Notas sobre el Aficionados-Gimnástica de Torrelavega
RSS

07/2/2001 - 08:24
Enviada por Nuria Zaldibar





El Aficionado venció gracias a la hábil aportacion del jugador catalán Epitié, que fue el protagonista del partido con sus goles. El resultado puede llevar a engano, los de Carrete maquillaron el partido al final, en el minuto 88 y posteriormente en los minutos de descuento, 93, ya que el colegiado otorgó la gracia de cuatro minutos más.

A partir de los tres goles albiazules, obra de Epitié, el fútbol y las
ocasiones firmaron su acta de defunción. El Aficionados marcó muy pronto (minutos 6 y 12) aprovechando los buenos quince primeros minutos que acostumbraba a realizar en cada choque y ahi cimentó su victoria. La Gimnástica hizo el ridículo en ese tiempo y jugó como al Deportivo Alavés no hay que jugarle: dejándole espacios para facilitar las contras de hombres rapidos como Epitié y Sigüenza (este çultimo no tuvo su día en Ibaia). El equipo cántabro dio la sensacion de pasar por completo del partido y mostró una indolencia impropia de unos hombres que tan buena competición copera han realizado y que aspiran a subir de categoría. En la segunda mitad el centrocampismo se adueñó del choque y solo la defensa visitante se empeñó en dar emoción al partido con sus constantes fallos que los albiazules, fuera del partido, no supieron aprovechar. Al final la zaga albiazul se sumó a la fiesta y los de Carrete pudieron maquillar un resultado que tuvo que ser mayor a tenor de su absoluta indulgencia.

Hay que destacar a un hombre como Epitié, que hizo tres goles a su manera, es decir, a la contra. Epitié no sabe desbordar ni jugar de espaldas ni remachar de cabeza, ni es un cazagoles, pero sabe correr con espacios y machacar al portero en las salidas. Que nadie se empeñe en otra cosa porque o no le conoce o no le entiende.

Ver siete goles en Ibaia es algo histórico y sobre todo sorprendente porque la Gimnástica solo habia encajado hasta entonces 12 tantos y se perfilaba como uno de los equipos menos goleados con una defensa de las más seguras de la categoría. Habia que tener en cuenta también que el filial albiazul es el único equipo de todas las categorías nacionales (1a, 2a, 2aB y 3a) que lleva la friolera de 14 empates. Con estos precedentes era difícil prever ese resultado pero se dio. Si alguien piensa que fue un partidazo se equivoca: el choque se terminó en el minuto 33 cuando Epitié hizo el tercer gol (el tercero de su cuenta particular).


Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal