S.D. Eibar - Deportivo Alavés: Antecedentes en Primera
RSS

22/11/2019 - 08:19
Enviada por Esteban Ruiz





 

Temporada

División

Fecha

Resultado

Anécdotas históricas

2018-2019

04/11/2018

2-1

El Var y las dos expulsiones condicionaron el partido. El árbitro Iglesias Villanueva fue rectificado hasta en cuatro ocasiones. Partido matinal, donde se congregaron en Ipurua 5.660 espectadores. Con varios centenares de seguidores albiazules. Derbi muy intenso y nada aburrido. El encuentro comenzó eléctrico por parte vitoriana, a los 20 segundos Borja Bastón ha tenido una ocasión para marcar que ni pintada. Sigue el acoso y en el minuto tres, Jonny bota una falta lateral, el balón lo toca ligeramente de cabeza Manu García y se aloja en la portería. El árbitro lo anula por fuera de juego, pero el VAR le avisa y tras un par de minutos de revisión, concede el gol. Se había hecho lo más difícil, adelantarse en el marcador ante un equipo que encaja pocos goles en su estadio. Hay unos minutos en que los equipos se toman un respiro. El Éibar poco a poco hace replegarse a los hombres de Abelardo. Insisten sobre el área de Sivera - Pacheco estaba lesionado -, la defensa pasa por apuros y así sobre el ecuador de esta primera mitad, hay una falta de Rubén Duarte al borde del área que el árbitro señala con penalti y amarilla para el jugador, tras entrar en acción el VAR, le rectifican y decreta falta fuera del área y roja directa al defensor albiazul. En el lanzamiento de la misma el balón se va a la cruceta. El míster vitoriano recompone el equipo quitando a un delantero y metiendo a Vigaray en defensa. Las desgracias no vienen solas, pocos minutos después se lesiona Pina teniendo que realizar otro cambio. Queda una hora de partido y ya se han realizado dos cambios. Hasta el descanso y en los cinco minutos de añadido, los armeros tienen la opción del empate, a base de poner balones en el área, bien con centros laterales o de corners. El Éibar boto once por ninguno el Alavés y mandó tres balones a los palos en estos 45 minutos. En la segunda parte Mendilibar adelanta más las líneas, los de Vitoria con un hombre menos se atrincheran atrás con la referencia de Calleri en tierra de nadie y salir a la contra. Las llegadas armeras morían en la buena defensa de los centrales Maripan y Laguardia y con un Manu García que estaba en todas partes. El VAR que ha estado muy solicitado toda la mañana, tiene que entrar nuevamente por un posible penalti de Jony sobre un jugador armero, tras la revisión se concede puerta. El partido estaba muy trabado, muchas acciones de contacto y muchos parones. A la hora de juego, como no, de nuevo el video arbitraje entra en acción, el jugador del Éibar De Blasis pisa en un tobillo a Vigaray, lo que parecía una simple amonestación se convierte en una roja directa, con lo cual con media hora por delante los dos equipos se quedan con diez hombres. A partir de este instante, el Éibar parece envalentonarse y la afición apretaba todavía más. Su intensidad tiene su fruto, un centro lateral que no es bien defendido, sirve para que Joan Jordán bata a Sivera, era el minuto 70. Empate que hacia justicia para los méritos que estaba haciendo el equipo local. Pasan los minutos con muchas protestas entre los jugadores, el árbitro se ve en la necesidad de mostrar varias tarjetas amarillas. Los dos porteros tuvieron que intervenir en balones comprometidos. El empate estaba casi conseguido, pero en el tiempo de añadido por tantas interrupciones, el Éibar en el enésimo saque de córner que realiza logra el segundo gol por medio de Pape Diop. Jubilo en las gradas de Ipurua y decepción entre los aficionados alavesistas que han visto como le han remontado un encuentro. El “Glorioso” ha jugado mejor contra 11 que cuando se han quedado 10 contra 10. Pese a la derrota, el equipo vitoriano ocupa la quinta posición con 20 puntos conseguidos en 11 partidos, el conjunto armero asciende hasta el puesto 12 con 14 puntos.

2017-2018

15/04/2018

0-1

Derbi matinal jugado en domingo, con algo más de tres cuartos de entrada en las gradas de Ipurua, entre los que se pudieron ver a una nutrida representación de seguidores albiazules que rivalizaron frente a los armeros con sus canticos y banderas, generándose un buen rollo entre las aficiones. El partido se decidió con el gol que marcó Guidetti al comienzo del encuentro. Los dos equipos empezaron muy eléctricos con ganas de imponer su ritmo. La primera media hora fue albiazul, el primer zarpazo lo dio el Alavés, una buena jugada de Sobrino que aprovechándose de su velocidad llega hasta las inmediaciones del área armera, le pone un buen balón a Guidetti que venía en carrera y este bate de un tiro raso a Dmitrovic, solo se llevaban cuatro minutos. Este gol dejo tocado a los eibarreses se mascaba más el segundo gol vitoriano que el empate guipuzcoano. El juego que se estaba viendo era más de destrucción que de creación, concluyendo estos 45 minutos con un par de acciones armeras que Pacheco resolvió sin apuros. Retirada a los vestuarios con ventaja vitoriana. En el comienzo de la segunda parte los hombres de Mendilibar salieron con otro ritmo, en los primeros diez minutos ya habían puesto cerco a la puerta de Pacheco botando hasta cinco córner pero sin consecuencias, lo que desespero al técnico local por ser una jugada de estrategia a la que no le estaban sacando fruto, casi nunca encontraban un buen remate. Por el contrario los pupilos de Abelardo con la ventaja del gol, se atrincheraron en su zona, bien organizados atrás y con un buen trabajo en la medular, mantuvieron el tipo ante las acometidas del rival que apenas disfrutó de acciones para nivelar la contienda, la mayoría de los balones eran centros colgados al área que no encontraban un rematador claro, la ocasión más clara en un lanzamiento de falta por medio de Pedro León que el meta albiazul desvió con apuros. La posesión del balón era total de los armeros. Ya en los minutos finales, el técnico vitoriano dio más oxígeno a sus jugadores con los cambios, poniendo un hombre más atrás para defender el gol que le daba la victoria y quién sabe si ya la salvación definitiva. Los vitorianos en esta segunda mitad no se acercaron a las inmediaciones de Dmitrovic que fue un mero espectador y que en la última acción del encuentro se atrevió a subir a rematar. Resumiendo, efectividad total albiazul con un gol en el único disparo de peligro que dispuso, mientras que los armeros dominaron pero sin gol ni puntería. Los seguidores albiazules respiraron con el pitido final del árbitro y celebraron la sufrida victoria junto con sus jugadores que saludaron desde el césped. Con estos tres puntos y a falta de seis partidos, el “Glorioso” se puede decir que está virtualmente salvado, el descenso se queda a doce puntos. Se da la circunstancia que el Alavés es el primer derbi que vence esta temporada de los cinco disputados hasta la fecha, no había podido antes ni con la Real Sociedad tanto en Vitoria como en San Sebastián, con el Ath. de Bilbao en San Mames ni al Éibar en Mendizorroza.

2016-2017

11/12/2016

0-0

Derby vasco inédito en Primera División jugado en domingo a la mañana. Nunca se habían enfrentado en la máxima categoría ni armeros ni barbazorros, que protagonizaron un encuentro triste, aburridísimo, sin juego y sin goles. Casi lleno en Ipurua, cerca de seis mil aficionados, entre los cuales se podían ver a medio millar de vitorianos ataviados con sus camisetas y bufandas. Buen ambiente entre las dos aficiones. El Alavés se desplazó hasta Éibar a no encajar gol y al final de los noventa minutos ese fue el botín que se trajo para Vitoria. No ha habido un dominador claro, los locales con pases largos y balones al área han predominado sobre el toque del balón y los visitantes jugando al contragolpe. En el primer tiempo no ha habido ningún disparo entre los tres palos, se imponían las defensas sobre los atacantes, los albiazules saltaron replegados atrás dedicándose más a destruir que a construir, aguantando bien defensivamente. En la segunda mitad quizás hubo algún acercamiento más peligroso de los armeros, que tuvieron al cuarto de hora la acción más clara al mandar el balón al larguero, saliendo fuera la pelota. A partir el minuto veinte, empiezan los cambios en los dos equipos y así refrescar a sus titulares, pero tanto los hombres de Pellegrino como de Mendilibar no generaron peligro. En el descuento, el Alavés desaprovechó quizás la ocasión más clara en un contragolpe llevado por Edgar que no supo definir cuando tenía varias opciones para haber culminado en por lo menos en un disparo a puerta. Se tiró al pisar el área, el árbitro no picó. Los porteros en los noventa minutos pasaron desapercibidos, ni Yoel ni Pacheco necesitaron casi ni ducharse, no pasaron por momentos de agobio. Mauricio Pellegrino no ha repetido nunca alineación en las quince jornadas disputadas, hoy a puesto un once con jugadores muy fuertes y bregadores para contrarrestar los balones aéreos y las segundas jugadas. Final del partido y resultado justo, pues solo hubo un disparo entre los tres palos. El punto es muy valioso para el “Glorioso” que le sirve para seguir sumando, se queda decimotercero a seis del descenso y el Éibar se pone octavo a dos puntos de Europa. Se guardó un minuto de silencio por las víctimas del atentado del sábado en Estambul cerca del Estadio del equipo turco del Besiktas.

 




Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal