Tomic, de nuevo el ídolo de la grada
RSS

19/2/2003 - 05:36
Enviada por Satur Vivas





Ha tenido que volver al Deportivo Alavés IVAN TOMIC para poner un poco de orden en el equipo. A las pruebas me remito. Ya fue el mejor del cuadro albiazul en su debut ante el Racing de Santander y volvió a serlo, a mi entender, junto a Helguera, Magno y Dutruel, ante el Villarreal.

El jugador serbio llega a Vitoria con hambre de fútbol. La inactividad de año y medio en el ostracismo al que fue sometido por Fabio Capello en la Roma, no se está notando estos primeros encuentros con su zamarra albiazul. Si acaso se le vio físicamente tocado en las postrimerías del choque ante el submarino amarillo, pero no creo que sea porque él esté mal sino porque derrochó un esfuerzo ‘extra’ necesario durante todo el choque. Al final tuvo un doble premio: el tanto de la victoria que supuso que el ‘Glorioso’ sumara tres puntos de oro y por otra parte la ovación que le tributó la grada de ‘Mendi’ en reconocimiento a su juego, su carácter y su gol.

No hacía falta, pues el yugoslavo, ya era uno de los favoritos de la grada durante su anterior estancia en Vitoria. Pero por si las moscas, en poco menos de 180 minutos de juego ya es el ídolo de la afición. Y lo más importante, el timón que necesitaba el equipo en el centro del campo. Por su fuera poco, su entrada en el equipo, esta vez ha sido rápida, nada más llegar y sin tener que demostrar a Mané absolutamente nada. No como hace dos temporadas, que el entrenador dudaba de su calidad hasta que tras muchos partidos se dio cuenta de que era lo mejor del equipo. Digo que su entrada en el equipo ha coincidido con un salto de calidad de otro jugador: LUIS HELGUERA. El cántabro, con continuidad, demostrará que tiene que ser titular indiscutible en este equipo. Si a Tomic y Helguera, se pueden sumar con eficacia y trabajo otros hombres como Pablo o Astudillo cuando vuelvan de sus lesiones y Magno, Ilie o Jordi, se incrusten en esa media punta con velocidad, el panorama del Deportivo Alavés cambiará radicalmente.

Y no lo digo de cara a los cuatro partidos siguientes, Depor, Madrid, Erreala y Barca, sino sobre todo después, que es donde el ‘Glorioso’ se jugará su posición en la tabla clasificatoria. Pese a lo que se nos avecina, me siento más optimista que hace dos o tres jornadas. Por una razón. Creo que se ha encontrado un líder y que contagiará al resto de jugadores.

Este optimismo no me hace olvidar algunas penas del equipo y del club, en general. En cuanto al equipo sigo pensando que nuestros laterales no andan finos, especialmente el flanco izquierdo. No está bien Llorens, pero él no tiene la culpa de los desaguisados de esa banda. Porque cuando él sube la banda, algo que hace, a mi juicio bastante bien, no hay compañeros que trabajen y le cubran las espaldas. Tampoco el dúo Geli-Edu Alonso está en su mejor momento de forma, aunque afortunadamente han mejorado.

En cuanto al club, creo que en el problema surgido con Oscar Téllez, está pecando de una falta de información hacia la opinión pública que hace desatar todo tipo de rumores tanto en los periodistas como en los aficionados. Nada tan sencillo como saltar a la palestra y dar datos de la situación física del jugador, si es que ese es el problema. Oscar dará su opinión este jueves, pero creo que se le está tratando de manera injusta. A menos que me lo expliquen. El club insiste en que no está apartado del equipo. Yo solo sé que le va a hurtar la posibilidad de jugar o al menos de ir convocado ante los grandes. Y eso puede redundar negativamente en su futuro como jugador. Sea cual sea el problema, quizá esta semana salgamos de dudas, lo que hay que intentar con todas las fuerzas es recuperar a un ex internacional apenas hace un año, que con un peso similar al de ahora, estuvo a punto de ir al Mundial de Corea y Japón.



Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal