Me gusta el fútbol... solo, gracias.
RSS

15/10/2002 - 06:10
Enviada por Héctor Fernández





Que Gonzalo Antón es un figura en esto de la gestión no lo duda absolutamente nadie. Ni siquiera los que más manía le tienen. Pero esta claro que el precio que tiene que pagar un club deportivo para convertirse en una empresa solvente es demasiado alto como para obviar las cosas que se quedan por el camino.
No debemos olvidarnos que ese “equipazo” del que se habla ahora, el R.Madrid de las estrellas, presenta en su alineación un equipo plagado de canteranos, unas veces más y otras veces menos, pero hay están. De esta forma se permiten lujos como el de Ronaldo.
¿No es ese el verdadero futuro del fútbol?. Se apuesta firmemente por la cantera, sin obligaciones pero con necesidades por cubrir y a esperar. Los resultados llegarán.
Aquí en Vitoria parece que la cosa gira en sentido totalmente contrario, ahora se decide que TODOS los años dos jugadores del B subirán al primer equipo, es decir obligación en vez de necesidad natural.
La apuesta del Alavés es por ejemplo una residencia. Quizá a Gonzalo Antón se le ocurra ahora montar una “Liga de las ex – estrellas” o algo parecido por que no le encuentro explicación a que un club tenga iniciativas de este tipo y mucho menos privadas. ¿A mí que me importa el museo del vino? ¿cuántos goles mete ese?... además yo bebo kalimotxo... . Para mí, que esta iniciativa sea privada tiene un solo objetivo, un arma política de presión hacía quien se ponga en medio. Afán de protagonismo politico.
Con todo esto se pierde sentimiento, algo que en los momentos mas duros de diferentes clubes de fútbol ha salvado la existencia de los mismos. Ahora que las cosas van bien a la gente se le llena la boca con su alavesismo, pero ¿cuántos de esos estarían dispuestos a poner de su bolsillo en caso contrario?. No hace falta mirar muy atrás para poner un número.
Con los momentos que ha vivido el club ha perdido un momento GLORIOSO de mostrarse mas transparente, mas cercano y ser más representativo desde el último de sus equipos hasta la primera división, pero ya sabemos que en el mundo de la empresa para algunos el “cueste lo que cueste” es una máxima.
Solo espero que si por desgracia algún día el equipo desciende, el Hotel para ejecutivos se haga cargo de las deudas... .




Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal