Sin defensa y sin pegada. A salvar el pellejo
RSS

14/11/2002 - 11:48
Enviada por José Luis del Campo





La falta de pegada y los endémicos errores defensivos han costado la eliminación europea al Alavés. El Besiktas ha bajado al suelo a los albiazules en la segunda ronda y el Glorioso abandona la UEFA. Un solitario gol, en el minuto ocho y después del enésimo error defensivo de la temporada, fue el argumento utilizado por los turcos para poner el partido a su favor a las primeras de cambio.
Todo el entramado defensivo de los tres centrales se vino abajo en una inocente acción de la zaga albiazul cuando Téllez, horrible toda la noche, abandonó su zona y dejando vendidos a Eggen y Karmona. Hansiz ganó la espalda a Eggen y sólo tuvo que cruzar el balón ante Dutruel.

Con 82 minutos por delante el Alavés y necesitando un único tanto para seguir vivo en la eliminatoria, que hubiera forzado la prórroga, los albiazules sólo fueron capaces de crear un par de claras ocasiones en las que Córdoba demostró su categoría. El Alavés ha sido un desastre a la hora de presentar batalla a los aguerridos turcos, que llevaron el partido hacia un duelo de guerrillas particulares. Los albiazules cayeron en la treta del Besiktas y el balón no ha rodado más de tres minutos seguidos sin que se montara alguna falta o tangana. Téllez ha vuelto a caer en las provocaciones y ha redondeado su nefasto partido con una absurda expulsión. Tras recibir un puñetazo de Hansiz se ha revuelto en busca del delantero llegando a impactar con él, lo que les ha costado la tarjeta roja a ambos, a falta de seis minutos para terminar el partido.

Sólo con la expulsión de Téllez ha variado el planteamiento táctico de Mané, empecinado en mantener los tres centrales a pesar de que un gol mantenía vivo al equipo en la pelea europea. El punta Iván Alonso dejó su sitio a Rubén Navarro en lugar de jugar con dos puntas natos ante una defensa de tres o cuatro hombres que nunca ha pasado apuros para amarrar al único islote ofensivo del Alavés.


El partido en Estambul, además de la eliminación del Alavés, ha supuesto el primer partido como visitante europeo del Glorioso en el que no ha conseguido marcar. Hace dos temporadas el único partido en el que no se anotó fue en el estreno en Gasteiz ante el Gaziantespor. En todos los partidos lejos de Mendizorrotza siempre logró marcar y precisamente ante el Besiktas ha emborronado una estadística que le hubiera dado más vida en la eliminatoria.



Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal