Ath. de Bilbao - Deportivo Alavés: Antecedentes en Primera
RSS

03/1/2018 - 16:00
Enviada por Esteban Ruiz





Temporada

División

Fecha

Resultado

Anécdotas históricas

2016-2017

08/01/2017

0-0

Penúltimo partido de la primera vuelta. Primera vez que el “Glorioso” pisa el nuevo campo de San Mames y logra sacar un punto. Partido matinal con mucho frío, un par de grados como mucho que aun así no retrajo a los aficionados que en algo más de cuarenta mil se dieron cita en las gradas, de ellos unos mil eran vitorianos que antes habían pasado por taquilla y pagaron como mínimo 50 €. En la portería albiazul debutó en Primera División en liga, el portero Adrián Ortolá por lesión de Pacheco y estuvo bastante acertado. Los dos equipos entre semana habían jugado partido copero. La primera media hora fue de una parsimonia total de los dos equipos, como si el fin de las fiestas navideñas les hubiera pasado factura o que la hora tampoco era la más propicia. A diez del descanso se lesionó el meta local Kepa Arrizabalaga siendo sustituido por Gorka Iraizoz. Un par de minutos después, Camarasa tuvo la mejor ocasión del encuentro en un mano a mano contra él, mandó el balón al poste perdiéndose así la ocasión más clara que hubo en la primera mitad en cualquiera de las dos porterías. En la segunda parte no es que hubiese mucho más juego, pero a medida que pasaban los minutos la emoción iba subiendo en la grada por lo incierto del resultado. Se realizan los cambios en ambos equipos y cuando salen del terreno de juego Toquero e Ibai son despedidos con una gran ovación por su pasado rojiblanco. El Athletic casi todas las acciones de peligro venían por balones bombeados al área y aprovecharse de algún rechace o error en la zaga albiazul que estuvo de lo más expeditiva. Hasta trece corners botaron los rojiblancos. Tampoco hay mucho que comentar en cuanto a peligro en las áreas, un posible penalti que reclamó Susaeta que el árbitro no señaló y un remato flojo de Deyverson que le saco Iraizoz. Se llega al minuto noventa sin que se mueva el marcador y el resultado se puede considerar justo por los méritos de los dos equipos. Al derby no le faltó combatividad pero igual sí un poco de intensidad. Quinto partido que lleva sin perder el Alavés y con este punto se aleja en diez del descenso y el Athletic se coloca a dos de Europa. Ahora tanto los leones como los babazorros deberán pensar en los partidos de vuelta de la Copa para intentar pasar a cuartos de final, el Athletic había ganado (2-1) al Barcelona en San Mames y el Alavés ha cosechado un empate (2-2) contra el Coruña en Riazor.

2005-2006

20/11/2005

0-2

Cerca del lleno con 39.000 aficionados. Primera victoria en la historia del Deportivo Alavés que se consigue en San Mames en Primera División. Era la undécima visita a Bilbao. El equipo de “Chuchi” Cos realizó un partido muy completo. Antes de conseguir el gol en el minuto diez, ya había dispuesto de tres buenas ocasiones para marcar, pero tuvo que ser Nené, el mejor jugador del encuentro, el que batiera a Aranzubía de un tiro raso y cruzado. Gol que es recibido con aplausos y gritos de ánimo por los cientos de aficionados vitorianos que estaban repartidos por la grada. Jarro de agua fría para los aficionados rojiblancos que veían como su equipo era superado en todas las líneas. La única forma de llegar al área vitoriana era a base de jugadas a balón parado y en una de ellas Urzaiz mandó el balón al larguero. El segundo tiempo fue un continuo asedio sobre la portería de Constanzo, sobre la que se botaron números saques de esquina, pero entre el portero argentino y la solidez de la defensa albiazul, mantuvieron la meta a cero, era un quiero y no puedo de los rojiblancos. La mejor opción para los locales para empatar llego a falta de diez minutos y la tuvo Yeste en sus botas, que lanzó un penalti y lo mando a las nubes. El Alavés respiró y todavía tuvo en el tiempo añadido la capacidad de marcar un segundo gol por medio de Bodipo a pase de Nené. Con el pitido final, fiesta entre los aficionados albiazules que fueron correspondidos con los aplausos de sus jugadores desde el césped. Con esta victoria los albiazules salen del descenso después de nueve jornadas y con la derrota el Athletic de Bilbao se hunde como colista, quedándose a cuatro puntos del cuadro vitoriano. Debutaba en el banquillo rojiblanco Javier Clemente, que volvía de nuevo a este club.

2002-2003

21/12/2002

2-0

Cerca del lleno en San Mames, con casi mil seguidores albiazules. La historia de cada visita a este campo tiene el mismo final, por décima vez el equipo vitoriano sale derrotado y superado claramente por el equipo rojiblanco. El Alavés solo apareció cuando estaba el choque sentenciado. La imagen que dieron los vitorianos fue bochornosa, el planteamiento de Mané desconcertó a los jugadores, cada semana se inventa un once nuevo y la conjunción entre ellos es casi imposible. Ha llegado a Navidad, pero la afición está bastante descontenta por el pobre juego que realiza su equipo, además ve que cada vez se va metiendo poco a poco en puestos peligrosos, los nervios y las necesidades empiezan a apretar. Los rojiblancos hicieron una muy buena primera mitad, con un jugador Alkiza que distribuía juego a diestro y siniestro. Tras los primeros minutos de tanteo, la mayor actitud de los locales les llevo a adueñarse del balón y todo el juego se desarrollaba en el campo vitoriano. El agobio era constante sobre la portería de Dutruel y claro está, el gol tenía que llegar, lo marcó Urzaiz al cuarto de hora. Tuvieron los “leones” más ocasiones, pero la precipitación y el buen hacer del guardameta vitoriano impidieron que aumentase su diferencia. Tras el descanso el Alavés se estiró un poco más, pero carecía de mordiente arriba, con lo que el gol difícilmente podía llegar a no ser en alguna jugada a balón parado. Los rojiblancos no pasaban apenas por apuros y a falta de un cuarto de hora consiguen el segundo gol por medio de Etxeberria que ya finiquitaba el encuentro. Flojo partido el ofrecido por los hombres de Mané. El Athletic con esta victoria los hombres de Jupp Heynckes toman oxígeno y salen de los puestos de descenso. El Alavés llega al parón navideño en la decimosexta posición y con tan solo dieciséis puntos, dos por encima del descenso.

2001-2002

04/11/2001

2-1

Nuevo derbi y otra temporada más sin puntuar en San Mames. Esta vez el equipo albiazul exhibió un pobre nivel de juego, sin garra, sin tensión en la defensa y cuando jugó contra diez apenas creo peligro. En la primera parte solo hubo un equipo sobre el césped que fue el local, que parecía que se estaba jugando la liga o que estaba primado, pues demostraba una fuerza y contundencia poco habitual. Contra la intensidad los albiazules solo podían oponer contención, pero no les duró mucho ya que antes del descanso encajó dos goles obra de Tiko y de Urzaiz, que ponían el encuentro muy cuesta arriba para los vitorianos. El “Glorioso” salió a por todas en la segunda mitad, se encontró con un Athletic agazapado en su área, no dejaba jugar solo se dedicaba a destruir. A los diez minutos llegó la expulsión del rojiblanco Felipe y a partir de aquí el Alavés se fue para arriba y acortó distancias por medio de Magno, faltaba todavía media hora y el empate era posible. Los albiazules acosaron la portería de Lafuente hasta el último suspiro, pero sin fortuna alguna en los metros finales. El entrenador albiazul tardó en sacar un hombre más en punta y los minutos pasaron sin poder marcar. Otro año más que se ha dejado pasar la oportunidad de puntuar, a los albiazules les puede el síndrome de San Mames. El árbitro se atiborro a sacar tarjetas, un total de doce amarillas y una roja. El jugador vitoriano Pablo Gómez con este partido se convierte en el jugador albiazul con más encuentros jugados en Primera División (108). El Alavés pese a la derrota es quinto y el Athletic noveno a dos puntos de los vitorianos.

2000-2001

29/04/2001

2-0

Nueva visita a la “Catedral” y nueva derrota, ya van ocho. Los albiazules tenían la mente más pensando en la final de la Uefa dentro de quince días en Dortmund, que lo que se ventilaba hoy en Bilbao. Otra vez buena entrada en el campo, con más de 33.000 aficionados y muchas banderas y camisetas albiazules por las gradas que dieron un buen colorido al encuentro. El Alavés nunca tendrá tan fácil como hoy, ganar en Bilbao ya que jugaron toda la segunda mitad contra diez por la expulsión de Alkiza. El inicio de los vitorianos fue muy prometedor, mandó dos balones casi seguidos a la madera y ahí se acabó todo su arsenal, luego se fueron ahogando en un juego horizontal y sin intensidad, lo que propiciaba que los locales jugasen muy plácidamente. El árbitro fue el protagonista en esta primera mitad, ya que no pitó dos claros penaltis en el área albiazul y luego en el último minuto expulsó con roja directa a Alkiza por una dura entrada. Tras el descanso, todo presagiaba a que el Alavés se aprovecharía de su superioridad, pero el equipo de Mané se ahogó. La casta de los rojiblancos sirvió para sacar el partido adelante y con los goles de Ezquerro y Yeste mediada esta segunda parte, les sirvieron para tumbar a un Alavés con unos despistes defensivos impresionantes. Antes del pitido final, el alavesista Oscar Téllez fue expulsado por doble tarjeta amarilla. Cuando quedan seis partidos, el Athletic se coloca en el centro de la tabla y el Alavés en el puesto octavo a dos puntos de Europa, lugar que ahora ocupa el Celta de Vigo.

1999-2000

19/05/2000

2-1

Entrada de 32.000 aficionados en las gradas de San Mames, más de tres mil eran albiazules que se quedaron aplaudiendo a su equipo durante varios minutos al finalizar el encuentro por la gesta y la campaña realizada. Último partido de la liga más importante en toda la historia del “Glorioso” Deportivo Alavés, ya que el equipo albiazul termina SEXTO y se mete en UEFA. Si no hubiese sido por la poca fortuna cara al gol en este encuentro, estaríamos hablando quizás de un logro mayor, llámese Champions. El equipo de Mané luchó hasta la extenuación en busca del premio máximo, pero el empate no llegó. El Alavés que era el que más se jugaba, salió en tromba sobre la meta de Lafuente, buscaban el gol con ahínco, pero no llegaba, disparó a puerta con peligro y los balones no encontraban la red. Por el contrario, los rojiblancos que estaban adormilados tuvieron en la única acción de peligro la suerte de anotar al cuarto de hora su gol por medio de Julen Guerrero. Los vitorianos no querían dejar así las cosas y tuvieron su premio al borde del descanso con el gol de Julio Salinas que era el número 152 en su carrera y que suponía el empate provisional. Algarabía en la zona donde estaban los miles de aficionados llegados desde Vitoria y que en ese momento metía al equipo en Champions. En la segunda parte el Alavés salió un poco más replegado. Los locales querían dar una satisfacción a su entrenador y se fueron en busca de la victoria, consiguiendo el segundo gol Carlos García al cuarto de hora. No quedaba otra que remar de nuevo y Mané metió toda la artillería en el césped, se sucedieron las ocasiones, pero a los vitorianos les abandonó la suerte en los metros decisivos. Pitido final y alegría relativa entre los albiazules, ya que con los resultados de otros campos y si se hubiese empatado aquí, estaríamos hablando de Champions, al final su premio será la Uefa. Como anécdota varios detalles, el Alavés ha sido el primer equipo vasco de la temporada, que Julio Salinas que se despedía del fútbol marcó el gol del empate provisional en San Mames estadio que había sido su casa durante varios años y, por último, que el entrenador del Athletic Luis Fernández se despedía del banquillo.

1998-1999

13/06/1999

5-0

Derby en San Mames después de 42 años. Penúltimo partido de liga y muy buena entrada con 39.000 aficionados, con gran presencia de hinchas albiazules que se dejaron notar en todo momento con sus cánticos y bufandas. Partido muy desigual donde los bilbaínos en la segunda mitad fueron muy superiores a los vitorianos que solo aparecieron en alguna ocasión cuando iban (1-0). Mané se jugó la baza de Kike en la portería en lugar de Tito pero no le dio resultado, estuvo muy desacertado. La primera parte no pasará a la historia por el juego realizado, el Alavés salió muy fuerte, se mostraba más activo que los rojiblancos a los cuales les costó despertar. A medida que transcurrían los minutos, los nervios empezaron a aflorar en los jugadores albiazules por lo mucho que se jugaban. En él toma y daca se imponían los locales que a la media hora logran perforar la portería de Kike de un bonito cabezazo. Esta fue la puntilla para los vitorianos que ya no levantaron cabeza. A los vestuarios se fueron con una mínima desventaja, pero las sensaciones ya no eran las mismas que al inicio. La segunda parte ya fue otro cantar, los hombres de Luis Fernández -que estaba sancionado y se encontraba en la grada- pusieron una marcha más y arrasaron literalmente a los hombres de Mané. Se hizo dueño de la posesión del balón y llegaron los goles, dos casi consecutivos mediada esta mitad y otros dos al final con el partido ya sentenciado. Final del partido y “manita” que han endosado los leones a los babazorros. El Alavés tendrá que esperar al último partido en Mendizorroza contra la Real Sociedad, para intentar librarse con una victoria de la promoción a Segunda. Con su victoria, el Athletic todavía sueña con poder alcanzar el séptimo puesto que ahora ocupa el Español y que da acceso a poder jugar en Europa.

1955-1956

01/01/1956

3-2

Buena entrada en San Mamés, que podía haber sido mejor sino fuese por el día que era, Año Nuevo, fiesta muy familiar. El Alavés se enfrentaba al líder y por el juego realizado por lo menos mereció traerse un punto para Vitoria. Los albiazules realizaron un soberbio partido, fueron superiores a los rojiblancos y el gol de la derrota llegó a seis minutos del final. Los aficionados desplazados hasta Bilbao, vieron que su equipo había dado la cara. El partido comenzó dominándolo el Alavés quizás por el exceso de confianza con el que saltaron los “leones” al campo y eso fue aprovechado por los “babazorros” que para los diez minutos ya se habían puesto con dos goles de ventaja gracias a los tantos marcados por Ucelay y Echániz. Ver para creer. Los bilbaínos tenían que remontar el vuelo y dada su mejor técnica, pronto se adueñaron del balón y cinco minutos después ya habían anotado el primer gol. Prosigue el juego con dominio alterno y mediada está parte, Gainza anota el gol del empate. Se llevaba un cuarto de partido y ya se habían anotado cuatro goles. El Alavés hasta el descanso consigue frenar los ataques locales y se retiran a la caseta entre los aplausos de los aficionados que estaban viendo un bonito espectáculo. En la segunda mitad, el Athletic ha jugado con más serenidad y ha tenido grogui al “Glorioso”, siendo el guardameta albiazul el héroe del encuentro. Todo parecía transcurrir de modo que los alaveses podían arañar un punto, pero a seis minutos del final llega el tercer gol obra de Orue que tira por tierra todas las ilusiones de los albiazules. En el Alavés hay que destacar a todo el conjunto y en el Athletic sobre todo a su línea de ataque que por algo es la más goleadora de la liga. No se notó la diferencia que marca la clasificación. Cuando solo queda un partido para el fin de la primera vuelta, el Alavés ocupa la cuarta plaza por la cola.

1954-1955

12/09/1954

4-0

En el regreso del Alavés a Primera después de 21 años, pierde en el primer partido de liga en San Mamés por un resultado bastante abultado. Hubo bastante rivalidad y dureza, los peor parados fueron los albiazules Wilson y Roth, que terminaron el encuentro jugando de extremos. El juego realizado por los albiazules no defraudó a los aficionados que se desplazaron hasta la capital vizcaína a presenciar el encuentro. Lleno total en las tribunas de General y de Preferencia y algún asiento libre en la tribuna Principal. El Alavés salió inquietando la portería de Carmelo y fueron suyos los primeros ataques con peligro. Pronto se equilibra el encuentro. Transcurrían los minutos favorablemente para los intereses vitorianos hasta que, en una falta botada poco antes del descanso por Arteche se envenena el balón y Berasaluce no atina a detenerlo y supone el primer gol local. Reaccionan los albiazules y casi empata. En la siguiente jugada ya casi con el tiempo cumplido recibe el segundo gol obra de Zarra que echa por tierra todo lo bien que habían estado los albiazules en esta primera mitad. Como no hay dos sin tres, en la primera jugada de la segunda parte el Athletic marca el tercero y finiquita el encuentro. Desmoralización total en los vitorianos. El juego a partir de este momento languidece y el público se empieza a aburrir. El portero albiazul Berasaluce tuvo que intervenir en varios lances del juego con soltura. El cuarto gol llegó mediada esta parte. El Alavés quería al menos marcar el gol del honor y presionó con un poco más de ímpetu la meta local pero el balón no entró. El “Glorioso” dejó buenas sensaciones en este inicio liguero y en un enfrentamiento ante uno de los “gallitos” de la categoría.

1932-1933

26/02/1933

4-0

El Athletic no dio ninguna opción al “Glorioso” a meterse en el partido. Los rojiblancos ya habían anotado dos goles en la primera mitad, uno al cuarto de hora y el otro a cinco del descanso. Los vitorianos no existieron en ningún momento y no se acercaron a la meta de Blasco. Hay que añadir que el Alavés tuvo que jugar varios minutos de esta primera mitad y toda la segunda parte con un hombre menos por la lesión de Arana. En la segunda mitad con diez, el Alavés tuvo que sacrificar a un delantero para meterse en la media y ahí se acabó su ataque. El juego local tampoco era fluido, se aprovechaba de los espacios que dejaban en la media y así a los quince minutos llega el tercer gol y mediada esta parte consiguen el cuarto de un fuerte disparo que Santamaría no puede detener. Hasta el final los albiazules se defendieron más que atacaron y los rojiblancos ya no apretaron el acelerador. A falta de cuatro jornadas, los rojiblancos se colocan segundos a cuatro puntos del líder Real Madrid y los albiazules por el contrario siguen como colistas a cuatro puntos de la salvación que marca el Real Betis.

1931-1932

29/11/1931

3-2

El Alavés realizó una gran segunda parte y a punto estuvo de empatar. Si los albiazules no hubiesen dado tantas facilidades en la primera mitad y con la reacción en la segunda, otro resultado se hubiese dado. Se enfrentaba al líder momentáneo y a punto estuvo de dar la sorpresa, otra ocasión tan favorable como está no se le presentará para puntuar. La salida de los bilbaínos fue abrumadora, querían marcar cuanto antes y al cuarto de hora ya tenían el primero en el marcador. Los vitorianos no existían sobre el campo y poco antes del descanso llegó el segundo. Con poco juego el Athletic ha marcado dos goles. La segunda parte se inició del mismo modo, balón en los pies de los locales y desbarajuste en los visitantes. En el minuto diez llega el tercero, los “leones” se dieron por satisfechos y amainaron en su dominio. Despertó entonces el Alavés y empezaron a acercase con más asiduidad a la portería rojiblanca, a la salida de un córner, Juanito Echevarría marca el primero para el “Glorioso”. Se animan los albiazules y ante el desconcierto en la zaga local, consiguen anotar a cinco del final el segundo por medio de Trillo. Los últimos minutos fueron de constante dominio vitoriano y el público bilbaíno veía que el empate podía llegar, pero el portero Blasco estuvo acertado. El equipo de Vitoria no tuvo esa pizca de suerte y se queda por los pelos con la opción de puntuar ante el líder. El Alavés tras dos partidos lleva cosechadas dos derrotas y está el último de la tabla.

1930-1931

28/12/1930

7-1

Según las crónicas, entradón en el campo de San Mames. El Alavés se presenta en Bilbao como líder y vuelve a casa ampliamente derrotado con siete goles. Los vitorianos que se quedaron en Vitoria al oír el resultado pensaban que se trataba de una inocentada dado el día que era. Pese a la derrota termina el año al frente de la clasificación. Los “leones” marcaron seis de los goles de cabeza. El comentario del partido se resume en que, un equipo ha jugado con más intensidad y el otro se ha ido desvaneciendo a medida que encajaba los goles. En el equipo gasteiztarra se echó en falta a alguien que controlase el balón en la zona ancha, ya que los locales andaban fácil por esta zona. El primer gol llegó en el minuto diez, luego llegaron dos más y a la media hora Olivares marcó el del honor albiazul, pero antes de marcharse a los vestuarios todavía encajo otro más. Retirada a la caseta con el partido más que sentenciado. En la segunda parte, el Alavés todavía jugó peor y le cayeron tres como le podían haber caído alguno más, pero gracias a que Beristain estuvo acertado evitó una goleada de escándalo. Los hombres de José Baonza estaban deseando que concluyese el partido cuanto antes. Con el pitido final, algarabía entre los bilbaínos y decepción grande entre los vitorianos. Se llevan cuatro partidos y esta es la primera derrota del Alavés y aun así es líder empatado a puntos con la Real Sociedad y el Racing de Santander.




Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal