D. Alavés - Rayo Vallecano : Antecedentes en Primera
RSS

25/1/2019 - 00:00
Enviada por Esteban Ruiz





Otros nombres del equipo: AD Rayo Vallecano (1947-1995).

Temporada

División

Fecha

Resultado

Anécdotas históricas

2002-2003

02/02/2003

1-1

Con este partido da comienzo la segunda vuelta, ha estado en un tris de suspenderse debido a la nieve que había caído sobre Vitoria los días atrás. El dispositivo del club para ayudar a su retirada facilito la disputa del mismo, apenas se podía ver algún montón próximo a las gradas. Gradas que por cierto estuvieron ocupadas por unos catorce mil aficionados. Los hombres de Mané han realizado hoy en Vitoria uno de los peores partidos de la temporada contra un equipo el Rayo donde debutaba en el banquillo el paraguayo Gustavo Benítez y además jugó la última media hora con un hombre menos por la expulsión tras dos tarjetas amarillas del ex albiazul Jorge Azkoitia. El Alavés solo ha tenido chispa durante los quince minutos. Después se ha ido diluyendo como un azucarillo, sobre todo tras encajar el gol de Peragón a los veinte minutos que se alojó en la meta de Dutruel tras desviarlo Karmona. Este gol tampoco espabilo al equipo que apenas se mostró incisivo ante el meta Etxeberria, el desconcierto en el centro del campo era patente y las rotaciones de hombres en los puestos eran constantes ya que el técnico no daba con la tecla para cambiar el rumbo del partido. Escaseaban las oportunidades. Retirada los vestuarios para buscar soluciones. Los albiazules saltaron con un par de cambios en el once. El juego era poco vistoso, pero llegó la jugada clave del encuentro que fue la expulsión por dos amarillas del jugador del Rayo Jorge Azkoitia con pasado albiazul en el minuto 60. Quedaba media hora y tras esta situación el Alavés pareció despertarse. Antes de llegar el empate Begoña pudo marcar de falta, Iván Helguera manda un balón al larguero y ya por fin en el minuto 70 es Karmona quien acierta a rematar de cabeza para poner las tablas en el marcador. Por la superioridad y la dinámica del encuentro todo hacía presagiar que los vitorianos podrían dar la vuelta al partido. No fue así, los madrileños se atrincheraron en su terreno para salir a la contra y apenas dejan espacios y los albiazules no supieron romper el cerrojo. Los minutos pasaban y la afición se impacientaba, escuchándose algunos pitos. Resultado de tablas que se puede considerar justo. Con este empate son cinco partidos desde el parón navideño que los hombres de Mané no pierden y han conseguido nueve puntos. El punto sumado, al Alavés le deja en la zona media – baja de la tabla con cinco puntos de margen sobre el descenso que ocupa el Racing de Santander y al Rayo Vallecano seguir en el penúltimo lugar de la tabla a dos puntos de la salvación.

2001-2002

05/05/2002

0-1

Para ver el último partido de la temporada en Vitoria, se congregaron en Mendizorroza 13.223 aficionados con unos pocos madrileños que festejaron la permanencia del equipo de Gregorio Manzano, por el contrario los aficionados albiazules se fueron defraudaos porque con una victoria se hubiera metido por segunda vez para jugar en Europa. Habrá que esperar a la última jornada contra Osasuna en el Sadar. El partido se puede resumir en que el Alavés ha tenido una tarde aciaga cara al gol, ha fallado dos penalties lanzados por Llorens, ha desperdiciado hasta una decena de ocasiones para batir a Imanol Etxeberria y además ha jugado todo el encuentro contra diez por la expulsión del rayista Quevedo en la primera acción del encuentro. Anécdota, el año pasado también fue expulsado en este mismo campo. El encuentro comenzó movido, sin cumplirse el primer minuto Iván Alonso es derribado dentro del área por Quevedo, el árbitro señalo el penalti algo dudoso y la expulsión. Llorens se encarga de lanzarlo y lo manda al larguero. Se esfumaba la primera ocasión clara de gol. El Rayo tras este primer susto se dedicaron más a defender. En la primera media hora de juego los albiazules tuvieron ocasiones por doquier para haber marcado algún gol, las hubo claras como un remate de Magno que con Etxeberria batido, el defensa Alcazar saca en la raya de gol cuando ya se cantaba en la grada. Poco después es el Rayo quien da el primer aviso con un remate de Jorge Azkoitia al larguero de Herrera y a renglón seguido Ivan Alonso remata también a la madera. El partido estaba entretenido y tuvo el Alavés dos ocasiones más, a Turiel se le va su remate lamiendo el palo y y la última ya en el 45 entre Magno y Begoña se estorbaron y ninguno pudo empujar el balón a la red que era lo más fácil. Los hombres de Mané se retiran a los vestuarios entre los aplausos del respetable, que han realizado una buenísima primera mitad a la que le ha faltado la guinda del gol. En el comienzo de la segunda parte, a los dos minutos un libre directo desde 30 metros del jugador rayista Corino se cuela como un obús por la escuadra de Herrera, golazo que pone por delante a los visitantes. La grada no se lo podía creer. Tras este mazazo, el Alavés empieza a estirarse, la afición empieza a apretar todavía más y siguen las ocasiones ante un Rayo replegado y agazapado. La tuvo Magno que cruzó en demasía, al cuarto de hora el árbitro pito un nuevo penalti sobre Astudillo. Llorens coge el balón y su lanzamiento es despejado por Etxeberria a córner. Quedaba media hora, “Mané” quiso cambiar el rumbo del encuentro con los cambios, pero estos tampoco surtieron efecto. La desesperación y los nervios se apoderaron de los jugadores que no tenían el punto de mira centrado, se pudo empatar por medio de Witschge y de Magno, estaba la tarde de que no. Pitido final. Increíble lo que se ha visto en Mendizorroza, ya es mala suerte fallar dos penaltis por medio de Llorens que llevaba anotados cinco de los seis lanzados. En el futbol el que perdona lo paga. El Alavés ha perdido una gran ocasión para asegurarse el séptimo puesto y la vuelta a Europa por segunda vez en su historia. Ahora se jugará en el último partido en Pamplona su presencia en la UEFA, depende de sí mismo, ya que aventaja en un punto a tres equipos Sevilla, Málaga y Ath. de Bilbao.

2000-2001

11/03/2001

4-2

Se enfrentaban de nuevo estos dos equipos después de haber disputado el jueves el partido de ida de cuartos de final de la UEFA en este mismo estadio y donde el Alavés había ganado por (3-0), que le deja con pie y medio en semifinales para afrontar la vuelta el próximo jueves en Madrid. Mendizorroza registró una entrada de 13.391 espectadores que disfrutaron de un encuentro competido, con muchos remates y ocasiones en las dos porterías, con seis goles y lo único que desentonó en la tarde fue el árbitro Turienzo Alvarez, que se bastó el solo para ser el protagonista del partido al mostrar catorce tarjetas repartidas en seis amarillas y una roja para Téllez por la parte albiazul y ocho amarillas y una roja por acumulación a Quevedo por la parte rayista. El árbitro Turienzo Alvarez que sustituía a Carmona Méndez, desquició a los dos equipos, se confundía constantemente en la señalización de las faltas lo que provocaba tanto las iras en los jugadores como en la grada, incluso los dos entrenadores Mané y Juande Ramos, coincidieron en la rueda de prensa en quejarse por la nefasta actuación arbitral. Los madrileños fueron los claros dominadores de la primera mitad, saltaron al campo con la lección aprendida del partido jugado hace 72 horas y ya en el primer minuto Michel pudo marcar mandando incomprensiblemente el balón fuera. Los hombres de Mané estaban desconcertados en todas sus líneas. Tal era el acoso visitante que se adelantó mediada esta parte con el gol de Michel, provocando los primeros pitos en la grada por la actitud del equipo. Se cumplía el último minuto de juego y llegó la jugada clave del encuentro, una jugada que venía de una falta previa de Contra sobre un jugador rayista que el árbitro no aprecio, Javi Moreno sigue la jugada y anota el gol del empate. La protesta de Quevedo le valió la segunda amarilla y por tanto dejar al Rayo con diez jugadores para afrontar la segunda parte. Nada más salir de los vestuarios y sin cumplirse el primer minuto, Tomic anota el segundo gol albiazul que deja muy tocados a los franjirrojos que solo cuatro minutos después encajan el tercero obra de Ibón Begoña que ponía muy de cara el encuentro para los vitorianos, que en cinco minutos habían remontado el marcador. En el minuto diez es el defensa albiazul Téllez el que es expulsado por roja directa por dar un manotazo sin balón a Ballesteros, con lo que los dos equipos equiparaban fuerzas quedándose con diez. Los vitorianos según pasaban los minutos empezaron a notar el cansancio y el dominio cambio de bando, los rayistas a siete minutos del final metieron el miedo en el cuerpo con el golazo de Bolic. Pudo el Rayo incluso empatar, pero entre los palos y el meta Herrera lo impidieron. El Alavés no sentenció hasta el minuto noventa con el gol de Cosmin Contra que batió a Keller. Mendizorroza respiró y al final despidió a sus jugadores con aplausos. Javi Moreno con su gol de hoy sigue encabezando el Pichichi con 18 goles, por delante de Raúl del Real Madrid y Rivaldo del Barsa. Con este partido se cumplen los dos tercios de la liga y el Deportivo Alavés con su victoria escala hasta la séptima posición a tan solo un punto del sexto daría derecho a participar en Europa.

1999-2000

17/10/1999

0-1

Mendizorroza registró una buenísima entrada, se acercaron a 17.000 espectadores, con más de un centenar de madrileños, que al final del encuentro animaron con sus gritos tanto a sus jugadores como a los albiazules, en una camaradería total. La primera parte fue de un claro dominio albiazul, llevaban la iniciativa, dominando en la posesión del balón pero muy negado de cara al gol. En las botas de Contra, Pablo y Javi Moreno estuvo la opción de marcar el gol, pero unas veces la precipitación y otras el meta norteamericano Keller lo impidió. Los rayistas estaban atrincherados en su terreno y de vez en cuando salían a la contra con peligro, haciéndose lucir a Herrera en un par de ocasiones. El resultado de (0-0) al descanso, no refleja lo acontecido sobre el césped, los hombres de Mané pudieron sentenciar en esta primera mitad y haberse retirado con ventaja a la caseta. Tras regresar de los vestuarios, los albiazules saltaron si cabe más al ataque con la entrada de Julio Salinas, sometieron a su rival en su área pero no vieron el premio a su juego. Según pasaban los minutos, el Rayo se empieza a estirar y a mostrar su punta de velocidad, pisando con peligro el área vitoriana. Estaba más cera el gol forastero que el local y así fue, a diez del final, un buen centro es rematado de cabeza en plancha por Bolo que rebasó la meta defendida por Herrera. Hasta el noventa, la ansiedad y precipitación se apoderaron de los vitorianos que no consiguieron pese a sus intentos marcar el gol del empate, que hubiese sido el resultado más justo. La falta de pegada condena al “Glorioso” con una derrota para nada merecida y ya son cuatro jornadas sin marcar. En un partido que apenas hubo dureza, el árbitro navarro Andradas Asurmendi sacó siete tarjetas amarillas. La victoria coloca a los hombres de Juande Ramos como líderes en solitario de la categoría, con dos puntos de ventaja sobre el F.C. Barcelona y los de “Mané” con la derrota se quedan en el centro de la tabla. Se llevan ocho partidos jugados.




Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal