Real Madrid - D. Alavés : Antecedentes en 1ª
RSS

21/2/2018 - 23:05
Enviada por Esteban Ruiz





Temporada

División

Fecha

Resultado

Anécdotas históricas

2016-2017

02/04/2017

3-0

Casi lleno en el Santiago Bernabéu con más de 75.000 aficionados, de los cuales un millar desplazados desde Vitoria que no pararon de animar a su "Glorioso". Se guardó un riguroso minuto de silencio por Juan Gómez "Juanito" cuando se cumplen 25 años de su fallecimiento. El resumen del partido puede ser como los titulares de los periódicos deportivos: "la falta de pegada condena al Alavés". La falta de puntería se paga ante un equipo grande, los madrileños con cuatro tiros a puerta han marcado tres goles y eso sin realizar un partido redondo. Por algo es el líder, además de campeón de Europa y del Mundo de clubes. El Alavés fue de más a menos en los primeros cuarenta y cinco minutos, tuvieron más el balón y salían con claridad desde atrás, la defensa de cinco hombres se le estaba atragantando a los "cracks" madridistas, hasta que a la media hora encajo el primer gol obra de Benzema que estaba en un claro fuera de juego cuando se inicia la jugada. Después del gol el equipo de Pellegrino se descompuso y empezó a sufrir más acoso, pero estaba Pacheco para impedir que los locales se fuesen al descanso con un marcador más abultado. Tras volver de los vestuarios, los vitorianos salieron más valientes y se lanzaron a por el empate con más descaro, se vieron los mejores minutos de los albiazules que estaban bailando al líder y se empezaron a escuchar los primeros silbidos en la grada contra Zidane y sus jugadores. Deyverson la tuvo al inicio para empatar y la más clara fue de Edgar en un uno contra uno frente a Kiko Casilla que no acertó a resolver, se llevaba un cuarto de hora. El juego transcurría con el balón más tiempo en los pies de los albiazules, que tuvieron otra clara en las botas de Manu García que no llegó al remate por milímetros. Lo que es el fútbol, cuando solo quedaban cinco minutos llegaron los dos goles del Madrid por medio de Isco y de Nacho que hasta entonces no había creado ningún peligro y evitaron que su equipo se fuese abroncado en su desfile hacia los vestuarios por el poco juego realizado en los noventa minutos. Qué pena que el Alavés tenga el punto de mira de cara a la portería un poco virado porque si no otro resultado se hubiese producido. El resultado es muy engañoso, suena a repaso del Madrid sobre el Alavés pero no fue así, ya que el encuentro fue equilibrado. Los albiazules desperdiciaron hasta cinco ocasiones para marcar el gol que hubiera supuesto el empate momentáneo. La victoria le mantiene al Madrid en el liderato con dos puntos de ventaja sobre el Barcelona y un partido menos. La derrota deja al Alavés en la decima posición en medio de la tabla con cuarenta puntos, a ocho de Europa y con la categoría ya salvada. Quedan por jugarse tan solo nueve jornada, y la liga se parece a un Casino móvil.

2005-2006

18/02/2006

3-0

Se presentaba el Alavés en Madrid después de que minutos antes de iniciarse el encuentro, el presidente Pitterman destituyera sorprendentemente al entrenador Juan Carlos Oliva, sentándose él en el banquillo para dirigir a los jugadores. La entrada en el Santiago Bernabéu fue de algo más de setenta mil espectadores entre ellos algunos cientos de aficionados albiazules que se encontraban ese fin de semana disfrutando de la Copa del Rey de baloncesto con el Baskonia, que se proclamaría campeón. Bastaron diez minutos a los merengues para pasar como un rodillo sobre un desorientado equipo albiazul mandado por el presidente – entrenador - utillero Pitterman. Recibió los dos goles por medio de Guti y Robinho que dejaban ya el partido sentenciado con más de tres cuartas partes por jugarse. Solo hubo un color sobre el campo, el blanco de los hombres de López Caro que se gustaban y que antes del descanso todavía pudieron aumentar la ventaja, pero erraron más de la cuenta. En la segunda mitad, el Alavés saltó al campo mejor posicionado y paso por menos agobios, los merengues estaban más pensando en el partido de Champions contra el Arsenal que en este. Regresó Raúl a jugar después de tres meses sin hacerlo y cuando saltó al campo recibió una ovación atronadora. Se puede considerar que en estos cuarenta y cinco minutos apenas hubo fútbol, El Alavés marró alguna que otra ocasión ante Casillas y al Madrid todavía le dio tiempo para anotar un tercer gol por medio de Cicinho. Ronaldo – el brasileño -, estuvo muy apático y fue silbado cuando abandonó el campo, no remato ni una sola vez sobre la portería defendida por Costanzo. Esta es la sexta victoria que consecutiva que consiguen los blancos y se coloca en tercera posición, por el contrario el Alavés con la derrota se queda empatado a puntos con otros tres equipos que están en puestos de descenso. Queda un tercio de liga.

2002-2003

06/10/2002

5-2

El resultado final es algo engañoso, ya que los albiazules con (2-1) en contra, tuvieron la opción de empatar, pero Pablo falló un penalty. Debutaba con los merengues el brasileño Ronaldo y la expectación en el campo era impresionante, lo que propicio el lleno en el estadio del Paseo de la Castellana. Además se celebraba el año del Centenario del Real Madrid. El equipo blanco de los Zidane, Figo, Raúl y Ronaldo entre otros, hicieron buenos minutos pero también se llevaron algún que otro silbido de sus aficionados. Peor no pudieron empezar las cosas para los albiazules, ya en el minuto dos, Zidane anotaba el primer gol, lo que hacía presagiar una goleada, como así fue al final. Se gustaban los “cracks” madrileños y tuvieron hasta la media hora al Alavés embotellado en su campo. Ocasión tras ocasión, hasta que el árbitro les echó una mano señalando un penalti dudoso de Abelardo, que Figo se encargó de marcar. El Alavés no pierde la cara al partido y reacciona con unos buenos minutos de juego, que le sirven para recortar distancias con el gol de Magno antes del descanso, al aprovecharse de un rechace en corto de Casillas. Se retiran a los vestuarios con una derrota mínima y dejando buenas sensaciones. Quedaban cuarenta y cinco minutos y la gente estaba impaciente por ver si el brasileño conseguía estrenarse en su debut, cosa que hizo mediada esta parte para marcar el tercero, aunque antes de este gol, el albiazul Pablo Gómez tuvo en sus botas el empate, pero falló un penalti que le detuvo Iker Casillas. A partir de este instante los hombres de Mané se vinieron un poco abajo y en menos de diez minutos encajan otros dos goles por medio de Figo y de Ronaldo. Los gasteiztarras consiguieron un segundo gol a cinco del final obra del charrúa Iván Alonso. Con el pitido final, júbilo entre los madridistas y pequeña decepción entre los vitorianos que no se merecieron un resultado tan abultado.

2001-2002

23/02/2002

3-1

Entrada de setenta mil aficionados. El Deportivo Alavés estuvo dominando y controlando el partido muy bien, hasta que apareció Raúl a escena. Se adelantó con un gol de Wittschge, que hizo enmudecer el Bernabéu y tuvieron varias ocasiones para definir, pero al final, la veteranía, la calidad y una ráfaga de inspiración de los blancos, motivo que los albiazules cosecharan una derrota para nada merecida. Hace tiempo que una derrota no duele tanto, sobre todo después de haber dominado a uno de los mejores equipos de Europa durante una hora. El partido comenzó con un dominador claro el Alavés, que saltó al campo con una actitud de campeón, puso contra las cuerdas a los locales y para el minuto siete ya se había adelantado con el gol de Wittschge. Eran los mejores minutos de los albiazules fuera de Vitoria, se acercaban con peligro sobre la meta de Casillas y por ocasiones tenían que haber conseguido algún gol más, no definieron y al filo del descanso, es Guti quién marca el gol del empate. Toda una injusticia por lo visto sobre el césped. El inicio de la segunda mitad ya tuvo otro guion, se impuso la veteranía y la calidad local, apareció entonces Raúl que al cuarto de hora anotó el gol que daba la vuelta al marcador. El partido no estaba perdido pero casi, a Rubén Navarro muy activo le pitaron dos fueras de juego milimétricos que podían haber dado al menos el empate. Para rematar el encuentro, el árbitro se inventó un penalti en el área albiazul que Hierro no desaprovechó y marcó el tercero y definitivo, que llevaba la tranquilidad a la parroquia merengue. Al final, derrota que servirá para coger moral a los albiazules y recuperar las esperanzas para mantener la categoría. Faltan once partidos, el Alavés es octavo a tres puntos de Europa y los hombres de Vicente del Bosque se colocan segundos a un punto del líder Valencia. La figura del encuentro fue Raúl, recuperado de una larga lesión, saltó al campo desde el banquillo en la segunda parte y él solito se bastó para romper el control albiazul, anotó un gol, provocó un penalti e hizo jugar a sus compañeros, todo un crack.

2000-2001

26/05/2001

5-0

El campo Santiago Bernabéu registró un lleno absoluto, ya que el Real Madrid si ganaba, como así fue, cantaba el alirón y celebraba el campeonato de liga. Por todo ello, el Alavés fue una mera comparsa en este encuentro. La diferencia de intensidad entre los dos equipos fue clamorosa, el local que se estaba jugando la liga y el visitante que llega a Madrid después de que la semana anterior había perdido la final de la Uefa contra el Liverpool. Los albiazules resistieron como pudieron hasta que empezaron a caer los goles. Sin haber llegado al ecuador de esta parte y en un minuto, encaja dos goles marcados por Raúl y Guti, que provocaron el delirio en las gradas. Hasta el descanso los dos equipos se dejaron llevar y ya no hubo más que contar. En la segunda mitad, los merengues querían dejar sentenciado el encuentro, sino lo estaba ya y fue Hierro quien a los cinco minutos marca el tercero. Los vitorianos que se desmotivaron en demasía, encajaron otros dos goles más obra de Helguera y de Raúl, que redondeaban la manita y el alirón. Tal y como discurrían los acontecimientos, lo mejor que podía ocurrir para las huestes de Mané es que llegase cuanto antes el minuto noventa, retirarse a los vestuarios y dejar libre el campo para las celebraciones del título de Liga del Real Madrid, que es el número veintiocho y el primero de la era de Florentino Pérez. No lo ganaba desde la temporada 1996/1997. Raúl con los dos goles marcados supera en uno al albiazul Javi Moreno. Con el pitido final, los aficionados merengues pusieron rumbo a la fuente de Cibeles. Quedan dos jornadas y al Alavés se le complica el entrar de nuevo en Europa vía UEFA. Es noveno a seis puntos del Celta que ocupa la sexta plaza.

1999-2000

06/05/2000

0-1

Entrada de sesenta mil espectadores. Por primera vez en su historia, el Deportivo Alavés gana en el Santiago Bernabéu en un partido de liga. La gran actuación del portero albiazul Martin Herrera y el gol de Jorge Azkoitia a tres minutos del final, colocan al equipo vitoriano tercero con muchas opción es de jugar la Champión League. Solo quedan dos partidos y la Uefa está ya asegurada. Un inmenso trabajo de presión y orden de los hombres de Mané, les sirvió para maniatar a las figuras blancas y desactivar todo el arsenal de los Anelka, Savio y Balic. Los albiazules superaron en todo momento a los blancos sobre todo en el centro del campo con Desio y Morales espectaculares y que decir de la línea defensiva, expeditiva y sin complicarse la vida. Nan Ribera se lesiono al inicio del encuentro y su sustituto Begoña tampoco desentonó. En la primera parte apenas hubo ocasiones de gol para ninguno de los dos equipos. En la segunda parte todavía la actitud de los albiazules fue más explosiva si cabe, empezaron a merodear la meta de Casillas y a base de ocasiones de Javi Moreno y Astudillo, llegó en un córner a tres minutos del final, el gol obra de Jorge Azkoitia que derribaba el muro blanco y le servía al Alavés para llevarse tres puntos de oro para Vitoria. La victoria se puede considerar justa, ya que el Madrid no estuvo nada acertado y siempre llegaba tarde a los balones. Resumiendo lección del Deportivo Alavés al Real Madrid. Quedan dos partidos, con la victoria los albiazules superan a los merengues, se colocan terceros y a un punto de la Champión. Los dos partidos son contra el Numancia en Mendizorroza y el Athletic en San Mames, ambos equipos tienen los deberes hechos y soñar es gratis. Martin Herrera es el Zamora de la categoría con 33 goles encajados. El albiazul Téllez con la tarjeta de hoy es el segundo jugador más tarjeteado de primera con 16 amarillas y una roja, solo por detrás del jugador madridista Guti.

1998-1999

04/04/1999

3-2

Algo más de tres cuartos de entrada en el estadio Santiago Bernabéu. El Deportivo Alavés realizó un gran partido en el coliseo madrileño, se adelantó por dos veces en el marcador, se fue al descanso con ventaja, pero en cinco minutos de despropósito, el Real Madrid le remontó el partido mediada la segunda mitad. Derrota que se puede considerar como victoria por la forma de producirse. Durante cerca de una hora, los vitorianos le dieron un baño de fútbol, que solo fue superado por la aparición en el juego de Raúl que fue el que se echó al equipo a la espalda para enderezar el partido. En los primeros minutos, los merengues ya habían disparado hasta en cuatro ocasiones sobre la meta de Tito. La primera vez que los albiazules se acercaron al área madridista, Iván Campo comete un insulso penalti sobre Julio Salinas que Pablo se encarga de transformar en gol, era el minuto diez. En la siguiente jugada, en el saque de centro se produce un córner y Hierro marca el empate. El partido está de lo más movido, el Alavés no se amilana y antes de cumplirse el minuto veinte, es Sívori quien vuelve a poner por delante a los babazorros. Eran los mejores minutos y pudieron irse con un gol más a su favor al descanso, pero el portero Ilgner salvó dos balones envenenados de Pablo y de Vitamina Sánchez, aunque la más clara la tuvo Magno que solo el área pequeña manda su cabezazo fuera. Tras el descanso el Madrid sacó la casta y empezó a encerrar al Alavés en su área. Ahora los que tenían las ocasiones eran los blancos, Morientes y Raúl en cinco minutos mediada esta segunda mitad, dieron la vuelta al marcador. El Alavés ya era una sombra de la primera parte y los cambios de Mané para intentar empatar no dieron fruto. Se ha perdido una gran oportunidad de haberle hecho pupa al equipo blanco en su campo. Al equipo albiazul quizás le faltó algo de experiencia. El árbitro llegó a mostrar ocho amarillas, cuatro por bando. Con esta victoria el Real Madrid se coloca quinto y el Deportivo Alavés está en promoción a cuatro puntos de la salvación, quedan diez partidos por disputar.

1955-1956

25/03/1956

5-0

Día lluvioso en Madrid, entrada floja para las grandes proporciones del estadio Santiago Bernabéu y el poco interés que había despertado el encuentro. El Alavés se enfrentaba al máximo goleador de la categoría y bien que se notó. La superioridad fue tan amplia que el resultado se quedó corto. El Real Madrid ha hecho un buen encuentro, uno de esos partidos en los que es tan superior a su rival que, los aficionados solo esperaban cuantos goles iban a celebrar esta tarde. Los Di Stefano, Gento, Joseito y compañía, han bailado a un equipo albiazul que apenas han podido oponer resistencia, además que ha saltado al campo muy replegado atrás y solo era cuestión de minutos que empezaran a llegar los goles. Tras un breve peloteo llegó al cuarto de hora el primer gol obra de Marsal. La suerte del partido ya estaba echada, seguía el acoso sobre la meta de Carlos y a la media hora anotan el segundo por medio de Mateos. Los albiazules de vez en cuando salían al contragolpe y en uno de ellos el árbitro no señalo un claro penalti a su favor por unas manos de un defensor madrileño. Nada más salir de los vestuarios llega el tercero obra de Di Stefano que no había aparecido en toda la primera mitad, a renglón seguido en el minuto seis llega el cuarto de Joseito. Para colmo de males de los vitorianos, Primi cae lesionado y paso a ocupar una banda. El ataque “merengue” era insistente y el meta Carlos tenía que intervenir cada dos por tres para alejar o detener el balón. No se había cumplido la media hora y llega el quinto y último gol de la tarde obra de Mateos. Los hombres de Echezarreta solo estaban deseando que llegase el final y no encajar más goles, ya que el correctivo había sido mayúsculo. A falta de cuatro partidos, el Alavés no debería tener problemas para mantener la categoría, ahora ocupa el décimo puesto con tres puntos de ventaja sobre el descenso que lo marca el Real Murcia. El Real Madrid es tercero a seis puntos del Barcelona.

1954-1955

13/02/1955

4-1

Pese a que el equipo vitoriano no es un equipo de los fuertes, la entrada en el Santiago Bernabéu fue excelente. El Deportivo Alavés pierde honrosamente en Madrid ante uno de los mejores equipos de Europa que tiene en sus filas a hombres como Gento, Molowny, Di Stefano, Muñoz, etc. y que jugaron un partido más bien de trámite, ya que estaban esperando al encuentro que les enfrentará al tercer clasificado Ath. de Bilbao la semana que viene. Si no es por el portero albiazul Berasaluce la goleada hubiera sido de escándalo, fue un muro contra el que se estrelló la delantera blanca, se rumorea que la temporada que viene pasará a las filas madridistas. El partido no fue nada del otro mundo, más bien malo dada la superioridad blanca sobre los albiazules. El entrenador vitoriano dispuso sobre el campo un esquema de contención, con casi diez hombres defendiendo su área y solo un jugador en punta, Wilson que está cedido por el equipo madrileño para esta temporada. La táctica del cerrojo le duró al equipo vitoriano hasta el ecuador de esta primera mitad que fue cuando por fin después de mucho intentarlo los Muñoz, Lesmes y Di Stefano ante un inspiradísimo Berasaluce. Pero en menos de dos minutos Molowny y Rial lograron batirle y dejar sentenciado el partido. El Alavés en esta parte no se acercó a las inmediaciones de Alonso. En la segunda mitad, los albiazules estuvieron algo más incisivos debido a la relajación del equipo blanco y pisaron algo más el área, tuvo su fruto con el gol de Wilson a cinco minutos del final, pero previamente Gento había marcado el tercero de falta directa y en las postrimerías, una escapada de Gento es sancionada con penalty y Molowny consigue anotar el cuarto gol y cerrar así la tarde goleadora. En resumen partido flojo de los madridistas que no han tenido apenas resistencia en los vitorianos. Faltan siete partidos para la conclusión del campeonato y el Alavés ocupa el antepenúltimo plaza con 18 puntos en puestos de promoción a dos puntos de la salvación y con dos puntos de ventaja sobre el descenso. El equipo vitoriano tiene que ponerse las pilas para intentar no descender. El Real Madrid es líder con dos puntos de ventaja sobre el Barcelona y seis sobre el Ath. de Bilbao.

1932-1933

12/02/1933

2-0

En el campo de Chamartín con casi lleno, pocos huecos se veían en las gradas, se dieron cita más de cien mil espectadores. Se enfrentaban el líder y el colista y no se notó tanta diferencia en el juego. El Alavés jugó bastantes minutos con diez por la lesión de Antero y al final cosechó una honrosa derrota. En el Madrid militaban los ex albiazules e internacionales Ciriaco y Quincoces. El equipo merengue desde el comienzo del partido dejaban correr el tiempo dando la sensación de que el encuentro lo ganaría en cuanto ellos quisiesen dada la diferencia tan abismal que existe entre estos dos conjuntos. El primer gol llegó pasado el cuarto de hora obra de Regueiro. Por todo ello, el Madrid hizo un juego soso, aburrido que por momentos fue jaleado con palmas de tango como reprobación al espectáculo tan pobre que se estaba presenciando. Los albiazules solo oponían entusiasmo y lanzaron una vez sobre la meta de Zamora. Poco antes del descanso se retira Antero lesionado quedándose los vitorianos con diez jugadores. Tras volver de los vestuarios, el Madrid es recibido con silbidos y el Alavés con aplausos. La tónica del encuentro es la misma, poco interés en los madrileños que además de verse con uno más todavía hacen un juego más raquítico. Se animan algo los albiazules en vista de que si aprietan un poco a lo mejor logran empatar, pero es al revés, sobre la media hora en una melé en el área alavesista es Samitier el que marca el segundo gol. Hasta el pitido final nada de nada. Excesivo castigo ha recibido el “Glorioso” ante un Real Madrid que no dio la sensación de ser tan superior. El guardameta albiazul brindo al público madrileño media docena de paradas extraordinarias. Se llevan jugados dos terceras partes de campeonato y el Alavés solo ha conseguido tres victorias ocupando el farolillo rojo. La salvación la marcan el Donostia y el Arenas que tienen dos puntos más que los vitorianos. Por el contrario el Real Madrid es líder destacado.

1931-1932

27/12/1931

5-0

En el último partido del año, el Alavés encaja una severa derrota que le deja como colista después de haberse disputado cuatro partidos y no haber conseguido todavía puntuar. Partido bastante malo donde solo se salvaron los goles. En el Real Madrid jugaban los ex alavesistas Ciriaco y Quincoces. Los mejores momentos de futbol se vieron al principio y siempre por parte local, que pronto consiguieron abrir el marcador por medio de Hilario. Los albiazules apenas aparecían y siempre estaban a merced de los merengues. El segundo gol llego en un fallo clamoroso del meta vitoriano Urreta que le regaló el balón a Triana para que le fusilara a placer. Justo antes de retirarse a los vestuarios, Regueiro anota el tercero. Tanta diferencia en el marcador resto emoción a la segunda parte. Aburrimiento total que solo se vio salpicado por dos goles más del Real Madrid obra de Lezcano. Se pone fin al encuentro con una manita encajada por un D. Alavés que no inquieto en ningún momento al portero local Zamora. El público madrileño se quejó de las entradas punibles sin mala intención de los vitorianos. Al final del choque, la prensa comentaba que “los jugadores merengues la mayoría de ellos tendrían que pasar durante la semana por el taller de reparaciones para arreglar pequeñas rozaduras”.

1930-1931

04/01/1931

1-0

Partido jugado en el Campo de Chamartín con un lleno absoluto. Se presentaba el Alavés en Madrid como colíder junto con la Real Sociedad y el Racing de Santander. El encuentro fue bastante entretenido por el buen juego desarrollado por los dos equipos. Los inicios son equilibrados, hay más balones por el centro que por las áreas. El primer susto lo dan los albiazules por medio de Olivares que a dos metros de la portería manda el balón fuera incomprensiblemente cuando lo más fácil era hacer gol. El Madrid poco a poco va reaccionando y se hace con el dominio del encuentro, fruto de este embotellamiento llega el único gol del partido por medio de García. No hay más que reseñar hasta el descanso. Segunda parte, dominio alterno y el balón no tiene dueño. En una de las arrancadas de los albiazules, Olivares es derribado dentro del área y el árbitro no quiere saber nada, cuando era un penalti de “libro”. Este lance encorajina más al Alavés y pone cerco a la portería de Vidal, pero está la tarde de que no y el balón no consigue rebasar la línea de meta madridista. Pitido final y derrota vitoriana que no refleja lo acontecido sobre el terreno de juego. Si el “negro” Olivares hubiese tenido su tarde, ahora estaríamos hablando de que el Alavés al menos se hubiese traído un empate para Vitoria, que era el resultado más justo. Con esta victoria el Real Madrid se coloca segundo y el Deportivo Alavés baja hasta la quinta posición.




Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal