La flor de Balmaseda
RSS

21/10/2002 - 01:52
Enviada por Héctor Fernández





Parece que nos sorprende ver cosas como las de ayer. Mané siempre ha tenido dos cosas a su favor, tener buenos jugadores y en numerosas ocasiones la suerte, lo que algunos llaman "la flor". Y incido en lo de numerosas, que no quiero decir siempre por que eso sería faltar a la realidad.

Lo que ayer vivimos en Mendizorroza no lo habiamos visto desde los momentos de tensión en la destitución de Txutxi Aranguren. Tanta tensión rodeando un encuentro marcado por un momento, la expulsión de Pablo. Según el acta del partido el jugador le dirigió al colegiado diciendole "me cagüen tu puta madre", cosa que el jugador puntualiza diciendo que se quedo en el "tú". Que más da. Al amigo Pablo le volvio a fallar su caracter y perjudico de manera decisiva al equipo.

No obstante el partido se le fué de las manos a Mané. No tuvo capacidad de reacción en un equipo obcecado con la victoria y bloqueado por la ansiedad que necesitaba de sabia nueva en el terreno de juego. Jordy demostro a los que dicen de el que solo sirve cuando el equipo juega bien que es un jugador decisivo en su posición (quiza estos que le crucifican defiendan solo a sus amiguetes...)y Luis Helguera que es un delito tenerlo sentado con la calidad que derrocha en un terreno de juego. Su participación fué fundamental como la de Rubén Navarro. El delantero por fín consiguió marcar en Mendi en partido oficial.

Viendo la aportación de los suplentes hay que destacar varias cosas de algunos titulares. Dutruel se equivocó con la elección de tacos y estuvo resbalando medio partido, Edu Alonso necesita que alguien juegue detrás suyo, Astudillo decide desde el centro y sobra en la banda, Desio fué el sacrificado de Mané y jugo SOLO en el pivote trás la expulsión de Pablo ( y no está cojo), Ibon Begoña .... vaya día, Magno apareció a rafagas, Ivan Alonso solo ante el peligro y que Abelardo está acusando jugar en el Alavés. Si jugar en el Alavés que no es lo mismo que el Barcelona, ese equipo que hace 20 faltas y le pitan la mitad.

Pero con todos estos condicionantes y volviendo a repetir que el momento decisivo fué el de la expulsión de Pablo, quien ayer hizo mas rididiculo que el Alavés fué la Real Sociedad. Perder dos puntos como los de ayer es muy grave desde su analisis, un castigo a la especulación con el resultado.Esperaron tanto a tener la oportunidad que despues de adelantarse en el marcador pensaron tener el trabajo acabado. Y eso pensabamos todos hasta que apareció eso que nunca se debe olvidar, la suerte. Esta fué tan generosa con el Alavés que le otorgó hasta dos oportunidades para igualar el marcador, y si te lo ponen tan fácil... . Será que todavía le quedan petalos a la flor de Mané.


Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal