Los goles que nos faltan...
RSS

19/2/2002 - 13:34
Enviada por fidel





Para los nostálgicos del Alavés de los noventa, el nombre de Marcelo seguro que suena a música conocida. El jugador que llegó del Benfica y que no terminó de encajar deportivamente en la escuadra de Txutxi Aranguren se fue de Vitoria a Inglaterra por 400.000 libras de la época -aquí dijeron que llegaron unas cuantas menos- en octubre del 97, concretamente al Sheffield United, quedando su imagen en Gasteiz como un icono de aquel Alavés que empezaba a ser grande pero que, como todo niño que empieza a andar, sus pasos se contaban a menudo por tropiezos. La General, de estar aún en pie, añoraría a aquel "bota de oro" a quien cantó y del que llegó, pese a todo, a encariñarse.

Su actuación en Sheffield fue brillante, contribuyendo a llevar al equipo acerero hasta la semifinal de Copa en su primera campaña con un soberbio gol -tres quiebros y balón cruzado a la escuadra desde la esquina del área- en cuartos de final al Coventry City. Su trayectoria le llevó en octubre del 99, tras un traspaso de medio millón de libras, hasta el Birmingham City, siempre en la Primera División inglesa, que es en realidad la segunda categoría del fútbol inglés. Con los Blues Marcelo ha logrado 27 goles en 47 partidos de liga, uno menos que los que logró en el Sheffield United en, curiosamente, el mismo número de partidos.

El ex-albiazul era hasta la pasada semana el "pichichi" del Birmingham City, habiendo anotado 12 goles ligueros en la presente campaña, números que, sin embargo, no han evitado que haya teminado siendo enviado al Walsall... ¡gratis!. Al parecer, y pese a haber mantenido un rendimiento goleador considerable, el jugador no entraba en los planes del técnico Steve Bruce, que también entrenó a Marcelo en parte de su estancia en Sheffield, época en la que Marcelo anotó 20 goles en 28 partidos. En Walsall, cercanos a Birmingham, no se termian de creer la generosidad del vecino.

El nuevo club de Marcelo está luchando por evitar el descenso a la Segunda División, y espera como agua de mayo la llegada de un jugador que lleva anotados 53 goles en 94 partidos de liga en su andadura inglesa. En Walsall Marcelo se encontrará con Zigor Aranalde, uno de los ídolos de los "Saddlers".

Es una nueva etapa en la carrera de un hombre que llegó incluso a sonar como posible delantero centro titular de la selección portuguesa cuando una lesión en Sheffield le apartó durante unas semanas del fútbol, lo suficiente como para que volase la internacionalidad. Una nueva etapa de un hombre que no triunfó en Vitoria, que dejó la impresión de ser una buena persona y cuyos goles son hoy, sin duda, envidiados en esta tierra de sequía.

Foto Saddlersnet.com


Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal