones ofensivas de unos y otros y conformismo a raudales entre dos conjuntos que a estas alturas de la temporada el puntuar es siempre positivo, no se asumen riesgos. Los noventa minutos se pueden compendiar en partido de bostezo y gris que se jugó al paso, si el balón pasaba de la medular las ideas se desvanecían y que decir de los porteros, ni se les vio, el partido fue de poco a casi nada en la última media hora y el punto que se lleva cada equipo en principio parece bueno, en la última jornada se verá si ha sido suficiente o no. Javier Clemente vino a Vitoria colocando el autobús delante de su portería, una defensa de cinco y renunciando al ataque. Soporíferos primeros cuarenta y cinco minutos en los que solo hubo un tiro a puerta de Quique de Lucas entre los tres palos. La segunda mitad empezó algo más animada con dos acciones claras por cada equipo pero luego el juego fue decayendo hasta el minuto noventa. Faltan siete jornadas, con este punto el Alavés se aleja en un punto del descenso y el Athletic en tres. Se prevé un final muy apretado ya que hay siete equipos metidos en líos en tan solo tres puntos. Lo más lamentable del encuentro fueron los incidentes en la grada.

2002-2003

18/05/2003

2-4

Entrada superior a los quince mil aficionados con el fondo de seguridad poblado de rojiblancos. Partido con bastantes alternativas en el marcador, los rojiblancos marcaron primero, remontaron los albiazules con dos goles y tuvieron el tercero antes del descanso, en el inicio de la segunda mitad empate visitante, luego viene la expulsión tonta de Magno y el Athletic sentencia con dos goles de Joseba Etxebarria. Resumiendo, los errores albiazules fueron mayores que los aciertos rojiblancos. Empezaron bien los albiazules controlando el balón y llegando con claridad al área de Aranzubia aunque sin que interviniese en exceso. Por el contrario, los ataques rojiblancos eran letales, llegaban con tanta claridad que pasando el primer cuarto de hora, Yeste se aprovecha de un regalo para batir a Dutruel. No era justo el resultado y el Alavés no daba el brazo a torcer. Al borde de la media hora, primero Magno y luego Astudillo dieron la vuelta a la tortilla en tan solo dos minutos. Mendizorroza estaba volcado y los vitorianos a punto estuvieron de sentenciar antes del descanso si Rubén Navarro acierta a batir al meta bilbaíno que despejó con la punta del pie el balón cuando ya se cantaba gol. Los hombres de Aranguren habían realizado una gran primera mitad. En la reanudación la cosa ya no pintaba igual, los leones habían espabilado y para el minuto diez ya habían empatado por medio de Urzaiz. Para rematar este mal comienzo, al cuarto de hora es expulsado absurdamente Magno por dos amarillas cuando ya iba a ser cambiado, se quedan con diez los locales y con media hora por el delante. Hay que contener pero el esfuerzo realizado empieza a pasar factura. El balón no salía del área de Dutruel y Etxebarria, en dos ocasiones acierta a batir al meta albiazul, dando de esa manera un triunfo al Ath. de Bilbao quizás excesivo. Un empate lo más justo, los hombres de Txutxi Aranguren han aguantado bien una hora hasta la expulsión. Quedan cuatro partidos, importante paso atrás del Alavés en sus aspiraciones de asegurar la permanencia en la categoría, la salvación está ahora a tres puntos que marca el Osasuna. Mantuvieron la tensión mientras estuvieron once contra once. Si hay vida hay esperanza. El Athletic con su victoria cada vez está más cerca de conseguir el objetivo de Europa.

2001-2002

17/03/2002

2-3

Gran ambiente de derby, con hinchada visitante, cánticos, himnos, bufandas, banderas, gritos, aplausos, etc. Catorce mil aficionados se dieron cita en Mendizorroza para presenciar un encuentro donde el protagonista negativo fue el árbitro que no midió con el mismo rasero a los dos equipos. El Alavés acabó el encuentro con tan solo ocho jugadores y a punto estuvo de terminar con siete, lo que hubiese supuesto la suspensión del partido. Cuando las fuerzas estuvieron equilibradas, los albiazules le dieron un baño a los rojiblancos que no demostraban para nada ser un equipo que lucha por estar en Europa. Tanta era la superioridad de los vitorianos que para el primer cuarto de hora, Jordi Cruyff ya había batido por dos veces al meta Lafuente. Toda la hinchada local se las prometía muy felices e incluso pensaban en una goleada. Todo cambio en los cinco últimos minutos de la primera parte que fueron claves para el devenir del encuentro. Primero, Magno se auto-expulsó por una acción absurda. Segundo, llega el primer gol rojiblanco en el lanzamiento de una falta directa por medio de Tiko. Tercero, Rubén Navarro ve la segunda amarilla y deja al equipo albiazul con nueve. Cuarto, en el descuento Urzaiz logra el empate. Aquí se acabó el partido para el “Glorioso”. Retirada a los vestuarios. Quedaban cuarenta y cinco minutos para aguantar con dos hombres menos y la misión parecía muy complicada, se defendía ordenadamente achicando balones de su área hasta que a quince minutos del final en el saque de un córner, Téllez recibe la segunda amarilla y además comete penalti, expulsión y gol de Larrazábal que daba la vuelta al marcador. Con ocho hombres en el campo poco o nada se podía hacer, solo esperar al pitido final. Los vecinos del norte han pasado a controlar el balón y dejar que muriese el partido lentamente. Al Alavés le mostraron cinco amarillas y tres rojas, al Athletic tan solo dos amarillas. También se puede comentar que algún jugador albiazul saltó al césped pasado de vueltas o se calentó con el transcurrir del encuentro. Este resultado mete a los leones en puestos Uefa y aleja a los babazorros al octavo puesto en tierra de nadie a seis puntos de ese objetivo a ocho jornadas de la conclusión.

2000-2001

03/12/2000

2-1

El Alavés derrota por primera vez al Athletic en Liga, remontando en diez minutos el gol inicial de los “leones” en una gran segunda parte. La entrada en Mendizorroza no llega a los doce mil aficionados, es la asistencia más floja en un derby entre estos dos equipos. Los albiazules saltaron al campo algo desconectados quizás por el ambiente que se había creado alrededor del partido y de ello se aprovecharon en la primera mitad los rojiblancos que jugaron más y mejor. Antes de marcar el gol, los bilbaínos ya habían avisado con varios tiros sobre la meta de Herrera. El gol rojiblanco llegó hacia el minuto veinte por medio de Roberto Ríos. Hasta el descanso el Alavés estuvo asfixiado y no disfruto para nada del balón. La salida de los vestuarios fue otra historia, Mané dio entrada a un delantero como Iván Alonso y a fe que acertó. En el primer minuto Tomic pudo marcar, el empate no tardó en llegar, era el minuto tres, en una falta botada por Cosmin Contra se cuela en la meta de Lafuente. En pleno acoso albiazul, el árbitro decreta un penalti bastante dudoso que transforma Javi Moreno volteando el marcador en solo siete minutos. La afición está a tope y no cesa de animar a su equipo. Los visitantes se habían venido abajo y además en el minuto setenta, Josu Urrutia es expulsado con roja directa por una agresión a Iván Alonso. El Alavés en superioridad dejaba que pasasen los minutos y tuvo el tercer gol en las botas de Alonso que el árbitro inválido. Todavía el equipo rojiblanco sufrió una segunda expulsión en los minutos de descuento de Felipe por dos amarillas. Pitido final y éxtasis en la parroquia albiazul que han visto como el Alavés ha derrotado por primera vez al Athletic en Vitoria. Los jugadores saludaron y fueron despedidos con una gran ovación. Se lleva jugado el primer tercio de liga y con esta victoria el Alavés se coloca quinto en puestos europeos y el Athletic es decimoquinto. Como anécdota apuntar que los hombres de “Txetxu” Rojo fueron recibidos con una sonora pitada y con el lanzamiento de billetes falsos, en referencia a las primas de otros equipos que el Athletic piensan que recibió por ganar en la temporada pasada en San Mamés al Deportivo Alavés y no poder participar en la Champions, eso sí se quedó en sexto lugar y participó en la Uefa, donde a la postre sería subcampeón.

1999-2000

09/01/2000

1-2

Entrada muy buena en el Paseo de Cervantes con unos diecisiete mil aficionados, de los cuales más de dos mil eran rojiblancos. Nuevo derby contra nuestros vecinos del Norte y nueva derrota, no hay manera de ganarle a este equipo en liga en los enfrentamientos disputados en Vitoria. La primera media hora fue dominada por los albiazules que tuvo en las botas de Salinas y de Javi Moreno opciones claras para haber marcado. Tanto insistían los locales que en el ecuador de esta parte, en una acción más que dudosa dentro del área, el árbitro decreta penalti que se encarga de lanzar Julio Salinas y lo transforma en gol. Algarabía en los aficionados que estaban viendo a su equipo mucho mejor que a su rival. Poco duró la alegría, ya que cinco minutos después es Joseba Etxebarría quien deshace la igualada en un gran remate de cabeza al que nada pudo hacer Herrera. Son los mejores minutos de los “leones” que se han hecho dueños del balón. Se retiran a los vestuarios con empate. En la segunda parte son los hombres de Luis Fernández quienes llevan la iniciativa y fruto de su dominio en el veinte se ven favorecidos por un penalti igual de dudoso que el anterior y que Larrazábal se encarga de transformar en gol y poner por delante a los rojiblancos. Los minutos van pasando con poco peligro del Alavés, pero el marcador no se movió más en Mendizorroza. Otro derby en Vitoria, otra victoria para Bilbao. Lo más justo un empate, hubo un tiempo para cada equipo. Con este partido se pone fin a la primera vuelta con el Alavés situado en el centro de la tabla y el Athletic en puestos de Champions.

1998-1999

17/01/1999

1-2

Excelente entrada en el Campo de Mendizorroza, con una gran afluencia de seguidores rojiblancos en las gradas que dieron un colorido como hace mucho tiempo no se había visto en este estadio. Se quedaron unas dos mil entradas sin vender y la recaudación pudo rondar los noventa millones de pesetas, dado que fue media jornada económica. El Alavés tiró poco a puerta y no creo oportunidades, reacciono tarde cuando apenas quedaban diez minutos. El equipo rojiblanco llevó la iniciativa y creaba peligro, los albiazules habían salido como desconectados y solo mandaban balones largos en busca de Julio Salinas. El empate inicial se deshizo al filo de la media hora al enganchar Alkorta un zapatazo desde fuera del área al que Kike solo hizo la estatua. Quiso reaccionar el Alavés pero no creo peligro. Comienza la segunda mitad y sin cumplirse el minuto diez, el Athletic logra el segundo gol en un córner que pareció entrar directo, pero el árbitro se lo adjudicó al Pichichi de la liga Ismael Urzaiz. A partir de aquí y con todo ya vendido, el equipo de Mané se lanza en tromba sobre la meta de Etxebarria teniendo Ibón Begoña una acción que mando el balón al palo, otra de Sívori que se fue fuera y a la tercera acertó Canabal y recortaba distancias a falta de diez minutos que puso emoción hasta el pitido final. El italiano Nicola Berti en su debut tuvo una gran oportunidad para empatar, su remate solo dentro del área lo envió fuera. Aquí se acabó el encuentro. Victoria quizás merecida de los hombres de Luis Fernández y tardía la reacción albiazul. No fue el día del portero albiazul y ex rojiblanco Kike, que encajó dos goles bastante tontos. Todavía queda una vuelta más el partido contra la Real en Anoeta. El Alavés ocupa puestos de promoción de descenso a dos del Valladolid que por ahora marca la salvación. El Athletic con la victoria se pone séptimo empatado con el sexto que da opción de ir a Europa.

1955-1956

15/04/1956

0-3

Por primera vez en la historia del equipo albiazul se colgó el cartel de ' no hay billetes'. Llovía y a pesar del tiempo, se habían desplazado hasta el campo más de 200 coches y 125 autobuses. El Alavés había vendido 17.000 localidades de pie y completó un aforo de 23.000 espectadores, demasiados, sobre todo teniendo en cuenta que el aforo de Mendizorroza estaba fijado en 10.000 aficionados. En un error de cálculo, la directiva decidió levantar una tribuna de mecano tubo, pero esta cedió y el público invadió el césped ocupando los aficionados hasta las líneas de banda y el árbitro decidió una hora después suspender el partido para el día siguiente Lunes. El campo estuvo de nuevo lleno pero menos porque muchos seguidores rojiblancos no se desplazaron al no ser festivo, esta vez el árbitro dio el visto bueno para que se jugase y el Ath. de Bilbao se paseó por Mendizorroza. El campo era un lodazal y se adaptaron mejor los visitantes. Partido de rivalidad regional, de mucha pelea ya que cada equipo tenía un objetivo diferente, el Alavés se está jugando la salvación y el Athletic si vencía se alzaba como virtual campeón de la liga trece años después a falta de una jornada. Para los vitorianos la suerte le volvió la espalda desde los primeros minutos, se lesionó Primi y estuvo todo el partido como una figura decorativa, poniéndosele el encuentro muy favorable al once de rojiblanco. Con esta ventaja pronto marcaron el primer gol por mediada esta mitad por medio de Marcaida. El juego desarrollado era muy lento. Se van al descanso con este resultado. La segunda parte empieza mal para los albiazules que encajaron el segundo gol de fortuna de Gainza. El choque parecía resuelto, el Alavés se mostraba impotente y aunque opuso resistencia no tuvo acciones de gol. Para más inri, Arbaizar también se lesiono a falta de un cuarto de hora y los visitantes anotaron un tercer gol por medio de Arrieta. Resultado final que puede considerarse justo para los bilbaínos dadas las ventajas de las que dispuso. Queda una jornada y el Alavés está en el cuarto puesto por abajo, lo que implica jugar la promoción por no descender y la liguilla será peligrosa dada las lesiones por las que atraviesa ahora el equipo vitoriano.

1954-1955

26/12/1954

2-2

La entrada de Mendizorroza puede considerarse como una de las mejores de su historia, la prensa la cifra en 20.000 personas, ¿no son muchas? El partido se jugó con una densa niebla que dificultaba ver de una portería a otra. En las gradas se mezclaron multitud de banderas y bufandas con los colores albiazules y rojiblancos. Con este partido da comienzo la segunda vuelta. La salida de la primera parte de los albiazules fue algo tímida, dejando jugar en demasía a los bilbaínos que pronto se hicieron dueños y señores del balón. Dadas estas premisas, el gol tenía que llegar, pasado el primer cuarto de hora Azkárate marca el primero para los visitantes y seis minutos después viene el segundo obra de Arrieta. Eran los peores momentos de los vitorianos que se veían desbordados en todas las acciones poniendo en aprietos a Berasaluce que tuvo bastante trabajo. Antes del descanso se lesionó Bolado que paso a ocupar el puesto de extremo. La retirada a los vestuarios vendrá bien para aclarar ideas. En las gradas se hablaba más de una goleada que de llegar a puntuar. La decoración cambio en la segunda mitad, parecía como si los jugadores alavesistas se hubiesen cambiado las camisetas con sus contrarios. Ahora los que atacaban y dominaban eran los locales, Carmelo pasaba por momentos de peligro. Transcurrían los minutos y sin cumplirse la media hora es Primi quien abre la lata y en pleno empuje llega cinco minutos después el segundo de Wilson cuando todavía quedaban más de diez minutos para la conclusión. Los aficionados albiazules animaban sin cesar ya que veían que era posible la remontada. Hubo ocasiones para ello pero la ineficacia en los metros finales les privó que los “leones” se fueran para Bilbao con el zurrón vacío. Resumiendo, buen partido el presenciado en Mendizorroza con un tiempo para cada equipo. En la retirada a los vestuarios hubo algún que otro altercado entre los jugadores debido a la pugna que habían tenido durante los noventa minutos. Con el empate, el Alavés se coloca en undécima posición y el Athletic en tercera.

1932-1933

25/12/1932

0-2

Muy buena entrada en Mendizorroza, casi lleno. El Ath. de Bilbao no es tan potente como otras temporadas y el Alavés lo tuvo embotellado prácticamente los noventa minutos. La clave de la derrota, la falta de gol, porque ocasiones se crean, en los momentos precisos se fallan incomprensiblemente. En la primera parte fueron los vitorianos los que marcaron la iniciativa en el juego pasando los bilbaínos por momentos de serio peligro y su defensa que tuvo una buena tarde anulando los continuos envites de los alaveses. Termina el primer tiempo con empate a cero. En la segunda mitad sigue la misma tónica, dominio del Alavés y defensa del Bilbao, Cuando se va a cumplir la media hora, el árbitro señala una falta que no gustó a los aficionados albiazules, saltando algunos al campo siendo despejados del mismo por la fuerza pública. Fruto del lanzamiento de esta falta se produce una melé en el área vitoriana y Bata de cabeza anota el primer gol bilbaíno en la única llegada que habían hecho en más de una hora de juego. Los albiazules heridos en su orgullo, si cabe se lanzan con más garra en busca del empate que no llega, eso sí a un minuto del final son de nuevo los visitantes los que marcan por medio de Gorostiza. Derrota injusta por dos goles del “Glorioso” ante el campeón de la liga pasada. A la terminación del encuentro, fueron apedreados algunos jugadores del Athletic, autobuses y coches particulares de seguidores rojiblancos por unos cuantos inconscientes que no representan a la afición albiazul. También resultaron agredidos el árbitro y sus líneas que abandonaron el campo una hora después por una puerta diferente a la habitual. De nuevo favoritismo de un árbitro vizcaíno el Sr, Campos, que se inventaba las faltas siempre para los visitantes. La derrota escoció bastante a los jugadores y el público, porque sin apenas merecerlo los dos puntos volaron para Bilbao. El Athletic en su indomable soberbia decía que, el Alavés tenía que ser un muñeco autómata obediente a su dictatorial mandato. A cuenta de esto se rompen las relaciones entre ambos equipos.

1931-1932

14/02/1932

0-1

Pese a la fuerte nevada caída durante la noche en Vitoria, el partido se pudo jugar en Mendizorroza después de que bastantes cuadrillas de obreros se dedicaron a quitarla del terreno de juego y que el árbitro diese el visto bueno. El estadio estaba completamente lleno y la recaudación para las arcas vitorianas tuvo que ser de las buenas. De salida se adaptaron mejor los bilbaínos al terreno de juego, el ritmo es bueno y las dos porterías pasan por momentos de peligro, las defensas se emplean con seguridad. A los seis minutos se le anula un gol al Alavés conseguido por Sañudo según el árbitro por falta previa en el inicio de la jugada, los jugadores visitantes no habían protestado y los que sí lo hicieron fueron los aficionados locales, que enfadados arrojaron bolitas de nieve contra el árbitro Sr. Vallana. Al cuarto de hora se produce el gol de los rojiblancos por medio de Iraragorri que está en un fuera de juego claro y que fue también muy protestado. El partido ya está de lo más loco por lo que estaba sucediendo sobre el campo y la guinda llegó a diez minutos del descanso, en una jugada en la que los albiazules reclamaron penalti por mano dentro del área, no es concedido y el público salta al campo con la intención de agredir al árbitro que se refugia en la caseta. Ante el cariz de los acontecimientos, se suspende el partido y el Sr. Vallana queda detenido por los miñones saliendo del campo en el coche del Sr. Gobernador Civil para evitar males mayores. A la media hora quedó en libertad. Por lo tanto, no se reanudo el partido, se dieron los dos puntos al Ath. de Bilbao y como no, al D. Alavés le caerá una fuerte multa. Un periodista de Bilbao, publicó:” Que la Federación aplique el castigo con todo vigor aunque se HUNDA Mendizorroza y aunque se HUNDA el Deportivo Alavés”. Con este partido comienza la segunda vuelta, la victoria le coloca líder a los rojiblancos junto con el Real Madrid y la derrota deja a los albiazules penúltimos en la tabla.

1930-1931

01/03/1931

1-4

La entrada en el campo de Mendizorroza solo fue regular, se notó en la grada la falta de bastantes hinchas bilbaínos, debido al mal día que hacía en Vitoria, con mucho frío y lluvia. El terreno de juego estaba impracticable, encharcado con más de un palmo de agua en algunas zonas. El Athletic se presentaba en Vitoria como líder y bien que lo demostró. El Alavés presentó un equipo de circunstancias debido a las sanciones y lesiones de sus hombres más carismáticos como son Ciriaco, Crespo y Olivares. Los albiazules le plantaron cara en la primera mitad, se adelantaron en el marcador con un gol de Murua al aprovecharse de una indecisión en la zaga visitante. Júbilo en los aficionados. Tampoco es que duraría mucho la alegría, a la media hora llega el empate obra de Bata. Se retiran así a los vestuarios. En la segunda parte los rojiblancos salieron más entonados, se aclimataron mejor al campo y se aprovecharon de que las fuerzas en los locales iban flaqueando, consiguiendo tres goles más por medio de Bata, Chirri e Iraragorri, todavía pudieron haber marcado algún gol más, pero la buena actuación del meta vitoriano Beristaín lo evitó. Los jugadores bilbaínos según cuenta la prensa fueron apedreados por los aficionados locales en su retirada a los vestuarios. El Athletic con su victoria sigue como líder y el Alavés con la derrota se queda cuarto por la cola con cuatro puntos de colchón sobre el descenso. Quedan cinco jornadas.




Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal