Análisis y Previa Villarreal
RSS

15/9/2002 - 14:57
Enviada por Mikel Sagarduy





Llegué a Mendizorrotza con claros síntomas de gastroenteritis y volví a casa paroxístico perdido, pero más por lo que vi en el terreno de “no juego” que por mi creciente fiebre. Quiero dejar claro que lo que escribo no es fruto de mi imaginación ni de mis escalofríos ni tan siquiera del ya mencionado estado febril.

En la previa del Rayo dejé un halo de pesimismo (?)en la atmósfera (¡Mikel! ¡ que ya se ha levantado con el pie cambiado!). Quizás alguno tras lo visto contra el Racing ate cabos y se le empiecen a poner las orejas tiesas.

Vamos a reciclar. Mané en su día quiso hacer “una limpia” en el vestuario que no se pudo llevar a cabo dadas las circunstancias del mercado. No pudo echar a la gente que aún ganándose en los entrenos la titularidad quedaban fuera de la lista o incluso de la convocatoria para dar entrada a sus protegidos: Cruyff, Begoña, Magno o Geli, aún cuando su rendimiento deje mucho que desear. De esos vientos vienen los lodos de ayer.

¿Es que no es evidente el ridículo de Geli? ¿Es que nadie se da cuenta de que Desio no puede volver a vestirse de corto con Turiel, Iván Helguera e incluso Astudillo detrás? ¿Es que soy el único que vio la desvergüenza, la incapacidad para el desborde, el quitarse de en medio a la hora de encarar, la renuncia explícita para mirar hacia delante e incluso el parasitismo que viene desarrollando Begoña desde que llegó a Vitoria cuando en el club de sus amores (“Aleti”) le descubrieron? ¿O es que soy el único maníaco perseguidor que queda en Mendizorrotza?
¿Es mi imaginación cómo Astudillo se quedó solo en la presión mientras Magno y Cruyff no pasaban de medio campo?¿O es que no vieron a Desio absolutamente desbordado?. ¿Puede ser que el incondicional de su entrenador piense que Don Jordi ha nacido para realizar funciones más decorosas?¿Es posible que lo que quiera conseguir es una buena columna de Johan Cruyff los domingos en Marca para futuros cambios de aires, a pesar de que su estilo de juego le provoca vómitos al padre?

Esto ya no viene de ahora. Mané vive en su atalaya desde que llegó y ni la prensa, ni el público, ni tan siquiera el presidente se atreve con él. Perdió el oremus hace mucho tiempo y su capricho afecta a los que juegan sin acomodarse y por lo tanto agravia a los Pablo, Astudillo, Iván Alonso, Turiel, Téllez que salen a correr y a los que quedan fuera sí o sí independientemente del rendimiento, léase Mara, y en fechas no demasiado lejanas Vucko.

El presidente lo consiente y toma medidas como estas: la temporada pasada, tras los partidos del Sevilla y Osasuna, prohibe las cenas. A partir de ahí se rompió el diálogo entre futbolistas, llegaron los achaques y los grupos al vestuario. El entrenador, por supuesto, como Pilatos no dio la cara por sus futbolistas (si es Luis Aragonés presenta la dimisión) y las cosas comenzaron a ir mal. Se llegó a la UEFA en punto muerto gracias a un regalo rival cuando con la mitad de regularidad que en la primera vuelta se hubiese tratado de la Champions.

Ahora la alarma se ha encendido. El déspota ya no tiene credibilidad y sólo su destitución puede llevar la justicia al corrompido vestuario donde gente como Jordi lo enrarece día tras día un poco más. Sé que posiblemente se me vea como un pesimista, fatalista y también parezca incluso antialavesista. Sólo quiero haceros partícipes a los alavesistas de verdad cosas que yo incluso he intentado tapar antes por ver el rumbo enderezado cuanto antes. Pero esperan el Madrid, el Depor, la Real, el Barça y el próximo un Villarreal que no puede perdonar. Del que no tengo ninguna gana de hablar porque sé que iremos a recibir el primer gol con tres centrales (además, como el año pasado, lo marcará Palermo de cabeza) “tiraremos” la primera mitad esperando un buen centro de J. López por la derecha o Calleja por la izquierda y cuando estemos por debajo haremos un tímido cambio ofensivo que altere sólo en parte el 5-4-1 inicial. Si empatamos, con todo el descaro saldrá otro central y a ir por detrás. Si no nos metieran el segundo en una contra el discurso de siempre: lo de la disputa en mediocampo, la brega o el árbitro (como el día del Racing). Además todo ello con Desio, Begoña y Jordi titulares de inicio.

Muchos dirán que es la segunda jornada, que todavía es pronto y que queda mucha liga. Este discurso amigos míos, con el equipo como está es discurso agotado. Ojalá tenga que tragarme todo esto
SOS: el que quiera engañarse que se ponga una venda en los ojos.




Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal