Un rival con más nombre que cartera
RSS

23/8/2002 - 00:56
Enviada por fidel





Hubo un tiempo en el que hablar del Calcio era hablar de algo parecido a la NBA del fútbol. No había italianos jugando fuera de Italia, y las mejores estrellas del mundo acudían al olor de las liras. Bien es verdad que, influidos de manera generalizada por un razonamiento perverso para el juego -"si no me marcan, con un gol gano"- la calidad del fútbol italiano no se correspondía ni con su nivel económico ni con su cuidada imagen a nivel mundial.

La llegada del euro ha acabado con el imperio de la lira, y en Italia los clubes empiezan a sentir la falta de liquidez. El caso más sonado ha sido este verano el de la Fiorentina, uno de los clásicos del Calcio, que, tras bordear la quiebra los últimos meses ha terminado por quebrar, dejando tras de sí décadas de prestigio y jugadores como Mijatovic o Chiesa en la calle.

Precisamente ha sido Chiesa la única incorporación de la Lazio, rival esta noche del Deportivo Alavés, en la presente pretemporada. Una SS Lazio que tampoco se ha visto ajena a la deriva económica del fútbol transalpino. Los blanquicelestes estuvieron a punto de no ser inscritos en la Liga por su delicada situación económica, y ayer se desayunaron con que la FIFA les vetaba cualquier incorporación internacional, dado que el club romano mantiene deudas con medio mundo: el Valencia reclama dinero por Mendieta, el Cruzeiro por Sorin, el Sporting de Lisboa por Poborsky, el Manchester United por Stam, Vélez Sarsfield por Castromán. Cuatro meses sin abonar los salarios a la plantilla, el rechazo de la liga italiana a aceptar algunas incorporaciones también de jugadores italianos... corren malos tiempos para la Lazio.

Puestos a encontrar liquidez, la vía más sencilla parece la de seguir desmantelando el equipo, cargado de jugadores con fichas de las de los viejos buenos tiempos, que permitieron vivir en el último lustro a la Lazio sus mejores momentos tras un siglo de historia a la sombra de la AS Roma, el rival capitalino, y en el que sólo habían ganado una Liga y una Copa de Italia. Desde que en 1.998 ganase la Copa de Italia, los rivales de los albiazules esta noche han ganado dos supercopas italianas, una Recopa y una Supercopa europea, además del doblete Liga-Copa de la temporada 99/00, año que que los laziales tocaron el cielo y se hicieron definitivamente un hueco entre los grandes clubes del mundo. A partir de ahí, la demolición. Verón se fue al Manchester United, Nedved a la Juve, los refuerzos -que aún no han pagado- no han rendido como se esperaba. Y ahora, esperando los caprichos de Ronaldo: si el brasileño se va del Inter, el elegido para suplirle parece ser el "Valdanito" Crespo. Por otro lado, el Chelsea parece dispuesto a ofrecer 25 millones de euros por el "Piojo" López. De manera que el partido ante el Alavés puede ser de presentación, pero también de despedidas.

Pese a las nubes que se puedan cernir sobre el rival hoy del Deportivo Alavés, el ser protagonista de la presentación de un equipo foráneo, y más del nombre de la SS Lazio, es un reflejo de lo que está llegando a ser el Glorioso en el concierto europeo, aunque siempre quede la duda de que, en estos momentos, el Alavés es lo máximo que la Lazio se puede permitir pagar para su presentación. De lo que no hay duda es de que este partido puede llegar a repetirse en unos meses, pero a doble vuelta y en una eliminatoria de Copa de la Uefa. Eso sí que es nivel albiazul.


Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal