Previa: D. Alaves-Rayo Vallecano
RSS

31/1/2003 - 17:07
Enviada por Mikel Sagarduy





El Rayo llega a Vitoria-Gasteiz sumido en una profunda crisis de juego y resultados que le condenan al penúltimo puesto de la clasificación con 18 puntos y 11 partidos perdidos. Fuera no ha empatado todavía, o gana o pierde. Curiosamente ha ganado más partidos lejos de su estadio, tres, que en el Teresa Rivero, dos. Es el segundo equipo más tarjeteado detrás del Atlético de Madrid.

Como marca la tradición Fernando Vázquez fue cesado antes de terminar la temporada y el Rayo ha pensado en Gustavo Benítez como su sucesor. El paraguayo es conocido en España por su doble etapa con el Racing de Santander. En la primera, salvó al equipo, pero los inefables hermanos Díaz, no le renovaron. En la segunda, a la siguiente temporada, y tras la destitución de Manzano, fueron a buscarle, se lo trajeron pero descendió al equipo. Hablamos de la temporada 00/01.

Benítez llegó a España de “campeonar” en Chile, dispuesto a practicar un fútbol ofensivo como pocos. Empezó la campaña 99/00 implantando un 4-3-3 que muy pronto tuvo que modificar dada la vulnerabilidad defensiva de su equipo y la cambió por un 4-2-3-1 o un 4-4-2. Por lo que se ha visto esta semana en los entrenamientos será el 4-4-2 el que utilice para ordenar a su equipo en Mendizorrotza.

De los cuatro vascos que hay en el Rayo con Vázquez en los últimos partidos ninguno era de partida. El domingo pueden ser tres, Etxebarria, Corino y Azkoitia. Falta Bolo para formar el cuarteto que el año pasado tantos problemas nos causó con el 0-1 de Corino en Mendizorrotza y el penalti parado por Etxebarria, que volverá tras su suplencia debida a una cantada contra el Mallorca

En la línea de cuatro, el lateral derecho lo ocupará el joven Mario, que con 21 años ha irrumpido con fuerza del Rayo B, aprovechando la clara inclinación que Fernando Vázquez siente por la cantera. Es rápido y tiene buen salto de cabeza. Es además muy difícil de superar por su extraordinaria velocidad. En el lateral izquierdo, el argentino Graff cumple otro año de titular, a pesar de la competencia por su constancia. No es para nada brillante ni deslumbra por su calidad, pero cumple, no comete errores y es fiable.

Los centrales serán para De Quintana, Corino u Onopko. Los dos primeros van muy bien de cabeza en jugadas a balón parado, pero sufren y naufragan por velocidad. Corino lanza muy bien las faltas lejanas, como la del año pasado aquí que sirvió para firmar la permanencia del Rayo. De Quintana es el futbolista que más partidos ha jugado en primera con el Rayo. Onopko, por su parte, es más frío que los dos anteriores. Cuenta con gran visión en el marcaje, pero sufre de cintura.

En la medular, Benítez pondrá en la derecha a Julio Alvarez como titular indiscutible. Ya lo tuvo en el Racing y con Michel, en la izquierda, completan unas buenas bandas, muy aprovechables por los dos puntas. Ambos tienen mucha calidad para el desborde y de sus centros sacan rendimiento Bolic y Peragón, que serán los hombres más adelantados, sino de remate directo sí en forma de rechace.

A la izquierda Michel es un fijo para cualquier entrenador. Es la clave del equipo y lanza muy bien las faltas desde el borde del área.

En el eje Quevedo es indiscutible. Su llegada al área es mortal y de cabeza va muy bien, además posee un buen disparo lejano. Le acompañan Helder o Azkoitia. Es mejor que juegue el primero porque tiene menos calidad, menos llegada al área y es más defensivo. Arriba Bolic y Peragón. Es un acierto de Benítez el alinear a dos puntas porque Bolic estaba solo y desasistido. Es rematador y vive de las asistencias y de estar atento al rechace, por eso puede ser el gran beneficiado de la rapidez y del desborde de Peragón que con espacios es letal.



Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal