Glorioso 2 - AC Bilbao 3: notas personales sobre el partido
RSS

17/3/2002 - 16:20
Enviada por fidel





Pues resulta que Teruel también existe, aunque tiene narices que nos tengamos que enterar por las fechorías de uno de sus hijos, el incapaz -por ser suave- de Daudén... Pero bueno, voy a intentar no hablar demasiado de la actuación de este satélite que ayer ofreció una de las aplicaciones futboleras de la ley del embudo más flagrantes que uno recuerda.

Voy a intentar hacer de abogado del diablo, porque creo que no debemos de cegarnos por la actuación del pitolari, sino que debemos de intentar analizar el partido desde una óptica crítica, para intentar contrastar los errores propios, de manera que se puedan corregir para próximas ocasiones.

Por ejemplo: ¿es de recibo que un equipo que gana por 2-0 en el minuto cuarenta vaya al vestuario con 2-2 y con nueve jugadores? A mi me parece que no, si se puede evitar. Ya se que si el árbitro se inventa dos faltas te pueden hacer ocasiones, pero da la impresión de que dos goles seguidos a balón parado son mucho encajar para un equipo que quiere ser serio.

¿Y las expulsiones? Pase que la de Magno haya sido exagerada -aunque deja la mano- pero en la segunda de Navarro, el delantero albiazul se tenía que haber cortado y no hacer la entrada a destiempo. Es verdad que la primera tarjeta pudo no haberse producido, porque un jugador tiene derecho a poder caerse en el área, pero si estás amonestado tienes que cuidarte.

Se me ocurre un pero más a la actuación alavesista en el campo: con 2-0 y el rival teniendo la pelota, el Alavés no sacó un solo contraataque. Bueno, hubo uno que pareció podría haber sido, pero que terminó con Magno en la caseta.

¿Es Mara la alternativa a Navarro y Magno? El rumano hizo algún intento en plan indivudual, más solo que la una el pobre delante. No se, pero quizás Vucko...

Quizás a fuerza de decir que el equipo no lo ponía todo en el campo, algunos albiazules salieron pasados de vueltas. El caso es que, si se consigue mirar más allá del cabreo por la actuación arbitral, lo que se ve tampoco termina de convencer.

Y luego queda la sensación de manipulación mediática. Si un árbitro diseña -queriéndolo o no- la cacicada aplicando diversos criterios según el equipo del que se trate, como ayer hizo Daudén, tiene la disculpa de que está actuando en tiempo real. Cuando un medio selecciona las jugadas que va a mostrar como conflictivas, y se deja en el olvido las que han perjudicado seriamente a uno de los dos equipos, la justificación no existe. Algunos resúmenes televisivos, y algunos comentarios de supuestos especialistas, han sido, como poco, injustos para los intereses alavesistas, por no decir patéticos. Para que luego vayan dando lecciones.

La pena es que entre unas cosas y otras Europa se aleja. Quedan puntos en juego como para seguir optando a entrar entre los siete primeros, pero vamos a penar mucho los puntos dejados en el camino tras llegar a los treinta y nueve. En fin, que el domingo que viene hay que ganar para seguir vivos. Si no, vamos a estar de vacaciones de verano desde antes de Semana Santa.


Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal