Betis, un fútbol de primera con una afición insuficiente
RSS

30/9/2002 - 13:45
Enviada por Borja del Pozo Castillo





El Valencia es el nuevo líder de la Liga, tras la cuarta jornada, después de vencer al Rayo (3-0) en un partido de claro dominio local. Mista, Baraja y Angulo sellaron una victoria local sobre el equipo madrileño, que tan sólo pudo dar la cara durante la primera media hora. El Málaga cuajó un buen encuentro en Balaídos frente al Celta, que después de tres triunfos, cedió un punto en casa. Contreras salvó a su equipo de una derrota al parar un penalti a Mostovoi (2-2). La Real Sociedad está demostrando su gran momento de forma y su buena puntería de cara a puerta. Este domingo se impuso al Osasuna en El Sadar (2-3) gracias un tanto en los minutos finales del ruso Khokhlov.

Espanyol y Sevilla no están muy finos en este comienzo de competición. El Espanyol falló muchas ocasiones y los hombres de Joaquín Caparrós complicaron un poco la vida a Juande Ramos después de arrancar un punto. El encuentro no podía acabar de otra manera, 0-0. Muy diferente fue el otro choque entre catalanes e hispalenses donde el Betis dio un auténtico baño futbolístico a un Barça que tan sólo disparó una vez a la portería de Prats. Destacaremos el buen gol de Joaquín y el increíble tanto de Fernando Varela (3-0). La mano de Víctor Fernández se nota. El Betis es el equipo que mejor está jugando y está ganando, con contundencia y claridad, a los clubes teóricamente más fuertes. Sin embargo, la afición bética deja mucho que desear después de realizar destrozos en un campo que le dejaron, al tener el suyo cerrado por Competición debido al lanzamiento de bengalas. El Mallorca ahondó un poco más en la herida de San Mamés donde el público terminó silbando a sus “leones”. Los bilbaínos han demostrado, hasta ahora ser inoperantes en ataques y muy vulnerables en defensa, por lo que suman un empate y tres derrota (0-2). “La Catedral” deberá tener paciencia con los discípulos de Heynckes.

El Valladolid y el Real Madrid empataron (1-1) en un partido con polémica arbitral pero donde el conjunto pucelano jugó mejor que los madridistas. Raúl hizo, a pase de Zidane, el gol blanco y Olivera, de penalti, empató. El Atlético de Madrid también repartió sus puntos con el Recreativo de Huelva (1-1) en un encuentro donde el árbitro también fue el triste protagnista. La victoria rojiblanca estuvo en los pies del “niño”, Fernando Torres, quien erró un penalti. Los dos equipos acabaron con nueve hombres en el terreno de juego. Benito Floro llegó con su equipo a Santander con la idea de empezar a sumar puntos. Un gol castellonense, con cierta fortuna, adelantaba al Villareal pero Mora, en el minuto 82, anotó el tanto de la igualada (1-1). El Rácing mereció más, pero los únicos puntos fueron de sutura y se los llevó Regueiro por un codazo de Ballesteros.

El Alavés perdió su segundo partido de Liga en casa a pesar de realizar un gran juego (1-2). El Glorioso fue superior futbolísticamente al Depor hasta el descanso. Nada más empezar la segunda mitad, Iván Alonso, adelantaba a los vitorianos haciendo justicia con lo reflejado en el campo. A todo esto, los de Mané perdonaron en la primera parte ya que podían haber sentenciado. Entonces, Irureta decidió sacar a Tristán y éste revolucionó el choque. Marcó el gol del empate y, ya en el descuento, Capdevila anotaba el segundo gol de los gallegos en una desafortunada jugada. Al final, el Alavés, a pesar de completar un mejor encuentro, se quedó sin puntuar. Totalmente injusto.



Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal