Glorioso 0 - Rayo 1: notas personales sobre el partido
RSS

05/5/2002 - 16:29
Enviada por fidel





Una derrota más, y van... Ojalá el equipo termine metiéndose en Europa, pero cada vez es más evidente que esto lleva bastante tiempo sin funcionar, y que solo los fallos en cadena de los rivales están terminando por hacer medio bueno a un equipo que lleva meses ramploneando por la categoría. Hace años que el Alavés no da una impresión tan pobre tan a menudo. Es verdad que en la primera parte se han hecho ocasiones, pero es que nos cuesta un mundo hacer un gol, y, sin gol, lo demás es toreo de salón.

Además, es que no se ve por dónde puede venir la solución. Sale Navarro y no moja. Sale Alonso y moja poco. Sale Vucko y... bueno, este sale poco. Un Rayo con diez y una simple defensa adelantada bien sincronizada nos hace pasarlas canutas. Y, ¡cómo no!, nos la clavan a balón parado. Somos así...

Hoy ha habido algunas jugadas que me han dado que pensar. Por ejemplo, los saques de banda mal hechos, fuera de posición. El primero puede colar, porque un despiste lo tiene cualquiera. Pero cuando te pitan el segundo "malsacao" es que estas un poco pez. Y la jugada del partido, por no decir de la temporada, es cuando Téllez ha pretendido hacer el fuera de juego, adelantándose a los delanteros vallecanos, cuando Etxebarria iba a sacar de puerta. O mucho ha cambiado el reglamento, o de saque de esquina, de puerta y de banda no hay fuera de juego. ¿Sabrán eso todos los jugadores albiazules?

También es verdad que ha habido ocasiones claras, que podían haber cambiado el curso del partido. Dos penaltis no se fallan todos los días. Pienso que Lloréns ha hecho bien en tirar el segundo, pese a haber fallado el primero. Es una muestra de personalidad del jugador, que es, hasta donde sabemos, el encargado de lanzar las penas máximas en este equipo, y esa responsabilidad se ejerce incluso en las circunstancias más extremas. ¡Ya es mala suerte fallar los dos!

Se despidió Coloccini. Ha sido un buen jugador para el Glorioso. Mejor en la primera vuelta que en la segunda, pero hasta en eso se ha mostrado bien adaptado al entorno albiazul el Enrulado...

Y hubo pitos al final. Los últimos minutos, ante diez, sin crear peligro y lejos de la clasificación europea, cuando en el resto de campos los resultados eran más o menos favorables, han sido más de lo que bastantes aficionados han podido soportar. El equipo debe de agradecer a Aloisi y su gol postrero en San Mamés el poder haber salido de Mendi solo entre los pitos de una fracción de la grada. Porque el mosqueo era bastante generalizado. Luego se nos pasa, y pensamos en lo que está haciendo el equipo pese a lo humilde que es y demás, pero es que el Rayo es todavía más humilde que el Alavés, e incluso juega con uno menos, pero pese a ello nos gana, y eso hace surgir en muchos de nosotros el pronto crítico.

Queda una jornada, y el Glorioso sigue dependiendo de sí mismo. El partido final se juega a tres cuartos de hora de Mendi ante un rival que no se juega nada y con el que hay buenas relaciones a todos los nivles. ¡Trampa saducea! No hay que fiarse, por varias razones: el rival tiene categoría y orgullo, los jugadores de Osasuna pueden estar primados... y, lo que es peor, para ganar hay que hacer gol. Difícil, quizás demasiado. Y, sin embargo, pienso que lo tenemos, como se suele decir, a huevo. Ahora bien, ya es triste que, a fuerza de perder una oportunidad tras otra de asegurarse la plaza en la Uefa tengamos que estar a estas alturas poniéndoles ojitos a nuestros vecinos navarros. Mantener la categoría será un éxito, no lo niego, pero la sensación de haber perdido una oportunidad posiblemente única de haber podido hacer algo sonado en esta liga es algo que siempre quedará ahí.


Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal