Alavés y Mané, distinta suerte en los premios de la Gala del Deporte
RSS

10/12/2002 - 15:46
Enviada por glorioso.net





El Deportivo Alavés ha sido una vez más galardonado por la Asociación de la Prensa Deportiva de Álava como uno de los protagonistas deportivos del año 2002. Los periodistas deportivos alaveses destacan en la motivación del premio "humildad, obsesión por el trabajo bien hecho y fe ciega en tus valores" como las claves del éxito albiazul, que ha hecho que Vitoria pasee "con orgullo la condición de capital del fútbol vasco".

No todo son alabanzas hacia lo albiazul. La Asociación ha decidido concede su "Premio Silbido" al técnico albiazul, por las pocas facilidades que concede a los medios de comunicación a la hora de contar con sus opiniones fuera del estricto turno de intervenciones pre y post partido.

Los premios se entregarán en la cena organizada por la Asociación el viernes 13 de diciembre. Serán trece los deportistas o clubes galardonados, con mención especial para Cecilio Ugarte, primer olímpico alavés, que recibirá la Insignia de Oro y Brillantes de la Asociación de la Prensa Deportiva de Alava.

Justificación del premio al Deportivo Alavés: "Nunca es fácil desafiar a la razón y mucho menos derrotarla por dos veces. Sólo cuando se juntan humildad, obsesión por el trabajo bien hecho y fe ciega en tus valores, la lógica cede al peso de la magia y brota el milagro deportivo que hoy llamamos Alavés. Muchos pensaban que Dortmund era la última estación albiazul por el mundo de los sueños, pero la Vieja Europa ha vuelto a saber, independientemente del tiempo que ha durado el sueño, de un club que cada temporada deja de ser un vino joven, para convertirse en un gran reserva destinado a los mejores paladares. Hoy, Vitoria pasea con orgullo la condición de capital del fútbol vasco y el Deportivo Alavés brilla con luz propia en el universo balompédico."

Justificación del Premio Silbido para Mané: "Cubrir la final de un Mundial, ver un entrenamiento de Dusko Ivanovic y tener una entrevista con Mané son los tres grandes sueños de todo periodista deportivo que se precie. El de Balmaseda hace de la timidez un vicio y pocos mortales, grabadora en mano, han escuchado su voz fuera de una rueda de prensa. Un exquisito juego de cintura para evitar preguntas incómodas, velocidad para marcharse por la tangente y excelente regate en las distancias cortas son virtudes que Mané no ha olvidado de su época futbolística. La alergia a los micrófonos exige receta inmediata."


Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal