Glorioso 2 - Real 2: El Alavés salva algo más que un punto
RSS

20/10/2002 - 12:50
Enviada por fidel





El Alavés consiguió un valioso empate ante la Real Sociedad en un encuentro en que los de Mané bordearon el precipicio en algunos momentos pero en el que al final consiguieron empatar tras jugar una hora con solo diez hombres.

El partido comenzó de la mejor manera para los albiazules. Un precioso pase al hueco de Magno era convertido en el 1-0 por Astudillo. Parecía que el Alavés podía tener un día tranquilo ante una Real que se veía forzada a adelantar líneas. Sin embargo, los defectos que vienen mostrando los albiazules en el inicio liguero afloraron una vez más, y la medular empezó flaquear, dejando el balón a los dosnostiarras, y llegó un error defensivo, esta vez de Abelardo, que permitió al ex-Besiktas Nihat igualar la contienda. Con un equipo gasteiztarra desorientado, con jugadores discutiendo entre sí, pérdidas de balón e imprecisiones, un presunto insulto del capitán albiazul Pablo a Megía Dávila propició que el colegiado mostrase la tarjeta roja directa al gasteiztarra cerca del descanso, en los peores momentos de juego albiazules de los últimos tiempos.

Cuando tras el descanso se temía la salida en tromba de la Real, los de Denoueix se mostraron titubeantes en el juego ante un rival que seguía flirteando con el desastre. Pasaron más de veinte minutos para que los donostiarras tiraron a puerta, y fue para conseguir el gol tras una rápida jugada por banda que culminó Karpin. La suerte parecía echada, y sin embargo el Alavés sacó, a falta de otros argumentos, y ayudado por la entrada de Jordi y Helguera, coraje como para acercarse a la meta de Westerveld y provocar primero un penalti, que marró Lloréns, después propiciar otra jugada con posible penalti a Ibón Begoña y, por último, aprovechar un libre indirecto en el área por presunta retención de balón del meta realista para colocar, a falta de escasos minutos para el final, el gol del empate tras fuerte tiro de Navarro.

Al final, ambos equipos se llevaron un punto, que en el caso de la Real les permite encaramarse en el liderato, y en el caso albiazul sirve para dar un pequeño respiro a un equipo que tocó fondo en determinados momentos del partido pero que se aprovechó a base de empuje al final de la falta de ambición realista.


Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal