Glorioso 1 - Sevilla 0: Una final ganada al final
RSS

03/11/2002 - 13:05
Enviada por fidel





Por fin. Tras varios meses de resultados pobres en casa, el Deportivo Alavés consiguió los tres puntos este domingo con un gol de Rubén Navarro en el minuto noventa y tres, tras un partido en el que los de Mané volvieron a mostrar por una parte los problemas endémicos para crear ocasiones de gol pero en el que consiguieron cortar la hemorragia que estaba suponiendo para el equipo los persistentes errores defensivos y en el que la fe de la escuadra albiazul terminó dando fruto casi al final, al igual que ante el Besiktas y ante la Real.

El partido tenía noticia antes de empezar. Oscar Téllez se quedaba en la grada, junto con Edu Alonso. El bilbaino no entraba en convocatoria por problemas físicos, pero en el caso de Téllez la baja obedecía, como luego confirmó Mané, a motivos estrictamente deportivos. Con Karmona y Abelardo en el eje de la zaga, doble pivote -Pablo y Turiel- por delante y un solo punta -Iván Alonso- el equipo albiazul planteaba un esquema clásico en él ante un Sevilla que dejaba a Antoñito en punta.

La historia del partido vino marcada por los intentos albiazules de llevar peligro ante la meta sevillista, intentando servir balones a un solitario Iván Alonso, contrarrestados por un Sevilla presionante, con las dosis justas de juego duro, ante la permisividad de Carmona Méndez. El resultado de ambas actitudes fue un choque sin apenas tiros a puerta, con posesión de balón para los albiazules y con circulación horizontal del balón. El escaso peligro llegaba por las pérdidas albiazules en bandas ante la presión sevillista. En el otro área, la escasa presencia albiazul, con tan solo Iván Alonso, apenas inquietó al meta visitante.

A medida que fue avanzando el cronómetro, el Alavés fue aumentando la presión, aunque la imprecisión en ataque de los de Mané hacía presagiar que el marcador permanecería inmóvil. Sin embargo, en la última ocasión del partido, un balón suelto en el área chica fue rematado de volea Rubén Navarro y terminó en la red, ante el júbilo local y la desesperación del meta visitante Notario, que veía cómo todo el tiempo que había ido arañando al crono venía a faltarle justo a medio minuto del final.

En definitiva, los albiazules se reencontraron con la victoria, que les aleja de lo más profundo de la tabla, ante un rival que, con su victoria en Mendizorroza la pasada campaña, inició una crisis en los albiazules que aún colea a estas alturas y con estos tres puntos parece empezar a remitir.


Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal