Glorioso 5 - Osasuna 3: goles, frío, agua y cemento
RSS

17/5/2002 - 14:49
Enviada por fidel





Lluvia de goles y de la otra en la última tarde de fútbol de la temporada en Mendizorrotza. Alavés y Osasuna jugaron un partido sin inhibiciones, mezclando jugadores habituales con algunos casi inéditos o llegados directamente desde los equipso inferiores, ante un Mendizorrotza medio vacío. Un entretenido espectáculo, el fútbol por el fútbol, disfrute sin tensión. Un hermoso homenaje a Compa, algo deslucido por el clima -frío, lluvioso- y por la pobre entrada, en un día especial por el homenajeado y por ser la posible despedida de algunos de los hombres por cuyo nombre será recordado este Alavés.

Para el recuerdo quedará el primer gol de Rubén Navarro en Mendizorrotza, los -escasos- gritos de apoyo de los -escasos- seguidores del fondo más animado de Mendi apoyando la renovación de Karmona, el cerco de los seguidores más jóvenes al tunel de vestuario, en busca de la camiseta o cualquier otro recuerdo de los jugadores albiazules, la invasión pacífica del campo tras el final por parte de chavales que pasaban olímpicamente del trofeo, deseosos de tocar a sus héroes... También quedarán los tres centrales usados por Mané, la sensación de que en Tajonar todos los jugadores que salen son casi iguales, y bastante buenos, los detalles vistos al Pacha y algunos buenos goles, como el primero de Magno y el último de Iván Alonso.

Un bonito final para una temporada irregular, con buen marcador y un recuerdo para quien dejó huérfano, con su marcha, a un Glorioso que iniciará en breve unas largas vacaciones previas al retorno europeo.


Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal