Ciudad de ocio, ¿por qué no?
RSS

17/10/2002 - 00:25
Enviada por Satur Vivas





Voy a replicar a mi amigo Fidel. Me parece un proyecto espectacular el que Gonzalo Antón ha diseñado para la zona de Salburua. Una ciudad que aglutine instalaciones deportivas, hoteles, centro mundial del vino, etc., etc., desde mi modesto punto de vista será beneficioso, si se lleva a cabo, que esa es otra historia, porque el club podría recaudar un dinero digamos extra, los llamados ingresos atípicos, que quizá, como dice Fidel podrían permitir traer a Urzaiz, porque con esos 700 millones de superavit (en una gestión económica excelente un año más) no se pueden comprar ni pipas tal y como está el fútbol hoy día. Claro, siempre y cuando no quieras endeudarte. Por otro lado, si la construcción de esa macro ciudad del ocio genera puestos de trabajo, bienvenida sea. Claro que el primer paso no está dado, ya que Antón debe de llegar a un acuerdo con los propietarios de los terrenos, algo que no le está resultando fácil si tenemos en cuenta las reuniones que hasta el momento ha tenido con ellos ( y son casi 40). Yo estuve presente en la comida donde Gonzalo presentó a los medios de comunicación el pasado viernes el balance de cuentas que horas más tarde presentó a los accionistas en la Junta y percibí una ilusión tremenda en el proyecto. Un proyecto que el propio presidente sabe de las dificultades con las que se va a encontrar, pero un proyecto ambicioso y si se lleva a cabo, beneficioso para el club y la ciudad. Dicho esto, expongo los datos más importantes de la 'ciudad de ocio', cuyo nombre es una incógnita. Os cuento a continuación lo que dijo el presidente sobre este proyecto.

El coste total del proyecto, que será financiado con carácter privado es de 108,1 millones de euros (18.000 millones de pesetas). Además presentó las cuentas del club, con un superavit por sexto año consecutivo, en esta ocasión de 4,2 millones de euros y un presupuesto para la actual campaña de 22,4 millones de euros.
El presidente del Deportivo Alavés desea mimar hasta el más mínimo detalle de su proyecto estrella, al margen del fútbol: la ciudad recreativa y de ocio. El primer paso es adquirir el terreno, cerca de 1,1 millones de metros cuadrados situados en Zabalgana que unan el complejo con la ciudad deportiva José Luis Compañón. Para ello Gonzalo Antón tendrá que negociar con los dueños de ese terreno la compra del mismo. "Es el primer paso y el más importante. El pasado día siete de este mes tuve una reunión con el Ayuntamiento de Zuazo de Cuartango y el próximamente me reuniré uno a uno con cada propietario". El 80 % de ese terreno será para uso rústico y el resto, deberá de ser recalificado, "algo que costará al menos ocho meses. Es un proceso largo", indicó Antón.

El importe total del proyecto, cuya financiación será exclusivamente privada, es de 108,1 millones de euros (18.000 millones de pesetas). Antón desea liderar un proyecto de tanta magnitud y pese a haberlo presentado al Ayuntamiento, "me he reunido dos veces con el alcalde y una con el PSE y con el PNV, y les ha gustado", desea que los grupos políticos municipales no acaparen el proyecto. Antón no quiere que ahora que llegan las elecciones no utilicen el proyecto como arma electoral. Además la considera compatible con la ciudad temática que tiene previsto construir también el Baskonia en Salburua.

Proyecto ambicioso
El presidente albiazul confirmó que encargará el diseño a uno de los tres arquitectos más importantes a nivel internacional, tipo Isozaki, Calatrava o Ghery. La ciudad deportiva José Luis Compañón, ahora mismo la única pata visible del proyecto, ocupa 80.000 metros cuadrados sería el único vínculo futbolístico de la 'ciudad de ocio', pues las otras instalaciones relacionadas con el mundo del deporte serían un campo de golf de 18 hoyos "con casa club y aparcamiento para 500 plazas" que ocuparía 650.000 metros cuadrados y un gimnasio de 3.000 metros cuadrados.

La gran atracción sería un Museo Mundial del Vino, único en el planeta (7.000 metros cuadrados distribuidos en dos plantas), con stands de 400 metros cuadrados para cada uno de los mejores 14 denominaciones mundiales del vino. "Queremos que los mejores vinos del mundo estén aquí presentes y la posibilidad de que los mejores enólogos ofrezcan en Vitoria cursos y catas a un reducido grupo de alumnos que tendrían que pagar altas matrículas, pues estamos hablando de la élite en el mundo del vino", afirmó Antón.

El resto del terreno, y que necesita recalificación, va destinado a una residencia de la Tercera Edad con capacidad para 250 plazas; un Hotel de Congresos con 140 habitaciones; una zona de ocio que comprende cuatro restaurantes temáticos "asador vasco, cocina italiana, cocina internacional y alta restauración"; otra residencia con 150 plazas; un salón de congresos "destinado a convenciones y banquetes con capacidad para 800 personas"; un aparthotel para ejecutivos con 180 habitaciones "donde 15 empresas serían socios y participarían de los beneficios en dos años"; y una zona destinada a edificios inteligentes, "dirigido a las grandes empresas que podrán instalar allí sus sedes centrales y separarlas de la empresa. Será un entorno magnífico para realizar sus negocios", indicó Antón.



Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal