C.A. Osasuna - Deportivo Alavés: Antecedentes en Primera.
RSS

31/10/2019 - 10:10
Enviada por Esteban Ruiz





Temporada

División

Fecha

Resultado

Anécdotas históricas

2016-2017

05/11/2016

0-1

Sobre un césped que estaba algo pesado por la lluvia, se dieron cita 15.833 aficionados en el Estadio del Sadar, con cerca de un millar de ellos llegados desde Gasteiz, que dieron un colorido muy especial a las gradas, reinando la camaradería entre ambas aficiones. A la conclusión del encuentro, hubo algunos incidentes entre la policía y parte de la afición vitoriana, más en concreto con miembros del colectivo Iraultza 1921. El club albiazul ha emitido un comunicado para que se aclaren los hechos. El partido fue muy equilibrado. El míster albiazul Mauricio Pellegrino estaba sancionado en la grada. El encuentro empezó frenético, para el minuto dos Toquero tras un buen pase de Theo, dispara a puerta y cuando ya se cantaba gol, apareció el cancerbero Nauzet para salvar el balón en la misma raya de meta. El centro del campo albiazul dominaba el balón y a base de centros laterales hacían recular a los locales que se les notaba nerviosos. Tras unos minutos de bastante equilibrio, Dani Torres tiene una doble ocasión para adelantar nuevamente al Alavés pero no fructifica, posteriormente la tuvieron Santos y Camarasa. Poco antes del descanso, se produce una jugada polémica en el área vitoriana donde se reclama un penalti por empujón de Feddal, el árbitro no sanciona nada y un posterior disparo de Sergio León que se colaba a gol, es salvado in extremis por Toquero. A los vestuarios con el empate inicial, aunque mereció irse por delante el “Glorioso” por las ocasiones de que dispuso. La segunda mitad arrancó con algo más de tensión en los dos bandos, pronto a un disparo envenenado de Camarasa que se va fuera, se produce otro de Kevin Kodro que obliga a Pacheco a realizar una buena parada. Hay unos minutos en los cuales el futbol brilla por su ausencia, pero en las gradas los ánimos de las aficiones daban colorido y la emoción por ver quien se podría llevar los tres puntos crecía. El Alavés con los cambios arriesgo más y fruto de ello llego a un cuarto de hora de la conclusión la jugada que decidió el partido. Subida de Theo por la banda y cuando pisa el área es derribado por Unai García, no se puede decir si dentro o fuera pero el árbitro decreta penalti. Es lanzado por el venezolano Christian Santos que engaña al guardameta y supone el gol para los albiazules. Con esta ventaja en el marcador, los vitorianos contemporizan el juego y no arriesgan. Este tanto deja tocados a los pamplonicas, que con las prisas y la ansiedad no llegaron a inquietar al meta Pacheco, solo una acción dudosa en el área albiazul de Feddal sobre Oier que no paso a más. Se llega la final, la victoria se viene para Gasteiz y para el “Glorioso” estos tres puntos le suponen un respiro y alejarse en cuatro puntos del descenso. Se coloca en la duodécima posición con 13 puntos. La derrota del Osasuna, le cuesta el puesto al entrenador rojillo Enrique Martin que en 11 partidos tan solo ha conseguido 7 puntos y no ha vencido todavía en Pamplona ocupando el penúltimo puesto de la tabla. Sera relevado en el banquillo por Joaquin Caparros.

2005-2006

27/11/2005

3-2

No llegaron a 16.000 los espectadores que se dieron cita en el Sadar, de los cuales cerca de medio millar se habían desplazado desde Vitoria. Todos los goles se consiguieron en la segunda parte. El Alavés abrió y cerró el marcador. El Osasuna ha saltado al césped con muchas ganas, ha sido dueño del balón, se ha dedicado a tocar y tocar con el fin de romper la telaraña defensiva albiazul pero no lo conseguía. Los albiazules solo dispararon una vez a puerta con peligro en una falta directa. Cuarenta y cinco minutos de ausencia de fútbol y algún que otro bostezo en la grada. La segunda mitad fue otra cosa. Comenzó a un ritmo vertiginoso como si en el descanso se hubiesen puesto las pilas. En los primeros diez minutos los rojillos pudieron adelantarse por dos veces, pero el porteo albiazul Constanzo estuvo formidable en las dos acciones. Lo que son las cosas, cuando más cerca se veía el gol local, llegó el gol del Alavés obra de Nené en un contragolpe, mucho premio para lo poco realizado. La alegría duro tan solo tres minutos ya que a la salida de un córner Milosevic anota el gol del empate. Este tanto hace mella en los vitorianos que se ven superados constantemente por los navarros, que consiguen diez minutos después dar la vuelta al marcador con un gol de penalti marcado por Puñal. Antes le habían anulado un gol más que dudoso al albiazul Aloisi que hubiese supuesto el (1-2). El Alavés se fue a por el empate, pero se topaba con una defensa rojilla contundente y sin fisuras. A cinco minutos del final, Moha consigue el tercero que le daba tranquilidad a los locales al aprovecharse de un error infantil en la defensa alavesista. Todavía el Alavés quiso poner emoción en los instantes finales y Aloisi que volvía a Pamplona -muy aplaudido- marca el segundo gol vitoriano, que durante los tres minutos de descuento encerró al Osasuna en su área, pero no le fue posible batir a Ricardo. Resumiendo, un Alavés muy blando en defensa donde Constanzo fue el mejor del partido, permitió a Osasuna que llevado por su afición consiguiese tres goles en quince minutos y su séptima victoria consecutiva en casa y que tras trece jornadas se coloca segundo de la tabla por detrás del todopoderoso Barcelona, por el contrario el Alavés que tan solo ha ganado dos partidos, ocupa el puesto diecisiete empatado a puntos con Racing y Betis que ocupan el descenso. Como anécdota añadir que el entrenador osasunista Javier Aguirre al termino del partido le pidió la camiseta al hoy albiazul John Aloisi, que había estado las cuatro temporadas anteriores en el conjunto rojillo. Otra más, el presidente albiazul Pitterman no dejó realizar declaraciones a sus jugadores a la conclusión del encuentro.

2002-2003

15/06/2003

4-2

Partido descafeinado donde los haya, donde se enfrentaban dos equipos que ninguno se jugaba nada, solo la honrilla, pues los dos sabían cuál iba a ser su destino la temporada que viene, el Alavés descenderá a Segunda División y el Osasuna seguirá una campaña más en Primera. Si el año pasado el Alavés con su victoria en este estadio se clasificó para Europa, en esta ocasión la visita a Pamplona ha servido para cumplir el trámite de jugar las 38 jornadas que marca la competición. El campo presentaba algo más de media entrada y eso que el encuentro no tenía interés. Los navarros dominaron durante los noventa minutos y pusieron en evidencia las carencias que este año ha tenido el equipo vitoriano con la portería y la defensa. Los rojillos se adelantaron con un gol de penalti marcado por Aloisi mediada esta primera mitad. Este gol espoleo el orgullo de los vitorianos que empezaron a controlar algo el juego, consiguiendo hilvanar las mejores acciones del partido y que tuvo como recompensa el gol del empate por medio de Rubén Navarro de una perfecta vaselina a poco del descanso. Tras el mismo, Aranguren solo hizo un cambio ya que pensó que los que han comenzado que terminen el choque. En estos cuarenta y cinco minutos, el único que quiso agradar un poco la tarde fue el Osasuna que marcó tres goles más, dos de Moha y de nuevo Aloisi, que suponía el gol número mil de Osasuna en Primera. El Alavés anotó su segundo gol a diez del final obra de nuevo de Rubén Navarro. En definitiva, muchos goles para un partido gris y sin tensión. El “Glorioso” termina ocupando el penúltimo puesto de la tabla. El año que viene a remar de nuevo para subir a Primera lo antes posible.

2001-2002

11/05/2002

0 -1

Durante la semana se había hablado mucho de las suspicacias de que los navarros no iban a competir, que si estaba amañado el partido, no juega el portero habitual, etc,.etc. Último partido de la temporada y con esta victoria, el Deportivo Alavés acaba en séptima posición que le da derecho a jugar la Copa de la UEFA por segundo año consecutivo en sus ochenta y un años de historia, donde el año pasado quedo subcampeón perdiendo la final contra el Liverpool por (5-4). Premio justo y merecido a una excelente campaña. Al igual que la temporada pasada, de nuevo lleno en el campo pamplonica con muchísimos aficionados albiazules que con el pitido final celebraron con algarabía la victoria y el premio de volver a Europa. En la primera mitad llevó el control del partido el equipo vitoriano, aunque los dos primeros sustos lo dieron los locales – que no se jugaban nada – sobre la portería de Herrera. Una vez pasada la primera media hora, el Alavés ya empezó a achuchar más y diez minutos antes del descanso, el gran capitán Karmona, que termina contrato este año, logra marcar el gol de cabeza a la salida de un córner y supo mantener durante casi una hora este ajustado marcador. La segunda mitad fue más anodina, los dos equipos jugaron con el freno de mano puesto, sin querer arriesgar más de la cuenta, ya que para los vitorianos esta victoria le servía para alcanzar el objetivo al que había venido a Pamplona, marcharse para Vitoria con la clasificación para Europa. Con el paso de los minutos el partido se fue apagando y solo quedaba esperar a que el árbitro Mejuto diese el pitido final a los noventa minutos. Invasión de campo por parte de las dos aficiones, la rojilla y la albiazul. “El éxito obtenido por segundo año consecutivo se valorará con más plenitud con el paso del tiempo”, fueron las palabras de un exultante entrenador albiazul José Manuel Esnal “Mané”. El cántico en el estadio del Sadar en casi toda la segunda parte con las dos aficiones hermanadas era, “Athletic jodete” y “A la Uefa,oe”. Campeón de Liga fue el Valencia.

2000-2001

18/02/2001

0-1

Tarde de mucho frio y 18.000 aficionados en las gradas, que rozaba el lleno, con bastante presencia vitoriana en las mismas, que dieron un bonito colorido al Sadar. Mané dispuso de un equipo bastante renovado de corte ofensivo, con dos delanteros natos y una media creativa, donde había varios jugadores no habituales, entre ellos Josu Sarriegui que debutaba en Primera División y que realizo un buen partido. Los primeros cuarenta y cinco minutos fueron de ida y vuelta, sin un dominador claro, lo que propicio que fuese aburrido e igualado. En esta primera mitad el árbitro se “trago” literalmente dos penaltis sobre los atacantes albiazules pero no quiso pitar nada y miró para otro lado. Al descanso con el cero a cero inicial. La segunda mitad seguía por los mismos derroteros, el único que quería jugar al fútbol era el Alavés que le metió una marcha más al encuentro y fruto de esas ganas por vencer llegó el gol de Magno en el ecuador de esta parte. Hasta el final, control alavesista que dejaba que los minutos irían pasando y que los nervios se apoderasen de los jugadores navarros. El portero visitante Martin Herrera no tuvo que intervenir en ninguna acción con peligro. Con el pitido final, júbilo en los albiazules y desánimo en la afición rojilla que ve como su equipo se mete en puestos bastante peligrosos de descenso a Segunda División, ya que se coloca como farolillo rojo. Por el contrario, la victoria le sirve al Alavés para romper la mala racha que llevaba como visitante, cuatro meses sin ganar fuera de Mendizorroza y además le sirve para auparse hasta la octava posición a cinco puntos del sexto puesto que da opción de jugar en Europa. También le dará moral de cara al partido que tiene que jugar en Milán dentro de cuatro días contra el Inter y que en Vitoria quedaron (3-3).




Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal