Crónica de la trigésimo primera jornada futbolística
RSS

25/3/2002 - 09:31
Enviada por Borja del Pozo Castillo





El Real Madrid sigue líder gracias a la victoria conseguida ante un Zaragoza que se complica su permanencia y parece destinado a luchar por evitar el descenso a hasta última hora. Debemos destacar el partido de Hierro, autor de los tres goles blancos (3-1). Le siguen e cerca Valencia y Deportivo tras lograr ganar, no sin esfuerzos, sus partidos. Osasuna estuvo a punto de llevarse el empate e incluso la victoria de Mestalla pero a en los minutos finales apareció Baraja y dejó los tres puntos en la ciudad del Turia (2-1). El Tenerife se adelantó en Riazor y aguantó hasta el minuto 75, fue entonces cuando apareció Scaloni, con dos goles, y Makaay con otro y sentenciaron a los de Clemente, que siguen como colistas (3-1).

Betis y Sevilla se disputaron el derbi y terminaron repartiéndose los puntos a pesar de contar con oportunidades ambos equipos (0-0) y, como de costumbre en los enfrentamientos de estos equipos, a la conclusión del choque, hubo numerosa violencia entre aficionados. Lamentable. La Real Sociedad parece levantar cabeza y se llevó tres importantísimos puntos de Son Moix con los goles de, como no, Kovacevic (0-2). El conjunto bermellón no sale del descenso. Otro que se complica la vida y está a un solo punto de los tres últimos puestos es el Villareal en su visita al Insular. Un interesante encuentro que se saldó a favor de los locales (3-2). Los castellonenses llevan ya siete jornadas sin conocer la victoria.

El Barcelona no se descuelga de la puja por el título y se “agarra a un clavo ardiendo” tras su victoria en Valladolid por la mínima pero dando una imagen muy pobre en la segunda parte al encerrarse atrás después de la justa expulsión de Abelardo. Demasiado premio para tan poco juego (1-2). El triunfador de la jornada es el Celta que le dio un auténtico baño de juego y goles al Athletic en San Mamés y le hizo un “set” (1-6) mientras los jugadores bilbaínos eran meros espectadores de lujo. Al público de La Catedral sólo le quedó rendirse ante la evidencia y ovacionar a un equipo gallego que demostró con creces merecer el puesto que ocupa en la clasificación, en Liga de Campeones. El Rayo se llevó un punto de La Rosaleda que no le sirve para salir de la zona peligrosa pero sí para demostrar que puede salir de ella. Podía haber obtenido un premio mayor a su trabajo sino es por la buena actuación del meta Contreras (0-0).

El Glorioso venció por la mínima al Espanyol en Montjüic (1-2). El equipo catalán se adelantó en el marcador y podía haber sentenciado el encuentro antes del descanso sino es por la buena labor de Kike, quien tuvo que abandonar el terreno de juego lesionado, y del “Tintxo” Herrera. En los minutos finales y en una jugada con cierta fortuna, el Alavés consiguió el empate pero aún quedaba lo mejor por venir. En el minuto 89, Iván Alonso culminaba una jugada por la banda derecha enviando el balón al fondo de las mallas y dando los tres puntos al equipo gasteiztarra. El Alavés continúa octavo pero sigue en la lucha por un puesto europeo.



Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal