D. Alavés - R.C.D. Espanyol: Antecedentes en Primera
RSS

04/11/2017 - 10:53
Enviada por Esteban Ruiz





En la Temporada 1930-1931, después de la 3ª jornada -21/12/1930-, el conjunto albiazul lograba el liderato, tras vencer al R.C.D. Español (4-1) con 3 goles de Olivares y uno de Lecue, justo en el año en que había ascendido de 2ª a 1ª.
Después se volvería a repetir el histórico liderato, el día 2/12/2001, ganando al F.C. Barcelona ( 2-0 ) con goles de Lloréns e Ibón Begoña , o sea 71 años después.

 

 

Temporada

División

Fecha

Resultado

Anécdotas históricas

2016-2017

20/11/2016

0-1

Partido jugado en domingo a las 12 del mediodía. Más de 19.000 aficionados en las gradas de Mendizorroza en una mañana fría y algo lluviosa, con bastantes seguidores periquitos en el fondo de seguridad. Curiosidad, el Espanyol vistió con camiseta rojiblanca, pantalón y medias rojas, como para decir que es el equipo blanquiazul catalán. Todo el partido fue bastante igualado, con un equipo el visitante agazapado esperando su ocasión. Así ha sido la primera mitad, más bien sosa por el poco fútbol que se vio y escasez de ocasiones, contabilizar un larguero de Reyes al saque de una falta. El segundo tiempo tuvo algo más de interés, con los cambios los dos equipos tuvieron más mordiente arriba. Pasadas las tres cuartas partes del encuentro es cuando el partido enloquece. A diez del final, un penalti cometido por Alexis es lanzado por Gerard Moreno y el meta Pacheco lo desvía a córner. En esta misma jugada se lanzan dos córners consecutivos y Gerard que un minuto antes había marrado el penalti, acierta a rematar el balón de cabeza al fondo de la red. Casi no queda tiempo para la remontada y el partido languidece con una derrota que se puede considerar justa para los hombres de Pellegrino, que en los noventa minutos apenas dieron sensación de peligro. Los aficionados albiazules siguen sin poder disfrutar de una victoria en Vitoria, son tres los partidos que llevan sin marcar un gol en casa, solo han conseguido cinco goles en seis encuentros y eso que tres le endoso al Granada para obtener así la única victoria de los albiazules hasta el momento en Mendizorroza. Mauricio Pellegrino vio el partido desde la grada por la expulsión contra el Real Madrid, hizo las labores de entrenador Xavier Tamarit. Otro dato, la grada de animación con Iraultza a la cabeza estuvieron los doce primeros minutos callados por la actuación policial en el encuentro de hace dos semanas en Pamplona.

2005-2006

27/10/2005

1-1

Partido jugado entre semana y no llegaron a trece mil los aficionados que se acercaron a las gradas de Mendizorroza, por lo que se registró la peor entrada hasta la fecha en casa. Quinto partido en Vitoria y todavía el Alavés no ha conseguido ganar. Los dos equipos empezaron con más ganas de atacar que de defender y así para el minuto doce, Sarriegui consigue adelantar a los vitorianos al marcar de cabeza a la salida de un córner. La alegría duró un par de minutos, lo que tardó en marcar Luis García el gol del empate al aprovecharse de una melé en el área vitoriana. No se llevaba un cuarto de hora y ya se habían conseguido los dos goles del partido. Los albiazules en el último cuarto de hora de esta primera mitad, tuvieron tres ocasiones clarísimas en los pies de Mena, Rubén Navarro y Bodipo pero no acertaron ante Kameni. Al descanso en tablas. En la segunda mitad el encuentro se empezó a complicar para el Alavés por una expulsión rigurosa al cuarto de hora de Iosu Sarriegui con roja directa por una entrada por detrás sobre Tamudo en el centro del campo. Si hasta este minuto los vitorianos tenían controlado el juego, a partir de aquí tuvieron que sacrificarse en defensa y tirando de casta y corazón fueron capaces de rescatar un punto que quien sabe si a la larga es suficiente para alcanzar el objetivo de la permanencia. El meta vitoriano Constanzo en esta segunda parte fue el héroe del encuentro, ya que se lució en varias intervenciones. En el descuento Nene tuvo el gol de la victoria en sus botas, pero Kameni en una acción afortunada logró desviar el balón al palo y el posterior remate de Aloisi se fue al limbo. Con este empate el equipo de Cos-Pitterman baja posiciones y se coloca penúltimo de la tabla con siete puntos a un punto de su enemigo de hoy el Español que marca el descenso.

2002-2003

05/01/2003

2-1

Primer partido del año y buena victoria ante un rival directo como es el Español, que se encuentra en zona de descenso. Buen regalo de Reyes para los aficionados albiazules que gracias al gol en propia puerta del catalán Soldevilla ha servido para que los tres puntos se queden en Vitoria. Quince mil aficionados se dieron cita en Mendizorroza, en la tarde noche víspera de los Reyes Magos. El partido comenzó con un Español más entonado que pronto puso en aprietos a Dutruel pero este resolvió bien. Al cuarto de hora, en una pérdida de balón en el centro del campo, viene una rápida contra de Tamudo que pilla descolocada a la defensa albiazul y sirve el balón en bandeja a Milosevic para que lo mande al fondo de la red. Durante esta primera media hora los periquitos eran los dueños del partido y eso hizo que la grada empezará a impacientarse y silbará a sus jugadores que no las olían. Lo que son las cosas, cuando más agobiado estaba el equipo, un pelotazo desde la defensa albiazul es cazado por Jordi Cruyff que de una gran bolea consigue batir a Sergio de tiro cruzado y establecer el empate a uno. Así se llega al descanso. En la segunda mitad el encuentro fue más de ida y vuelta sin un dominador claro. Quedaban quince minutos y llegó una jugada de fortuna para los albiazules que de un disparo desde fuera del área de Rubén Navarro golpeó en el defensa Soldevilla que despistó a su portero e hizo que el balón entrase mansamente en la red. Lo más difícil se había hecho, dar la vuelta al marcador y ahora había que mantenerla y es aquí donde aparece la labor defensiva de Karmona que estuvo inconmensurable en la zaga. Pitido final, explosión de júbilo entre los aficionados por el triunfo agónico que deja a los albiazules con un punto por encima de los puestos de descenso. Los niñ@s que se presentaron con un juguete en el campo tenían entrada gratis, que posteriormente serán enviados a Camerún.

2001-2002

11/11/2001

2-1

Pese a que durante la semana se habló de la suspensión por la nieve, al final se jugó el domingo después de limpiar el césped durante muchas horas los empleados y aficionados voluntarios, para dejarlo en unas condiciones aceptables para disputar el encuentro donde ganaron los albiazules gracias al gol en el minuto noventa de Magno. El protagonista del partido para lo malo fue el árbitro castellano Turienzo Álvarez que no estuvo acertado en casi ninguna acción, sacó varias tarjetas innecesarias, se comió un par de penaltis, los fuera de juego no marcaba ninguno, permitió el juego duro y las agresiones, en definitiva un desastre. El partido ya comenzó con polémica, un agarrón a Quique de Lucas, lo interpretó de tres maneras distintas, primero dejo continuar el juego, segundo pito penalti y ante la insistencia de los periquitos, consultó al linier y al cuarto árbitro, para al final pitar falta fuera del área, jugada extraña y cómica donde las haya. Por el contrario en el minuto veinte sí que pitaron un agarrón sobre el ex albiazul Tamudo, que él mismo se encargó de lanzar y poner por delante al Español. El partido estaba de lo más movido, cualquier acción era protestada por los jugadores y cuando ya estaba a punto de concluir la primera mitad, llegó otra decisión absurda del colegiado que expulsó al portero Asenjo por un mínimo empujón a Téllez en el área, con el consiguiente penalti que Llorens transforma tras batir a Mora. En la segunda parte, el Alavés se aprovechó de su superioridad numérica y se lanzó a por la victoria, pero el Español se defendía con uñas y dientes hasta que a diez minutos del final llega la segunda expulsión de los periquitos por dos amarillas a Morales. Con nueve y sobre el pitido final, es Magno quién marca el gol de la victoria y los tres puntos se quedan en Vitoria. Partido agónico, con garra, con poco fútbol y que ganaron los albiazules sufriendo hasta la extenuación. Con este resultado el Alavés escala hasta la cuarta plaza y se queda a dos puntos del líder. Hay que dar un fuerte tirón de orejas a todos los estamentos del Deportivo Alavés, por negarse a hacer un minuto de silencio en memoria de un albiazul de toda la vida, Pedro Arteaga, fundador de la peña Eneriz y vice presidente de las peñas albiazules, que además había recogido en Mónaco el premio a la mejor afición de Europa por la que fue reconocida la hinchada albiazul que se desplazó hasta Dortmund en la final de la UEFA.

2000-2001

22/10/2000

1-0

Entrada de algo más de trece mil espectadores. El partido comenzó con el equipo catalán más enchufado, pronto puso en aprietos a Martin Herrera que pudo haber encajado un gol sino es por el defensa albiazul Contra que sacó un balón sobre la misma raya a tiro de Nan Ribera. Aquí se acabó toda la pólvora periquita. El Alavés reaccionó y se adueñó del balón, tuvo en las botas de Jordi Cruyff el gol antes del descanso pero quiso ajustar tanto el tiro que el balón se le fue lamiendo la cepa del poste. Tras el descanso, el choque cayó en una fase anodina donde las acciones morían casi siempre al borde del área. La grada estaba aburrida por el escaso juego que estaba contemplando. El entrenador albiazul Mané cambio a Javi Moreno por Iván Alonso y en la primera acción que tuvo el uruguayo le bastó para marcar el gol vitoriano tras una gran jugada de Cruyff con Tomic que le sirvió el balón casi en bandeja para que batiera al meta españolista Mora. Quedaban quince minutos y júbilo en las gradas que estuvo a punto de truncarse si Herrera no despeja prodigiosamente con su mano izquierda un remate del ex albiazul Serrano que ya se colaba. Antes de cumplirse el tiempo reglamentario fue expulsado Arteaga por los visitantes por ver dos tarjetas amarillas. Tres puntos muy importantes que vienen de perlas para ir sumando de cara a otros encuentros en los que el Deportivo no tenga el santo de cara. Lo más justo un empate. Con esta victoria, ya suman cuatro jornadas sin perder y se afianzan en la quinta plaza.

1999-2000

09/04/2000

0-0

Buena entrada en Mendizorroza con algo más de dieciséis mil espectadores. Poca mordiente alavesista y conformismo en los blanquiazules. Volvía a Vitoria Manolo Serrano con el Español y fue recibido con una gran ovación como pocas veces se ha brindado a un jugador del equipo visitante, ya que para los albiazules era un mito. Pasó desapercibido por el buen marcaje que le realizó el gran capitán albiazul Antonio Karmona. Partido malo donde los haya, con un juego soso y aburrido, con escasas oportunidades y por momentos soporífero. Los porteros apenas intervinieron y tanto Herrera como Cavallero fueron meros espectadores. Las mejores ocasiones fueron llegando en los minutos finales. Ambos equipos se dedicaron más a destruir que a crear, jugando a no perder y por ello al final, empate sin goles. Durante bastantes minutos diluvio sobre el campo, lo que propició todavía más el juego insulso. Se pueden contar dos acciones alavesistas y una de los españolistas, las que se crearon en esta primera mitad. Tras el descanso Mané cambió a sus dos delanteros por Magno y Salinas, pero tampoco aportaron nada. Téllez tuvo una ocasión clara mediada esta segunda mitad y el Español en dos acciones a balón parado a punto estuvo de sorprender a Herrera. En el último suspiro, Javi Moreno en un mano a mano con el portero, no supo definir y le tiró el balón a los pies. Hubiese sido injusta la victoria local, pero el Alavés ahora más que nunca le apremia una victoria ya que lleva cuatro jornadas sin ganar y tres sin anotar un gol, pero lo bueno que tiene es que tampoco los encaja. Punto a punto la UEFA cada vez está más cerca porqué los demás equipos también pinchan. A falta de seis jornadas le saca siete puntos al séptimo que es el Celta. La Liga está loca, a estas alturas en los puestos cabeceros se encuentran equipos de poco pelo, líder el Deportivo de la Coruña por delante del Barsa y del R. Madrid, el Zaragoza y el “Glorioso” en puestos UEFA., lo que hace que estos clubes animen las jornadas que restan.

1998-1999

10/01/1999

1-1

Campo nevado donde era muy difícil jugar, ya que había zonas en la grada de General con hielo. Se jugó con balón rojo. Entrada con unos quince mil espectadores. Era muy difícil mantener el equilibrio sobre el campo de Mendizorroza y por ello hay que aplaudir el derroche que hicieron todos los jugadores. Debutaba Julio Salinas en las filas alavesistas y para que se le viera bien, lo hizo con botas rojas, se le nota falta de ritmo pero fue el que provocó el penalti. El Alavés tuvo ocasiones más que suficientes para haber anotado, pero en la portería periquita tuvo una gran tarde Toni. El Español apenas expuso nada y en la primera acción de peligro que dispuso al borde del descanso, le sirvió para marcar su gol tras un fallo infantil de la defensa vitoriana. A los vestuarios con un inmerecido gol en contra. En el descanso y con la intensa nevada caída durante toda la primera parte, provocó que se reunieran en la caseta del árbitro, los capitanes y los delegados con el fin de acordar si se continuaba o no el partido. Se decidió continuar y si seguía nevando copiosamente se detendría el encuentro para volver a marcar las líneas de juego, cosa que no fue necesaria. En la segunda parte el Alavés salió a por todas y Mané puso toda su artillería en liza. El peligro rondaba la meta periquita con tiros por todos los lados que hicieron lucir a Toni. Tuvo que ser en una polémica acción en la que un defensa perico pecó de pardillo ante Julio Salinas que le derribó inocentemente, penalti muy protestado por el Español, que se encarga de lanzar Pablo para anotar el empate. Quedaba media hora para el final, no hubo apenas oportunidades ya que el terreno de juego cada vez estaba más pesado y las fuerzas ya empezaban a flaquear. El empate final se antoja escaso, ya que el mejor juego y las ocasiones las puso el Alavés. El héroe del partido fue el portero españolista Toni que solo encajo un gol y de penalti.

1955-1956

08/01/1956

2-0

Campo en pésimas condiciones, donde los dos equipos tuvieron que esforzarse en una lucha constante contra el fango, con noventa minutos de pundonor y entrega, donde los jugadores quedaban atrapados una y otra vez en el mismo y al cual se adaptó mejor el Alavés que el Español. La tarde muy desapacible, no animaba mucho para acudir a Mendizorroza, pero tras el parón navideño los aficionados tenían mono de fútbol y casi se llenó el campo. El Español visto como estaba el terreno de juego, dispuso una alineación muy defensiva no llegando a inquietar en ningún momento al portero Carlos. No se vieron apenas jugadas de categoría, ya que en estas condiciones solo servía el pase largo. Los primeros veinticinco minutos fueron un continuo querer y no poder, si alguna acción había de peligro está la generaban los albiazules, que fruto de sus ganas consigue el primer gol a la media hora por medio de Ibarzabal al aprovecharse de un despeje en corto de la defensa españolista. Sin más que destacar se fueron a los vestuarios para descansar. La segunda parte todavía fue menos vistosa, los periquitos no inquietaban y los babazorros querían matar el partido, cosa que consiguieron con el segundo gol a los veinticinco minutos obra de Gorospe que marcó de falta directa de un soberbio zapatazo desde fuera del área. A partir de aquí y hasta el final, los veintidós jugadores y el árbitro Ortiz de Mendivil, dieron muestras de un agotamiento exagerado, por las energías que habían derrochado. Los porteros pasaron por momentos de apuros ya que el balón pesado y húmedo no llegaban a controlarlo bien. Mendizorroza se encuentra en un estado deplorable para la práctica del fútbol y que bien podía ser rechazado por los árbitros en la inspección que hacen antes del comienzo del partido. O se busca una solución o el Alavés acusará con el paso de los encuentros los esfuerzos que realice en Vitoria. Último partido de la primera vuelta y con esta victoria los albiazules se alejaban un par de puestos de la zona de cola.

1954-1955

07/11/1954

2-2

Partido de dos fases bien distintas, la primera parte para los “periquitos” y la segunda para los babazorros. No hubo mucho juego, más bien a ráfagas. Tarde gris en Mendizorroza. Los primeros cuarenta y cinco minutos los jugó el Español con el viento a favor y eso le facilitaba la llegada a la portería defendida por Carlos que suplía a Berasaluce por una indisposición, tuvo trabajo a destajo y encajó en la primera media hora los dos goles, el primero en el veinte y el segundo diez más tarde. Hasta el descanso el Alavés aguantó como pudieron las embestidas visitantes y se retiraron a los vestuarios con esta desventaja que parecía muy complicada de remontar por lo poco que se vio a los albiazules en ataque. Nada más ponerse el balón en juego, el equipo vitoriano dio otra sensación, salieron con más brío y coraje, teniendo más tiempo el balón en su poder. Los catalanes no pasaban por agobios y con mantenerse atrás tendrían muchas opciones de llevarse los puntos para Barcelona. No fue así, su exceso de confianza enseguida lo pagaron con el primer gol albiazul en el minuto diez obra de Remacha que les daba alas para ir en busca del empate. Hay unos minutos en los que se nivela la contienda, pero las ganas de los albiazules se traducen en un segundo gol a la media hora obra también de Remacha. El acierto que le había faltado en el primer tiempo ahora se materializa en gol. Quedan minutos suficientes para dar la vuelta al marcador y a punto está el Alavés de conseguirlo en una acción de Echevarría. Pitido final y justo reparto de puntos. El público salió satisfecho por el pundonor mostrado por sus jugadores y la reacción que han tenido cuando se encontraban dos goles abajo. Como resumen, el partido estuvo perdido, virtualmente ganado y al final empate.

1932-1933

12/03/1933

1-0

El partido había levantado gran expectación en Vitoria ya que para el Alavés era uno de los últimos cartuchos que le quedaban para salvar la categoría. El encuentro no pasará a la historia por el juego realizado, el equipo albiazul era un manojo de nervios por todo lo que se jugaba y el equipo catalán puso en liza a varios suplentes ya que tenía los deberes hechos en la Liga. La primera mitad fue algo nivelada pero bastante insípida y anodina, sí que hubo algún tiro a puerta pero sin ninguna sensación de gol. Al descanso a recargar pilas y con pocas vibraciones positivas en las filas vitorianas. En la segunda parte el Alavés jugó casi todo el tiempo en el campo “periquito” pero la impotencia de su delantera hacía presagiar que el encuentro se iba al cero a cero. Ya casi con el tiempo cumplido, era el minuto noventa, en una falta botada por el Alavés al área españolista, el balón llega a las manos del portero catalán Florenza y cuando tenía el balón en su poder, es empujado en el salto por Albeniz que con el impulso hace que el guardameta y el balón traspasen la raya de gol, concediendo el árbitro gol consultando previamente con el juez de línea que también le dice que el gol es legal, por lo que el tanto sube al marcador ante las protestas de los catalanes. No dio tiempo para sacar de centro. Algunos espectadores con el pitido final saltaron al campo produciéndose una bronca fenomenal, teniendo que intervenir los guardias para evitar una batalla campal. Pese a la victoria, el Alavés sigue último en la tabla a un punto de la salvación que marcan el Arenas y el Valencia. Quedan dos partidos y la salvación está muy difícil. La Segunda División acecha.

1931-1932

06/01/1932

4-1

Debido a una gran nevada que cayó sobre Vitoria y la posterior helada, el partido no pudo jugarse el día 3 y se celebró el 6 de Enero, día de Reyes. Parece que los Magos le dieron suerte y el Alavés consiguió la primera victoria de la temporada, era la quinta jornada y abandona por fin el farolillo rojo, que se lo pasa al Real Unión de Irún. El campo estaba impracticable, con zonas que tenían hielo, lo que propiciaba el patinaje y las caídas. Empezaron los dos equipos temerosos por lo mal que estaba el campo, al que se adaptó un poco mejor los albiazules, que al cuarto de hora ya habían anotado el primer gol por medio de Aramburu y poco después consigue Lecue el segundo. Logra recortar distancias el Español poco antes de cumplirse el minuto cuarenta y cuando parecía que al descanso se irían con este marcador tan ajustado, llega el tercer gol albiazul obra de Ibarrarán que deja casi sentenciado el encuentro. El segundo tiempo fue más equilibrado, pero con escasas ocasiones, ya que era más importante mantenerse en pie que crear juego que era muy complicado. Todavía el Alavés consiguió un cuarto gol por medio de Paco que fue muy protestado por los periquitos por estimar que estaba en claro fuera de juego. Se llega al final con el resultado quizás un poco abultado, ya que no hubo tanta diferencia de juego. La clave estuvo en acertar las ocasiones.

1930-1931

21/12/1930

4-1

El Deportivo Alavés que esta temporada había ascendido a Primera División, se coloca líder de la misma después de jugarse tres partidos y además es el único equipo invicto. Todos los goles se consiguieron en la segunda parte. El partido ha sido interesante, dos equipos que querían jugar al fútbol y a su vez agradar a los espectadores. En los primeros cuarenta y cinco minutos el juego ha sido bastante parejo, el balón tan pronto estaba en un área como en la otra, los delanteros no acertaban a batir a los porteros que se lucieron, donde dadas las ocasiones producidas, al menos cinco o seis goles se podían haber visto por lo inseguro de las defensas. La segunda mitad ha tenido el mismo nivel, esta vez las ocasiones que se generaban casi todas acababan en gol, así en la primera acción, Olivares marca el primer gol en el minuto dos. Los españolistas acusan este tanto y diez minutos después el Alavés acierta a marcar el segundo por medio de Lecue. Ventaja que pronto se ve neutralizada en el quince por el gol de los periquitos. Se pone interesante el partido y hay un toma y daca continuo ya que ninguno de los dos equipos se conformaba con el resultado. Tendría que llegar el minuto cuarenta para que el tercer gol alavesista conseguido por Olivares llevase la tranquilidad a la grada y todavía el “Glorioso” marcaría otro a dos minutos del final también obra de Olivares, que de esta manera consigue su segundo “hat-trick” de la temporada. En tres partidos el “Negro” Olivares lleva ocho goles de los nueve marcados por los albiazules y es el máximo goleador de la categoría. El delantero vitoriano ya empieza a ser seguido por los equipos punteros de la Liga y pronto si sigue así, la selección puede ser su premio.




Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal