Glorioso 0 - Valencia 0: Notas personales tras el partido
RSS

02/12/2002 - 15:58
Enviada por fidel





Otro punto más. Es la conclusión positiva de un partido que dejó bastante claro que quien quiera alegrías en el juego puede ahorrarse el viaje a Mendizorroza. Enfrente del Alavés estuvo el campeón de liga, pero eso no contribuyó, ni mucho menos, a incrementar el espectáculo. Ante el "despliegue" de juego mostrado por los de Benítez, como para pedirle filigranas a los de Mané. Así que tocó partido trabado, con batalla permanente en el centro del campo, endurecido por la constante lluvia, en el que acabaron ganando la partida las defensas a los ataques, simplemente porque por cada atacante había un par de defensas.

Pudimos haber perdido, si Dutruel no hubiese hecho de nuevo un par de "paradas de su vida". Con esta forma de jugar, basada en mantener la puerta a cero y en ver quién se aburre antes, si el delantero propio o los defensas contrarios, a Dutruel no le va a quedar más remedio que se perfecto para que sigamos al menos empatando. Hay dos pequeños inconvenientes: Dutruel, aunque es muy bueno, no es perfecto. Y a base de empates no vamos a ninguna parte. Luego, esto puede estar funcionando, pero no parece viable a medio plazo. Hay que marcar de vez en cuando algún gol.

Vamos camino de acabar todos siendo argentinos. De momento, este domingo nos volcamos por ayudar a los más necesitados del país hermano. Y, en lo deportivo, vamos encontrando grandes palabras para cosas que no lo son tanto. Bienvenidos al mundo del "Fútbol Directo". En los tiempos del blanco y negro, eso de que los centrales, o los centrocampistas más atrasados, se dedicasen a mandar balones largos al delantero único del equipo, se conocía como "jugar al pelotazo". Con ese nombre, no estaba muy bien visto. Eran tiempos en los que apenas se veía fútbol en la tele, lo que fomentaba la existencia de mitos. Los recios defensores del pelotazo futbolero se defendían en algunos casos denominando a esta racial forma de castigar al cuero y de reventar al pobre delantero "fútbol inglés". Las parabólicas nos confirmaron lo que Liverpool FC, Nottingham Forest, Everton y Aston Villa nos dejaron entrever en las ocasiones en que les veíamos ganar finales de Copa de Europa: los equipos ingleses no jugaban a ese "fútbol inglés" de centrocampistas con tortícolis de tanto ver el balón sobrevolando por encima de ellos de un lado para otro. Ahora lo llaman "Fútbol Directo", aunque quizás la mejor denominación podría ser la de "Fútbol de Búscate la Vida", en referencia a lo que le viene a decir el técnico al pobre punta al que le toca salir a pegarse con los recios centrales del equipo rival.

De manera que para que el equipo vaya para arriba necesitamos que el portero sea casi infalible y que el delantero sea más fuerte y más listo que nadie. Herrera y Javinho. Vamos, algo que nos pasa todos los años. En definitiva, que no veo nada claro que de esta forma vayamos a ninguna parte.

Eso sí, siempre nos quedará Turienzo. ¿Por qué un árbitro tan malo sigue en Primera División? Tiene cosas para desternillarse. En una jugada embarullada, Dutruel se queda en el suelo tras atrapar la bola. Turienzo indica que no pasa nada y que siga el juego, pero Dutruel está dañado y no suelta el balón. El de Barakaldo, al cabo de unos segundos, se acerca y da entrada a las asistencias. La jugada finaliza con todos recuperados y... ¡saque de puerta! La International Board tiembla cada vez que este señor se viste de corto. Y se alegran los fabricantes de embudos, porque Turienzo es un anuncio con patas de la famosa Ley de ese chisme que sirve para llenar botellas, o un embajador del Arbitraje Asimétrico: lo que es falta para unos no lo es para los otros. Esta vez no estuvo solo: vino con el línea de sobaco más aireado de la Primera División, con gran querencia a levantar el banderín. Por lo menos hubo quien sí que dio espectáculo, aunque a nadie nos hubiese importado que hubiese pasado desapercibido.

Bueno, igual es que con estos mimbres no se puede hacer el cesto más que de esta forma, pero siento envidia de esos equipos que viene a Mendi y salen con un par. De delanteros, quiero decir. Será que me gusta el fútbol inglés.


Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal