Sevilla F. C. - D. Alavés : Antecedentes en Primera
RSS

17/5/2018 - 22:22
Enviada por Esteban Ruiz





Temporada

División

Fecha

Resultado

Anécdotas históricas

2016-2017

01/10/2016

2-1

Cerca de 33.000 espectadores en las gradas del Sanchez Pizjuan, con algo más de 300 albiazules que se dejaron oír en algunas fases del encuentro. Partido jugado a las cuatro de la tarde con un calor impresionante de 35 grados , lo que provoco que a medida que pasaban los minutos, los jugadores estaban extenuados, retirándose cuatro de ellos por problemas físicos, dos por bando e incluso el árbitro Matéu Lahoz a falta de quince minutos tuvo que dejar su puesto al cuarto árbitro. El encuentro comienza con un ritmo cansino, llevando el balón los locales y esperando a la contra los visitantes. Al cuarto de hora Edgar tuvo en sus botas el gol pero su disparo se fue al poste de la portería de Sergio Rico. Los sevillistas no pisaban el área contraria. Por efecto del calor y sin cumplirse la media hora, se producen en menos de cinco minutos dos lesiones casi seguidas de los albiazules, Kiko Femenia en el 26 y Dani Torres en el 29, dejando sus puestos a Pantic y Krsticic. Hasta el descanso no hay acciones que destacar, el aplatanamiento es general en todos los jugadores, no hay ritmo. En la segunda parte el guion no cambia. Los sevillanos querían poner una marcha más y de ahí vienen las lesiones al cuarto de hora de los sevillistas Nasri en el 58 y de Vietto en el 61, sustituidos por Sarabia y Ganso. En el minuto veinte los albiazules reclamaron un penalti que pareció claro de Mercado por controlar el balón con la mano, el árbitro no vio intención en la jugada. Con el paso de los minutos el orden y el control albiazul se empieza a resquebrajar quizás por el calor y el cansancio. A falta de quince minutos, en un despiste de la zaga vitoriana es el francés Ben Yedder quien a cierta a batir a Pacheco. En la siguiente jugada se lesiona el árbitro valenciano Matéu Lahoz y es sustituido por el suplente. El Sevilla con esta ventaja dio un paso atrás y de ello se aprovechó el Alavés para a cinco del final, anotar Laguardia el empate en un despiste defensivo. Se había hecho lo más difícil, igualar la contienda. Se añadieron cinco minutos de prolongación, el Sevilla remato hasta tres veces con peligro, salvando Pacheco espléndidamente. Todo parecía finiquitado hasta que apareció de nuevo Ben Yedder para batir al meta vitoriano y dejar los tres puntos en Sevilla. El equipo de Sampaoli tuvo que sufrir para doblegar el buen planteamiento puesto sobre el césped de Mauricio Pellegrino, que solo se vio superado en los minutos de descuento. Como anécdota reseñar, que a los cinco minutos Matéu Lahoz paró el encuentro para que el meta sevillista Sergio Rico cambiase su camiseta azul por una naranja para evitar confusión con la albiazul de los vitorianos. Se llevan siete partidos jugados, el Sevilla se coloca tercero y el Deportivo Alavés duodécimo con nueve puntos, tres por encima del descenso.

2005-2006

22/10/2005

2-0

Gran ambiente con casi lleno en el Sanchez Pijuan debido a que el Sevilla celebraba con su afición su Centenario, por lo que regaló a todos los asistentes banderas con dicho logotipo. Los sevillistas han comenzado bastante metidos en el partido, el ambiente que había en el campo incitaba a ello, por contra los vitorianos saltaron como cohibidos y dejando actuar a los locales. El encuentro estaba bastante parejo, el Alavés de vez en cuando montaba algún contragolpe pero sus delanteros Bodipo y Aloisi no estaban finos. Cuando se jugaba la media hora, en la primera acción con peligro de los andaluces, llega el primer gol obra de Adriano al aprovecharse de la fragilidad defensiva vasca. Hasta el descanso mejor juego de los hispalenses. El Alavés saltó en la segunda parte en busca del empate y casi lo consigue si no es por Palop que hizo dos buenas paradas. En su afán de empatar descuido más de la cuenta su defensa y empezó a dejar huecos que eran bien aprovechados por los locales y así en el minuto setenta llegó el segundo gol obra de Maresca al transformar una pena máxima. Nene pudo marcar el gol de la honrilla pero su lanzamiento de falta se estrelló en la cruceta. Resumiendo, el Alavés hace aguas en defensa, el centro del campo deambula como alma en pena y la delantera apenas existe. Se llevó seis tarjetas amarillas. Se ha jugado la quinta parte de la liga, los hombres de Pitterman y Cos no han encontrado todavía un patrón de juego y no se encuentran soluciones para salir del pozo. En ocho partidos jugados, ha conseguido siete goles, tiene seis puntos y ocupa el tercer lugar por la cola.

2002-2003

23/03/2003

3-2

Muy buena entrada en el campo de Nervión. Los sevillistas son el equipo menos goleado y el Alavés el que más goles encaja. Los albiazules realizaron un buen encuentro y llegaron a tener ventaja en el marcador hasta los diez últimos minutos, pero un penalti que solo vio el árbitro y un gol en propia puerta de Karmona en el descuento, dejó a los vitorianos sin puntuar. El inicio para los albiazules fue bastante prometedor, forzaron varios saques de esquina y tenían al Sevilla encerrado en su área, fueron quince minutos muy prometedores. Poco a poco los andaluces se fueron sacudiendo el dominio y en el minuto veinte se ponen por delante en el marcador. Eran los peores momentos de los albiazules, que al menos consiguieron llegar al descanso con esta derrota mínima. Tras salir del túnel de vestuarios, Mané dio entrada a Pablo y el centro del campo empezó a carburar, Rubén Navarro en el setenta y Astudillo a falta de diez minutos con sus goles dieron la vuelta al marcador y parecía que el Alavés podía salir victorioso de este campo. Dos acciones lo impidieron, primero el gol del empate en un penalti que solo vio el árbitro a cinco del final y que transformó Reyes y segundo para colmo de males ya en el descuento, un balón despejado por el portero albiazul Juan Pablo tocó en Karmona y se coló en la red vitoriana a ante el desconsuelo de todos sus compañeros. Más desgracias no se pudieron dar en los instantes finales. El resultado no refleja lo que se vio sobre el campo, mal primer tiempo y excelente segunda mitad. En los último cinco partidos solo ha conseguido un punto. Quedan once partidos y todavía hay opciones para salvarse siempre que se juegue con esta actitud, ahora ocupa el tercer puesto por la cola con los mismos puntos que el Racing de Santander que maraca la salvación.

2001-2002

28/04/2002

2-0

Día de San Prudencio en Vitoria. La entrada en el campo Sánchez Pijuan fue excelente. El “Glorioso” perdió por dos errores defensivos. Pudo hacer algo más, pero fue inofensivo en ataque. Acabó con diez por la expulsión injusta de Pablo en la segunda parte. SE jugaba mucho el Sevilla que salía presionado por andar en puestos de descenso y eso lo acuso en los inicios por los nervios en sus jugadores, El Alavés se aprovechó medianamente de esta situación, pero tampoco hizo mucho para adelantarse en el marcador. Transcurrían los minutos con un juego muy parejo. Cuando todo apuntaba que al descanso se irían con el empate, llegó a dos minutos del mismo el gol del Sevilla en el saque de un córner en el que Víctor Salas remató solo en el área pequeña en un error defensivo garrafal. En la segunda parte Mané quito a un defensa y metió a un delantero y el equipo empezó a hacer aguas en la zona de atrás, los locales tuvieron dos ocasiones clamorosas para superar a Herrrera pero este las salvó y a la tercera nuevamente Salas marca el segundo. A partir de este momento el partido se acabó, el árbitro dos minutos después expulsó, creemos que injustamente a Pablo con roja directa por un agarrón sobre el goleador sevillista. Hasta el pitido final, los andaluces pudieron golear, se estaba gustando por el empuje de su afición, pero no consiguieron con uno más perforar la meta del cancerbero vitoriano. Faltan dos partidos y la opción de volver a estar en Europa por segundo año consecutivo es factible. Ahora es séptimo con 51 puntos con un punto de ventaja sobre el Málaga y dos al Ath. de Bilbao, lo bueno que tiene el Alavés es que solo depende de sus resultados.

1999-2000

20/02/2000

2-2

Muy buena entrada en el Sánchez Pijuan con cuarenta mil aficionados. Empate muy meritorio del Alavés que jugó con uno menos cerca de una hora por la expulsión más que rigurosa de Nan Ribera. El Sevilla tomó el mando del partido desde el inicio llegando con peligro a las inmediaciones de Martin Herrera, pero la nula puntería de los delanteros les impidió ponerse por delante del marcador. El Alavés no había hecho nada hasta el momento y en la primera acción con peligro en el área sevillista, Ibón Begoña es derribado y el árbitro pita penalti que se encarga de transformar Kodro en el minuto veintisiete. Todo se truncó en el minuto siguiente con la expulsión de Nan Ribera por una dura entrada sobre Marchena que el árbitro interpretó que se merecía la tarjeta roja. Esta superioridad enseguida dio fruto en los locales que cinco minutos antes del descanso logran empatar. Con este marcador a los vestuarios. En la reanudación el entrenador sevillista introduce un hombre más ofensivo y comienza el asedio sobre la meta albiazul. Al cumplirse la media hora, llega el segundo gol local obra de Zelayeta con la colaboración de Karmona que lo desvió lo suficiente para despistar a su portero. El Alavés no inca la rodilla y se lanza a la desesperada a por el empate, cosa que consigue en el último minuto gracias algol de Astudillo. Fin del partido, punto que no deja satisfecho a los locales que siguen coqueteando con los puestos de descenso y por el contrario sirve a los albiazules, que llevan casi cuatro meses sin perder fuera de Vitoria, para afianzarse en zona UEFA, se coloca quinto con tres puntos de ventaja sobre el séptimo clasificado cuando queda un cuarto de liga por jugarse. Otro dato, Martin Herrera es el portero menos goleado de la Primera División.

1955-1956

13/11/1955

3-0

Media entrada en la grada y estado del terreno bastante pesado por las lluvias caídas, al que se aclimató mejor el equipo vitoriano. El Alavés jugó una buena primera parte pero en la segunda se fue replegando en exceso y eso les facilito la victoria a los andaluces. En los primeros diez minutos los sevillistas ya habían avisado en dos ocasiones y al cuarto de hora llega el primer gol. Se endurece en exceso el juego por parte albiazul debido a los marcajes pegajosos. Antes del descanso Arbulu realiza tres paradas soberbias que evitan que el partido quede sentenciado. La segunda parte empieza más agresiva por los dos equipos debido al estado del césped. En una jugada sin peligro, se produce un choque entre Echaniz y Ramoni, este cae al suelo, entonces el albiazul le propina una patada y el sevillista la repele, el árbitro decide enviar a los dos jugadores a los vestuarios y se gana la bronca de la grada, que lanzo varias almohadillas al terreno de juego, cosa que no fue reflejada en el acta arbitral. Esta acción espolea todavía más a los locales, asedian el área vitoriana a base de córner y en una misma jugada sacan cuatro consecutivos. Tanto va el cántaro a la fuente que antes de la media hora llega el segundo gol. El Alavés baja los brazos y todavía encaja un tercero. Hasta el final más lucimiento por parte del portero albiazul que salva a sus compañeros de una goleada de escándalo. El Alavés apenas inquieto la portería de Bustos. Bronca a los jugadores albiazules al retirarse a los vestuarios por la dureza empleada a lo largo de los noventa minutos. Se llevan diez partidos y el Alavés es cuarto por la cola con siete puntos. Todavía no ha puntuado fuera de casa, de seis partidos seis derrotas.

1954-1955

24/10/1954

1-2

El Alavés se presentaba en Sevilla con varios cambios en el equipo debido a las lesiones y como colista de la categoría. El equipo andaluz infravaloró en exceso a los albiazules pensando que era un enemigo pequeño. Empezaron dominando el encuentro los vitorianos, su juego era fluido y fruto de este empuje inicial llegó a los once minutos el primer gol obra de Echeandía. Sin tiempo ni para abrazarse, en el saque posterior del centro de campo, se produce un barullo en el área vitoriana y Arza que es el más listo de todos consigue empatar el encuentro. Vuelve a empezar un nuevo partido y hasta el descanso, cualquiera se pudo adelantar, los delanteros no estaban atinados y los guardametas les superaban siempre. Comienza la segunda mitad y ahora el que lleva la iniciativa es el Sevilla, pero tiene una delantera negada con el gol. Se sacuden el dominio los albiazules y al cuarto de hora de nuevo Echeandía consigue poner por delante al Alavés. Los andaluces no se dan por muertos y se lanzan en tromba sobre la portería de Berasaluce, entre la defensa y el portero consiguen desbaratar todos los peligros, llegándose al minuto noventa con una más que merecida victoria vitoriana. El Alavés igual no ha hecho un buen partido pero ha sabido aprovecharse de las debilidades dadas en defensa por los sevillistas. El árbitro señaló excesivas faltas y no concedió la ley de la ventaja. Los locales fueron abucheados en su retirada a los vestuarios y los vitorianos aplaudidos. Dos puntos para la esperanza. Con esta victoria que es la segunda en siete partidos, los albiazules abandonan los puestos de descenso y deja el farolillo rojo al Racing de Santander.




Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal