Previa: D. Alavés- Osasuna
RSS

18/1/2003 - 02:45
Enviada por Mikel Sagarduy





El Deportivo Alavés vivirá mañana en Mendizorrotza el primer match-ball de la temporada.
Enfrentándose a un Osasuna preparado desde la pretemporada para esto. Para disputar partidos a vida o muerte donde lo que está en juego no es ni más ni menos que el mantenimiento o no de la categoría. Precisamente por esto los rojillos afrontan el partido menos entumecidos o con más naturalidad aún siendo inferiores en todo, salvo en ambiente interno de vestuario y capacidad de lucha en el terreno de juego.

Pude presenciar en el Sadar el choque enfrentó a Osasuna con el Atlético de Madrid donde los hombres de Aguirre se llevaron los tres puntos, a costa de un rival lamentable, en una jugada aislada que Rivero firmó finalizando un contraataque. El equipo navarro demostró muchas dificultades en la creación de juego y en la finalización de cara al gol, sólo compensado con una voluntad y perseverancia en la presión, el orden y el trabajo digna de elogio aunque, por otra parte, evidente en un equipo con limitaciones.

Aguirre juega habitualmente con un 4-2-3-1 con Sanzol en la portería y una línea de cuatro por delante los laterales los ocupan Yangüas por la derecha y Antonio López por la izquierda. El primero es un central reconvertido y rápido, pero con la calidad justa y el segundo es más interior ofensivo que lateral específico en el que impera más la calidad que la fuerza. En el centro Conchaga es el hombre que lleva los galones y Mateo el que acompaña. A veces se escalonan siendo el primero el que más arriesga como pasa en el Deportivo Alavés con Oscar Téllez.
El doble pivote habitual lo forman Alfredo y Pablo García, pero mañana la ausencia por lesión de este último obligara a Aguirre a cambiar la pareja.
Aquí radica uno de los grandes problemas de Osasuna, ya que aunque Alfredo tiene calidad, la primera división le viene un poco grande. Por ahí empieza el atasco de este equipo que lo pasa mal si se ve presionado en el comienzo de las jugadas. Los tres medios puntas ante la falta de balones al pie y de continuidad en su fútbol buscan la velociddad y la sorpresa al contragolpe. Aloisi es un islote en punta, algo parecido a Iván Alonso cuando juega solo, y un rematador como él pierde gran parte de su efectividad al estar mal asistido desde las bandas, ya que ni desde la izquierda ni la derecha se centra un solo balón en condiciones mínimas para ser rematado. Sólo Ivan Rosado es capaz de dar otro registro al equipo con su habilidad y ése es el hombre a aislar cuando el balón sobrepasa la medular.



Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal