Previa: D. Alaves-D. Coruña
RSS

25/9/2002 - 03:55
Enviada por Mikel Sagarduy





De Mendizorrotza al Madrigal, de un domingo a otro… de cero a tres puntos. ¿Qué ha cambiado? Fundamentalmente nada y básicamente todo. Nada porque Mané se vio obligado a remodelar por las bajas su artrítico once, salvo la salida de un Desio que no está ni para las pachangas. Y todo porque se demostró, para el que lo quiera ver, que en un equipo sin carrileros no tiene sentido defender con tres centrales (el que te hagan un gol es una mera cuestión estadística ya que si te llegan por banda la violabilidad de los centrales es del 100%). Todo porque con cuatro en línea es suficiente si se ordenan y los del medio trabajan, algo garantizado si la media cuenta con Pablo, Astudillo, Turiel y por encima de todos ellos con un fundamental Luis Helguera que no veo la hora de su debú. Todo porque se vio a un equipo equilibrado sin rémoras ni lastres. No hubo que sufrir a Geli por la derecha. Su puesto lo ocupó un Edu Alonso que sube, que baja, que desborda, centra y que aguanta a su rival cuando éste le ataca. Todo porque nadie echó en falta al decrépito Desio en el puesto mejor cubierto del equipo con un Turiel y sobre todo Helguera (cuando debute). Todo porque fue una bendición ver que no estaban de inicio Magno y Cruyff que por una jugadita que regalan te condenan a cien de sufrimiento que no colaboran con el grupo, que viven para ellos y que rentabilizan sus escasos goles y sus nimias jugaditas con el mismo efecto sobre el gran público que el que crea una campaña publicitaria de Coca-Cola.
Además sin ellos en la media punta, se colocan dos delanteros de los de siempre arriba. Ambos con gol, uno rematador y el otro “creador”. El complemento ideal para un Iván denostado por tener unas características y no otras, condenado a la soledad y rechazado por no sacar el córner y rematarlo a la vez. Sólo hubo un pero que hay que cargarlo en el “nada” con el que he comenzado el comentario: Ibon Begoña-. Y es que sigue el extravío de Mané y por su puesto de los que con él callan y otorgan. Fue el único azote del equipo que jugó con diez y aún así ganó. El Villarreal cuando creó peligro lo hizo por ahí. Todas las crónicas de ámbito nacional así lo destacan y se pudieron ver por televisión su típico carrusel de malas coberturas, de pésimos centros, de llegadas tarde y a destiempo, de resbalones en el peor momento dentro de área propia y de un sinfín de números circenses que a Mané le deben divertir, pero que a mí me acojonan. En fin que a pesar de todo soy pesimista puesto que de todos los que uno cree que no deben ser titulares (y sí un buen apoyo desde el banquillo), sólo Desio y Magno se quedaron fuera por decisión técnica, los demás causaron baja por diferentes motivos. Y es que no creo que a sus años Mané haya tenido un ataque de sensatez. Lo veremos el sábado ante el Deportivo de la Coruña que anda mejor fuera que en casa donde ha sido goleado por el Betis y el Milán. Fuera, sin embargo, logró vencer a Osasuna y a todo un Bayern de Munich.
El Deportivo Alavés está prácticamente obligado a ganar si tenemos en cuenta que después vamos al Bernabeu, nos visita una Real peligrosísima y con la mayor pegada de los últimos cinco años, vamos al Nou Camp y viene un Sevilla que de visitante debe ser el equipo más difícil de batir.

El Depor sin Valerón pierde mucho, pero él nunca hizo demasiado en Mendizorrotza (con Las Palmas si que la lió en 2ª). Me da más miedo la banda izquierda con las subidas de Fran y Romero. Es lo más peligroso del equipo gallego a parte del posible enlace de Luque desde la media punta (creo que sustituirá a Sergio en esa zona, o por lo menos yo así lo haría) con Makaay o bien con Tristán arriba (al primero sí se le da bien Mendi). La banda derecha con Scaloni y Víctor no está en forma, pero si Llorens se empeña en subir alocadamente está asegurado y la rehabilitación gallega también. Lo demás del Depor, salvo la sorpresiva salida de Amavisca, es perfectamente superable.



Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal