Glorioso-Rayo: Reflexiones personales tras el partido
RSS

04/2/2003 - 00:00
Enviada por fidel





Seguimos sin encadenar dos victorias seguidas. La cosa no tiene mayor importancia, salvo porque vuelve a poner en evidencia ese cierto fatalismo autosuficiente de quienes opinan que la situación del equipo no preocupa, porque de ahí se sale ganando dos partidos seguidos. Puede ser, y este domingo una victoria ante el Rayo hubiese permitido dar un salto de calidad en la clasificación, pero, de momento, este equipo no parece destinado a esas tranquilidades.

Bien es verdad que los puntos suman, y que se ha puesto algo más de tierra de por medio con las posiciones de descenso, pero el panorama sigue sin estar del todo claro, visto lo visto este domingo. Va a tocar sufrir.

El empate ante el Rayo es un tropiezo en la marcha del equipo. Publicábamos el otro día la clasificación liguera entre los trece equipos más bajos de la tabla, y veíamos al Glorioso arriba, con 21 puntos de los 24 cosechados en la primera vuelta. El Alavés trata de tú a los equipos de esa zona, saca sus puntos ante ellos, y dobla el espinazo ante la nobleza de la tabla. No creo mucho en eso de "nuestra liga" cuando se habla de determinados rivales, porque la liga tiene diecinueve rivales, y vale lo mismo un punto que otro, pero la vía de los hechos está demostrando que esta temporada el equipo sí que juega una liga aparte con equipos de clase media y con el proletariado liguero. ¿Es cosa de coco?, ¿casualidad? ¡Quién lo sabe...! El caso es que el Rayo es uno de esos equipos ante los que el Alavés suele sacar puntos, y el domingo se esfumaron dos. Oportunidad perdida.

Seguimos teniendo un equipo cojo por la izquierda. El otro día Mané tuvo que cambiar dos veces de posición a Begoña y sacrificar a Nacho para poner orden en esa posición. Tras el cierre del mercado, esta falta de alternativas por banda izquierda parece que va a ser un lastre para el equipo de aquí a final de temporada. ¿Por qué no se encuentran laterales izquierdos para este equipo? Vivimos desde hace tiempo bajo el "síndrome de Dortmund". Se abre el mercado, hay que reforzar el equipo, y aquí acaba llegando Ivan Tomic, un gran jugador por lo que pudimos apreciar en su momento, pero que viene a ocupar una posición en la que el club tiene o va a tener en breve varias alternativas, incluido un jugador del filial. ¿Es que no hay otras prioridades? ¿Es que no hay otros hombres en el mercado mundial que puedan ayudar a suplir una carencia endémica en el equipo? Le deseo lo mejor a Tomic, y espero que aporte las dosis de ambición que este equipo necesita, pero su fichaje no es, porbablemente, lo que este equipo necesitaba, al menos desde el punto de vista deportivo. Y, ¡ojo!, que la gente le va a pedir que rinda al nivel que lo hizo hace dos años, y este equipo no es el de hace dos años.

Por cierto, hay que felicitar al club por el dispositivo para limpiar la nieve y garantizar con ello la disputa del partido. Una nieve que impidió al equipo entrenar las jugadas de estrategia durante la semana, con lo que ello conlleva de perjuicio cara al partido (escribo esto sin que me de la risa, aunque cuesta...) y que igual hubiese impedido a Peragón, en la jugada del 0-1, desfilar por todo el campo con medio equipo albiazul observando las evoluciones del vallecano como quien ve un documental de National Geographic. ¿Impedir eso será también un tema de estrategia? ¡Vaya usted a saber!


Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal