Deportivo Alavés - Atlético de Madrid: Antecedentes en Primera
RSS

28/4/2018 - 11:32
Enviada por Esteban Ruiz





Temporada

División

Fecha

Resultado

Anécdotas históricas

2016-2017

28/01/2017

0-0

Con este partido comienza la segunda vuelta del campeonato liguero. El Alavés realiza uno de los encuentros más completos de la temporada, ha superado de principio a fin a los colchoneros, teniendo en el portero Moya su hombre más inspirado. Mendizorroza registro una entrada de más de 19.000 espectadores, viéndose en las mismas casi un centenar de seguidores rojiblancos. La primera media hora de los albiazules fue para enmarcar, entradas por las bandas con Theo y Femenia, balones al área y remates de Camarasa, Ibai y Deyverson que se iban fuera por poco. La más clara la tuvo Laguardia que mandó el balón al larguero y el rechace Deyverson con todo a favor lo mando incomprensiblemente fuera. Los madrileños ni se acercaron a los dominios de Pacheco. A los vestuarios se retiraron los locales entre los aplausos de la grada. Tras el descanso, los rojiblancos salieron algo más adelantados, pero todo fue un espejismo, ya que de nuevo el balón lo controlaban los albiazules debido al gran trabajo de Marcos Llorente, Manu García y Camarasa. A los diez minutos Camarasa la tuvo en un mano a mano con el meta madrileño pero la marró y posteriormente tuvo otras dos que ni pintadas, pero el jugador albiazul en los metros finales falla más de la cuenta. Simeone a la hora mete más gente ofensiva y Nico Gaitán se planta solo ante Pacheco que en una buena intervención le arrebata el balón de los pies, cuando ya se disponía a marcar a puerta vacía. A falta de un cuarto de hora, Pellegrino también introduce cambios ofensivos, Santos tuvo dos ocasiones en las que pecó de lentitud. En el minuto noventa, una cabalgada de Theo por la banda desde su área, a punto estuvo de conseguir gol, pero Miguel Ángel Moya desvió su disparo envenenado a córner. Pitido final y no se ha movido el marcador. Empate que se antoja algo escaso para los méritos realizados por los albiazules que fueron despedidos entre aplausos por una afición entregada y que está esperando al jueves en Vigo, a que su equipo el “Glorioso” consiga un resultado favorable en el encuentro de ida de las semifinales de Copa del Rey contra el Celta. El At. de Madrid también tiene que jugar la otra semifinal contra el F.C. Barcelona. Con este punto el Alavés se queda en el puesto duodécimo con 24 puntos y el At. de Madrid cuarto con 36 puntos a siete del líder Real Madrid.

2005-2006

22/04/2006

0-1

El Atlético de Madrid que se presentaba con un equipo plagado de jugadores del filial, se lleva un importante triunfo de Vitoria que alimenta sus esperanzas europeas quedándose a tres puntos del Sevilla y a su vez mete al “Glorioso” en puestos muy comprometidos, cada vez se hunde más en el fondo de la tabla. Más de catorce mil aficionados se dieron cita en Mendizorroza, que abuchearon durante gran parte del encuentro al presidente-entrenador-utillero Dimitry Pitterman. El Alavés hizo un pésimo encuentro, solo lleva dos goles en las últimas siete jornadas. Primeros minutos de tanteo y equilibrio, donde ninguno llevaba la iniciativa. Al cuarto de hora, Bodipo pudo adelantar a los albiazules pero su disparo se fue al palo. Cuando se cumplía el ecuador de esta primera mitad, los visitantes consiguen su gol al marcar en el lanzamiento de una falta directa Antonio López balón que se coló por toda la escuadra de Costanzo. El descontrol se adueñó de los locales y todos los balones morían en los pies de los madrileños que dominaban el tiempo del partido. Tuvo nuevamente Bodipo otra acción para empatar, pero a bocajarro se la salvó el meta Leo Franco. En la segunda mitad más de lo mismo, penoso el equipo vitoriano que no tenía un director de juego y se dedicaba a bombear balones para ver si en alguno de ellos sonaba la flauta y podía llegar el empate. Los rojiblancos no pasaron peligro y tuvieron una tarde plácida. Al final, derrota del Alavés que a falta de cuatro partidos se queda en descenso, puesto dieciocho y a un punto de la salvación que la marcan el Mallorca y el Racing de Santander. Ya no depende de sus resultados, sino de los errores de sus rivales. Siendo optimistas, mientras hay vida hay esperanza.

2002-2003

14/12/2002

2-0

Gran partido del “Glorioso”, con una clara victoria en una muy buena primera parte y con la que se pone fin a un excelente año en Mendizorroza. Entrada de 12.600 espectadores. El inicio de los albiazules fue demoledor, ha salido con ganas de ventilar el choque por la vía rápida, evitando que los rojiblancos se metieran en el partido. Hubo un jugador que marcó las diferencias, fue el rumano Adrián Ilie “la cobra”, ha sido el amo del balón, ha jugado cómodo cerca del área y se ha aprovechado de que estaba afortunado cara al gol, dio el pase a Ruben Navarro en el minuto once para que anotase el primer gol y a la media hora consiguió el segundo, después de una galopada desde el centro del campo. Cuarenta y cinco minutos más que notables y en los que la ventaja pudo ser mayor. Tras el descanso los albiazules cedieron la iniciativa a los hombres de Luis Aragonés y se dedicaron a esperar para salir al contragolpe, en uno de los cuales Iván Alonso pudo marcar el tercero pero su balón se fue al poste de la portería de Esteban. El mayor peligro de los rojiblancos llegó en los últimos quince minutos, donde dispusieron de tres o cuatro ocasiones claras y no pudo marcar, la primera oportunidad fue en el lanzamiento de un penalti en el que Dutruel adivino la intención a Fernando Torres y se lo detuvo, minutos después un disparo del ex albiazul Javi Moreno se lo paró magistralmente el portero galo. Por fin el Alavés consigue una victoria cómoda ante un rival de la zona alta de la tabla y que les permitirá a sus jugadores comer el turrón más tranquilos de lo que se esperaban. Se colocan decimocuartos con tres puntos sobre la salvación. Muchos aplausos se llevaron los ex – jugadores albiazules Javi Moreno, Cosmin Contra y Fabricio Coloccini, que ahora visten la camiseta rojiblanca.

1999-2000

27/02/2000

2-0

Entrada muy buena en Mendizorroza con más de diecisiete mil aficionados. Trabajada e importante victoria del Alavés ante un buen At. de Madrid. Suma y sigue, tres puntos más para el zurrón. Los colchoneros entrenados por Ranieri les pusieron las cosas muy difíciles a los creadores del juego albiazul, les ahogaron con cinco hombres en el centro del campo. La primera parte fue bastante trabada, pocas ocasiones y las que había eran resueltas por las defensas, los porteros Molina y Herrera poco tuvieron que intervenir, se fueron a los vestuarios sin que se moviese el marcador. Un partido que iba para el cero a cero, cambio en un abrir y cerrar de ojos para los intereses albiazules con la entrada de Javi Moreno tras el descanso. La última media hora solo hubo un equipo que quería ganar y este era el albiazul, los rojiblancos parecían conformarse con el empate. Tuvieron más mordiente y gracias al buen hacer del delantero, de sus pies salió el pase del primer gol para Magno y además a punto estuvo de marcar el gol de la temporada si el balón que lanzó desde cincuenta metros no es salvado “in extremis” por Molina. Todo el peligro pasaba por sus botas. El segundo gol se lo marco el defensa Bejbl en propia puerta. Los colchoneros en esta segunda mitad ya inquietaron algo más, tuvieron sus ocasiones para marcar y es entonces cuando apareció el meta argentino Herrera para salvar al Alavés de encajar algún gol. Con esta victoria los albiazules se colocan cuartos o lo que es lo mismo, están en liga de Campeones. Se puede soñar con objetivos más ambiciosos que la simple permanencia. Quedan doce partidos y tiene un colchón de cuatro puntos sobre el séptimo de la liga, el Celta de Vigo. El At. de Madrid que está realizando una campaña muy floja solo supera en un punto los puestos de descenso, se queda rozando el abismo. Los albiazules se han convertido en especialistas en resolver los choques en los últimos minutos.

1998-1999

21/03/1999

2-0

Gran entrada en Mendizorroza, diecisiete mil espectadores según datos del club. El partido se jugó mayormente en el centro del campo, todos los jugadores apelotonados impidiendo la creación de juego. Poco a poco se fueron imponiendo los albiazules y con un Gerard de líder, empezaron a acercarse a la portería de Molina, arrinconando a los colchoneros en su área, aun así no se movió el marcador en esta primera mitad. Tras la salida de los vestuarios se observa que el Alavés ha dado un paso más adelante, primero Magno avisa mandando un balón al palo y en la siguiente jugada Desio con la ayuda de un defensa consigue perforar la meta rojiblanca. Lo más difícil ya se había hecho. No reaccionan los visitantes, los alaveses pueden marcar por medio de Salinas y de Gerard, pero no aciertan. Cuando se llega al ecuador de esta parte, una indecisión en la zaga madrileña es aprovechada por Gerard para meter la punta de la bota y conseguir así el segundo gol local. El At. de Madrid no existió en todo el encuentro, fue uno de los equipos más patéticos que ha pasado por Mendizorroza esta temporada, además su entrenador puso en liza un conjunto batallador en lugar de jugadores creadores como Valerón y Juninho a los que dejó en el banquillo. El portero albiazul Tito paso totalmente desapercibido, un solo tiro tuvo que blocar en los instantes finales. Cuando queda una cuarta parte de los encuentros por disputar, el Alavés con esta victoria asciende hasta el puesto decimoséptimo y se aleja a tres puntos del descenso que marca el Extremadura.

1955-1956

29/01/1956

0-0

El Alavés jugo bastantes minutos con diez hombres por la lesión de Gorospe en el minuto cinco del encuentro, tuvo que ser retirado del campo y volvió a la media hora, se colocó como extremo para no entorpecer. A pesar de este contratiempo, batalló como nunca y pudo mantener la igualada. El árbitro fue despedido entre una bronca monumental por sus muchas equivocaciones y no saber cortar el juego duro de los colchoneros. La entrada en Mendizorroza fue buena pese a la temperatura gélida. El terreno de juego estaba en pésimas condiciones. La primera parte fue bastante movida, el balón tan pronto estaba en un área como en otra y los porteros tuvieron que intervenir en varias ocasiones con acierto. En la segunda mitad, Gorospe no salta al campo y el Alavés tiene que jugar con uno menos durante varios minutos. El juego sigue siendo movido y el portero albiazul Carlos tuvo que emplearse a fondo en un buen disparo de Escudero. Cuando se llevan diez minutos jugados vuelve a reaparecer Gorospe que se coloca como extremo derecha. El Alavés con los once en el campo, consigue hilvanar alguna jugada de mérito y obliga al portero rojiblanco Pazos a lucirse, fueron los mejores veinte minutos de los albiazules, que se merecieron el premio del gol. Hasta el final los dos equipos se esforzaron por mantener el tipo sobre el mal terreno de juego y se llegó al minuto noventa sin que se moviera el marcador. El punto conseguido por el Alavés se puede considerar escaso por lo que batalló y por sobreponerse a la lesión de Gorospe, que dejo diezmada la defensa, puesto que paso a ocupar Primi, perdiendo un hombre creativo en el centro del campo. Si no hubiese sido por esta circunstancia tan adversa y un pelín de suerte, la victoria se tenía que haber quedado en Vitoria. Los aficionados así lo reconocieron, despidiendo a sus jugadores con aplausos por el derroche realizado.

1954-1955

21/11/1954

2-0

El entrenador albiazul dispuso de un once con jugadores de mucha lucha y coraje para que le pusieran tesón al encuentro. El tiempo frio propició que la entrada fuese la peor de la temporada, había muchos huecos en las tribunas. Se aprecia desde el primer momento que los albiazules han salido con más ganas y se imponen a sus contrarios por rapidez y decisión. A los cinco minutos se produce la lesión de un jugador madrileño, Galbis, que después de ser atendido se queda sobre el césped como extremo derecho, como figura decorativa. Los ataques de los albiazules son continuos, malogran varias ocasiones, pero a la media hora consigue el primer gol por medio de Echaniz que hacia justicia al juego desarrollado por los locales. Se van los veintidós jugadores para los vestuarios sin que el marcador varié. Comienza la segunda parte con la misma tónica, acoso sobre la portería rojiblanca defendida por Riquelme con innumerables oportunidades claras de gol para Ibarra, Echeandia que manda el balón al larguero y Remacha que después de quedarse solo la manda al poste. Los rojiblancos apenas inquietaban pero flotaba en el ambiente que en una acción aislada le pudiesen empatar el partido. El gol que daba la tranquilidad a los babazorros llegó ya en las postrimerías del encuentro y lo marcó Ibarra, este gol debería haber llegado antes para evitar algún disgusto. Al retirarse los jugadores a la caseta, se escucharon muchos aplausos por el buen partido realizado por los albiazules, que se merecieron una victoria bastante más abultada. El At. de Madrid pasó por Vitoria como un conjunto apático y falto de entusiasmo.




Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal