Previa: Valladolid- Deportivo Alavés
RSS

25/1/2003 - 03:38
Enviada por Mikel Sagarduy





Si cuando pensamos en el Sardinero, en la Rosaleda o en Son Moix la derrota es lo primero que viene a la memoria, Zorrilla y el Valladolid trasmiten todo lo contrario para el Deportivo Alavés, que si no empata, gana.
El Valladolid de Moré es un equipo contradictorio o por lo menos sorprendente. Hecho de atrás hacia delante (prima la contención sobre lo ofensivo) perdió al final de temporada a los mejores artilleros en ataque, sobre los que se había cimentado el equipo del año anterior. Léase Cuanthémoc Blanco, Turu Flores, Luis García,Tote o Fernando y sin embargo, a falta de la próxima jornada para terminar la primera vuelta el equipo se sitúa noveno con más de la mitad de los puestos necesarios para eludir el descenso.


Ha sido capaz de ganar en Zorrilla al A. De Bilbao al Barça o al Betis y de empatar con el Madrid, aunque ha perdido con el Celta o el Mallorca. Sólo ha recibido 19 goles, dado que su sistema defensivo es tremendamente eficaz y ordenado, merced a unas alineaciones en las que priman los hombres trabajadores, que miran más a su puerta que a la contraria.

Tras la “fuga” de Ricardo al Manchester, Bizarri ocupó su puesto y lo que más me llama la atención en él es su representante .¿Cómo demonios lo llevó al R. Madrid?. “Canta” por arriba más que Casillas

En la línea de cuatro trasera, dos clásicos ocupan los laterales: Torres Gómez va por la derecha, es el sexto jugador que más partidos ha disputado en primera en la historia del Valladolid y Marcos, por la izquierda. El primero además de ser un símbolo es muy seguro atrás y pocas veces sube. El segundo tiene en común con su compañero que ambos salieron de las inferiores del Madrid, pero es lo único, junto con la seguridad, porque es más versátil y ofensivo.
En las cinco últimas campañas, de las ocho que lleva en Pucela, sólo se ha perdido ocho partidos. Es limpio y regular.
El centro de la defensa es completamente nuevo y más vulnerable. Gaspar junto con Mario , que debuta en primera con tan sólo 19 años, forman una pareja inexperta y poco habitual, ya que Peña está lesionado. Se da la circunstancia de que ambos han salido del fútbol base del atlético frente a los laterales que son madridistas. Les falta rodaje y con dos delanteros enfrente se les acumula el trabajo y son los pivotes Jesús y Colsa los que se desdoblan para que no se note.

Jesús es más técnico frente a Colsa, más agresivo, aunque con una técnica exquisita. Jesús es de los jugadores a los que la edad les sienta bien. Permanentemente tapado por Eusebio ha esperado su oportunidad y su perfil bajo le hace pasar desapercibido, pero es de los futbolistas que si se le sigue, destila una pulcritud, un orden y un hacer bien las cosas que sorprende. Colsa es un buen complemento. Es más desordenado y cubre mucho terreno. A veces se desboca y entra en una fase de entropía que hace peligrar a las defensas contrarias por su llegada por sorpresa al área rival .

En las medias punta hay de todo. Chema por la derecha no es brillante. Prima el trabajo. Aganzo en la otra banda se siente futbolista por primera vez desde que abandonó el Real Madrid por el Español y el Extremadura. Es hábil, rápido y vertical. Dispara en cuanto ve puerta y lleva cinco goles con su nuevo equipo.
En el enlace juega la sorpresa del conjunto blanquivioleta. Se llama Oscar y debutó el año pasado con 18 años. Es muy hábil con el balón en los pies y disfruta de una gran visión de juego. Procede de la cantera. A este Mané nunca le hubiera dado una oportunidad.
Arriba Fernando Sales hace lo de Juan Palomo. A la contra se desenvuelve fenomenal por su explosiva rapidez y técnica exquisita. Jugando de espaldas naufraga



Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal