Coruña 6 - Glorioso 0: Notas personales tras el partido
RSS

24/2/2003 - 00:00
Enviada por fidel





No ha podido ser más espectacular el inicio de la cadena de choques entre el Glorioso y los equipos de la zona alta de la tabla. Lástima que el espectáculo lo diese el rival... Un resultado de los que ya se ven pocos, y que tampoco es que se pueda decir que fuese muy injusto, puesto que por más que el Alavés tuviese el balón bajo su ¿control? más tiempo que el Coruña, la diferencia entre delanteros locales y defensas visitantes fue tan evidente que incluso pudo haber caído algún gol más para los de Irureta.

Y es que el partido no lo perdió el Alavés por la archicomentada y no por ello menos injustificable "falta de actitud", sino porque la defensa estuvo muy por debajo de las exigencias de una competición como la Primera División, donde se supone que están los mejores. Al equipo le hicieron goles de todo tipo, entrando por derecha, por izquierda y por el centro. De nada valió la primera media hora con intentos de crear juego, ocasiones como el tiro de Magno al larguero... la máquina en ataque del Depor destrozó al Glorioso. ¿Qué se puede decir ante Tristán, Makaay y compañía en racha? Este Alavés, poca cosa.

El caso es que, por haber, no hubo casi ni faltas, Y casi mejor, porque Tristán es tan listo que es capaz de lanzar un libre directo escorado al primer palo, y tiene la suerte de que la barrera salte, y de que el portero no llegue. Y no hubo faltas porque en la mayoría de los casos, los defensores albiazules no alcanzaban a sus contrapartes. El Alavés fue una madre, porque el niño que tenía enfrente no se dejaba coger.

El equipo reivindicó la figura de Oscar Téllez. Al madrileño le han colgado todos los sambenitos del mundo, ha tenido que montarse una rueda de prensa para explicar lo que sucede con él y para poner en su sitio un asunto que desde el club se estaba jugando más en el terreno de la semántica que en el de las relaciones humanas. En Riazor vi a más jugadores bajos de forma en la posición de central. ¿Qué pasa con Abelardo?, ¿está en un buen momento?, ¿cuánto pesa? ¿come bien? ¿Habrá que dejarle fuera del equipo por un "desarreglo capilar", como diría Mané? De Karmona no hablo, porque empezó el año como cuarto o quinto central, en una temporada que le llegó de propina -no porque no se la mereciese- y, en esas circunstancias, todo lo que está dando al equipo este año habrá que considerarlo también como una última aportación añadida a una amplia y satisfactoria hoja de servicios. El Téllez de hace dos semanas era internacional si lo comparamos con lo que vimos en Riazor.

Lo de Mané es caso aparte. Ha bastado una victoria y poner un poco de tierra de por medio con las posiciones de descenso para que vuelvan a aparecer las cosas raras que hace este hombre. Resulta que se lleva a La Coruña un jugador menos de los que componen habitualmente una convocatoria, debilitando así a priori al equipo. Para un equipo a cuyo presidente se le llena la boca cuando habla de la cantera, y que se marca como objetivo el subir a dos jugadores del filial por año -¿por qué no cinco, si hay cinco buenos?- el que no se tire del equipo B para completar una convocatoria es, cuanto menos, una incongruencia. Y es una falta de respeto al filial y, en general, a toda la base. Pero, ¡amigo!, es lo que hay.

Y no quiero terminar sin agradecer a la gente que hace Glorioso.net su colaboración en este proyecto, y a todos los que siguen día a día este medio su confianza en el mismo. La semana pasada se habló en diferentes estamentos de "página de aficionados", "intrusismo" y otras desconsideraciones hacia este proyecto. Como reza el proverbio macarrónico, "Qui Natura non dat, Salamantica non prestat", y la profesionalidad la marca el trabajo realizado en función de los medios disponibles, y no la descalifica el amor por aquello sobre lo que se trabaja. Gracias a todos.


Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal