¿Qué fue de...?
RSS

05/3/2002 - 00:00
Enviada por fidel





Suele resultar sencillo el seguirle la pista a los jugadores que abandonan el Glorioso y se quedan en la liga española. Más complicado resulta saber de aquellos pocos jugadores que siguieron su carrera en equipos foráneos. Es el caso de Marcelo, que pelea en la Primera División -que en Inglaterra es la segunda- con su nuevo equipo, el Walsall, para intentar evitar el descenso.

El más longevo de los ex-albiazules foráneos es Dimitri Kuznetsov. El ruso jugó la pasada campaña en el Sokol de Saratov, de la Primera División rusa. Con treinta y seis años, "Kutza" contribuyó como lateral derecho a que su equipo terminase en la zona media de la tabla. En temporadas anteriores, el ex-alavesista, ex-españolista y ex-osasunista jugó, entre otros, en el Lokomitiv de Nijni Novgórov.

Quien brilló bastante más tras salir del Glorioso que durante su estancia en Gasteiz fue Bruno Alicarte. Del Alavés se fue al Xamax Neuchatel suizo, con el que jugó la Copa de la Uefa, incluida una eliminatoria ante el Inter de Milán de Ronaldo. Tras dos años en Suiza, Alicarte estuvo cedido en el Montpellier -su equipo de toda la vida- y en el Niort, ambos de la liga francesa, y la presente temporada se encuentra en el Naval 1ª Maio de Figueira da Foz, en la Segunda División portuguesa.

Un paso casi tan fugaz como el de Alicarte fue el de Demir Ozegovic. El serbio se fue de Vitoria hasta Austria, al Admira Wacker, conjunto con el que ha vivido altibajos deportivos pero con el que ha jugado muchos minutos, algo que en el Alavés de Aranguren no tuvo, pero que tampoco pareció merecer por su juego cuando estuvo en el césped. Ozegovic vivió momentos duros en su primer año en el Admira, cuando los malos resultados deportivos -con descenso incluido- coincidieron con ciertas dificultades de pasaporte y permiso de trabajo, que le acarrearon problemas con el servicio de inmigración austriaco.

El más exótico de los ex-albiazules ha sido otro balcánico. Mario Mestrovic, el media punta al que se fichó como organizador del equipo -cosas del vídeo- se fue de Gasteiz bastante quemado por no haber podido demostar el fútbol que decía llevar dentro, y recaló en Israel, donde jugó en equipos como el Hapoel de Haifa, el Hapoel Jerusalén o el Hapoel Kfar-Saba. En el 99 regresó a su Croacia natal para jugar en el Cibalia. Actualmente está enrolado en el Rijeka, de la Primera División croata.

Aunque tampoco fue convencional la evolución de Nicola Berti tras abandonar el Glorioso. El italiano regresó a Londres, donde jugó con el Charlton Athletic -fundamentalmente con su equipo reserva- y a primeros de 2000 se fue hasta el Northern Spirit australiano, club al que poco después fue su amigo y ex-compañero en el Inter, Jürgen Klinsmann.

Contemporáneo con Berti, y con bastante más aportación al juego albiazul, Pablo "Vitamina" Sánchez es un fijo en su equipo de toda la vida, Rosario Central, de la Primera División argentina. Vitamina llegó al Glorioso cedido por el Feyenoord holandés, y de Vitoria regresó a Rotterdam. Tras el Feyenoord, el jugador volvió a Argentina, a Gimnasia y Esgrima de la Plata. Tras un breve paso por el Harelbeke de la liga belga, Vitamina recaló hace dos temporadas en Rosario Central, donde sigue.

Cuatro continentes, equipos de primera división... los ex-alavesistas foráneos han continuado sus carreras en destinos variados y con suertes diversas. En cualquier caso, son parte de la historia reciente albiazul.


Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal