Desde el ojo del huracán
RSS

02/5/2002 - 09:19
Enviada por J.G.Iñigo





En fin, el partido de fútbol "madre de todos los partidos" pasará a la posteridad como eso, un simple partido de fútbol en el que ganó el equipo que más lo mereció por juego y ocasiones.

Se prometió y aseguró por parte sevillista que el partido sería un infierno para jugadores y seguidores alavesistas. Desde luego que para el Alavés fue un infierno, pero provocado por la inoperancia e impotencia mostrada en el terreno de juego. Hasta el minuto 43 fue un monólogo del equipo de Nervión, en los que los corners eran medio penalties y dónde lo mejor del Alavés fue un túnel de Ibon Begoña a un jugador sevillista.

De la segunda parte más de lo mismo en lo que lo único en qué pensar era adivinar cuántos goles más nos podrían clavar. Cabe destacar que lo mejor fue que Gallardo no materializase ninguna ocasión para no dar al estadio pie a la mofa generalizada y descarnada contra nuestro Oscar Téllez. Expulsión de Pablo Gómez, árbitro a favor de obra y pitido final. Resultado 2-0 y a seguir con las mismas opciones para la UEFA.

Sobre el ambiente hay que decir que no hay nada que sobresalga sobre los cientos de partidos que se juegan al fútbol y a otros deportes cada fin de semana. Al fin y al cabo en todos los campos se abronca al rival, se acuerdan de la madre y familia de los jugadores y se refieren al lugar de origen de jugadores y/o equipo. Así pues fue más el ruido que las nueces.

Hombre, siempre existe el típico impresentable -en todos los campos los hay- que al principio da miedo pero que luego da risa. Un representante de este conjunto de cabestros se sentó en la fila 4 de la tribuna Alta de Fondo, es decir detrás de nosotros entre el "Top Ten" se puede destacar refiriéndose a Karmona como el Carmona con K, recordando a Llorens que era vasco ¿?, todo tipo de "alabanzas" a Téllez, Pablo y asegurando que Jordi sólo había desarrollado los genes maternos.

Lo dicho un partido como cualquier otro.

Al margen del encuentro, decir que nos situamos en unas localidades con una perspectiva cuasi perfecta del terreno de juego y que hubo una buena entrada. Y es que, con la entrada más barata a 10€ para adultos y 5€ para niños, ¡cómo no se va a lograr una buen aforo!.

Control de acceso casi nulo. ¿Para qué? Tranquilamente podías llevar la lata de refresco vendida en el bar del campo a tu localidad. Con el montón de locos que andan sueltos en un campo de fútbol después nos extrañamos de que se arrojen objetos al campo. ¡Si es que se lo ponen a huevo!

Para acabar una breve reseña de artículos publicados antes y después del encuentro en el que erre que erre con el partido de Mendizorroza.

Sacado literalmente del editorial de la revista Nueva Era (Revista oficial de la Federación de Peñas Sevillistas San Fernando)

Bla, bla, bla,...-"Y existe en el sevillismo un deseo de amargar la tarde a los vitorianos por ciertos sucesos acaecidos en el partido de ida.-"

Bla, bla, bla,...-", y entorpecer la carrera alavesista hacia la UEFA, pueden motivar una enorme satisfacción en la parroquia nervionense.-"

En la sección El partido de la jornada también se apunta:

-"El partido de ida se saldó con la victoria sevillista, pero para ello tuvo que soportar la tremenda presión de la grada y los futbolistas blanquiazules."-

-"Aquel encuentro será recordado como el del "infierno de Mendizorroza".
En el artículo Blanco&Rojo encontramos

-"Se tiene que crear, ese magnífico ambiente que fuímos capaces de generar, para recibir al Villarreal, en la vuelta de la promoción de.......con ese ambiente que cortaba la respiración. Pues eso mismo, debemos de conseguir contra el Alavés, con el que por cierto, hay una cuenta pendiente desde la primera vuelta, se acuerdan,....."-

Parece que los sevillistas han otorgado a los encuentros Sevilla-Alavés el escalafón que tienen los derbies Betis-Sevilla.

¡No, si al final el partido de ida será recordado como el partido en el que murió Manolete!


El periódico Estadio Deportivo tiene fijación con la palabra "venganza". Ello me lleva a pensar que son bastantes rencorosos. Para muestra un botón.

Califican la victoria del Sevilla como -"Una venganza con más estilo"- y la victoria del Betis en Mallorca como -"Dos años después...Dulce venganza" . Parece ser que no olvidan que hace 2 años el Mallorca dejó al Betis al borde del descenso.

Con el partido de ida han encontrado un filón para sucesivos Sevilla-Alavés.


Y al final del encuentro pude dialogar con un grupo de aficionados; pues ya se sabe, un poco de ironía y todos tan amigos. Eso sí, llegué a la conclusión de que, si el juego del Sevilla es arte, el Sánchez Pizjuan debería de llamarse "El Museo".







Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal